martes, 27 de diciembre de 2011

UNA CIUDAD, UNA NACIÓN

El Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri vetó la Ley 4008 del 17 de noviembre de este año, la cual prorrogaba hasta el año 2017 el régimen de protección a 29 fábricas recuperadas que funcionan en la Ciudad de Buenos Aires, en función de una Ley que regía desde la gestión de Aníbal Ibarra (Ley 238). Con el apoyo de legisladorxs del PRO, la ley 4008 había ampliado el plazo para dar forma a la recuperación de las fábricas que desde fines de la década del noventa, demostraron la capacidad de resistencia de las personas excluídas del mercado de trabajo. En la Ciudad de Buenos Aires, protegía a más de 2000 trabajadorxs.
El Artículo 18 de la ley impulsada por Ibarra que dio marco a la recupración de las fabricas- en tanto bienes de “utilidad pública”- establecia: “Se tiene por abandonada la expropiación si el expropiante no promueve el juicio dentro de los tres (3) años de entrada en vigencia de la ley cuando se trate de bienes individualmente determinados, o de los cinco (5) años de entrada en vigencia de la ley cuando se trate de bienes determinados genéricamente. Cualquier prórroga a este plazo debe ser aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires mediante la sanción de una ley especial dictada al efecto.”


El decreto firmado por Macri, Rodriguez Larreta y Francisco Cabrera, es el 672/11; hace caer la prórroga y apunta al artículo sexto de la Ley 4008 que establece la conformación de una mesa que reúna a representantes del Ejecutivo, legisladores, al ministro de Desarrollo Económico y un representante por empresa. Son 83 las leyes que lleva vetadas Macri en apenas cuatro años. Casi todas contaban con el respaldo de los diputados del PRO. El resto de los bloques intentará volver a sacar la prórroga adelante pero para lograrlo necesitan el voto de dos tercios de los legisladores.
Lxs representantes de las fábricas recuperadas están moviéndose para resistir y torcer este rumbo que ya se viene padeciendo en la Ciudad de Buenos Aires en desprecio de lo público al servicio de las demandas sociales y la inclusión.

Entre otras, Macri ha vetado :
Ley Nº 2566, de Producción pública de medicamentos.
Ley 2973 de Emergencia Habitacional
Veto parcial que permite desalojar a las familias que ocupan viviendas en la traza de la ex AU 3, entre Belgrano y Villa Urquiza. El gobierno porteño tiene un plan para vender esas tierras para emprendimientos inmobiliarios.
Ley 3298, Creación del Comité contra la Tortura (el primero fue presentado en 2008 y aprobado por mayoría en la Legislatura y plantea la creación de un mecanismo de
monitoreo está destinado a prevenir torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en los lugares de detención e internación públicos y privados, por medio de visitas periódicas).
Ley 3332 (Decreto Nº 86/10 B.O 26/01/10): LIBRETA DE SALUD DE NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES - CONTROL SANITARIO - MÉDICO - MINISTERIO DE SALUD;
Ley 3369 Decreto Nº 102/10 B.O 27/01/10: CREACIÓN - OFICINA CONTRA LA TRATA DE PERSONAS- Ley 3586 - Proceso de Descentralización en Comunas - Encuentros de Formación y Capacitación Pública
Ley 3700 - Números de Emergencia de la Ciudad, llamadas Gratuitas
Ley 3654 - Prórroga de emergencia habitacional por 3 años
Ley 3721- Programa de Inclusiòn Laboral para Jóvenes en situación de Vulnerabilidad Social


En otra senda…

Según informa el Ministerio de Trabajo de la Nación, en nuestro país hay 300 fábricas recuperadas con 20 mil trabajadores. El 80% de ellas son producto de quiebras y hubieran desaparecido si no hubiera sido por la resistencia de lxs trabajadorxs. La norma que se aprobó en el Senado el 1ro. de junio de 2011 (Ley 26684) y que modifica la ley 24.522 de Concursos y Quiebras, es un instrumento que va a permite participar desde el comienzo, para que ese valor no sea solamente pensado desde lo económico-financiero, sino desde la producción. Contó con el apoyo del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores.


Por esto Luis Caro, del Movimiento de Fábricas Recuperadas, agradeció a la Presidenta de la Nación en el momento de promulgar la ley : “Ella es la que impulsó el proyecto”. Indicó que “20 mil obreros han recuperado el trabajo a través del Movimiento de Fábricas Recuperadas. A partir de la Ley de quiebras, los trabajadores van a poder seguir trabajando en las empresas, y adquirirla al final del proceso”.
Entre las principales modificaciones aprobadas se incluye la posibilidad de la continuidad de la producción de la firma a través de lxs propios trabajadorxs, siempre que manifiesten la voluntad de hacerlo, aún cuando la cooperativa de trabajo esté en formación. Lxs trabajadorxs tendrán prioridad para hacer una oferta y que se les adjudique en forma directa los bienes mediante sus créditos laborales. Por ejemplo: cuando la deuda que tenga la empresa con los trabajadores por aguinaldos, vacaciones, salarios adeudados e indemnizaciones calculada al 100% (hasta ahora se calculaba al 50%) equivalga al capital, el juez podrá adjudicárselas directamente, independientemente de la voluntad del empleador, evitando el cierre de la empresa y asegurando la fuente de trabajo.
Además, durante la quiebra no se suspenderán los intereses de los sueldos no abonados, sino que se actualizarán hasta la fecha de pago efectivo. Esta operatoria pone en igualdad de condiciones las deudas contraídas por la empresa con los trabajadores y con los acreedores prendarios.
Las fábricas y cooperativas recuperadas han demostrado que pueden duplicar su producción, ser rentables para quienes las sostienen con su trabajo y administración, y con su existencia, desafían una lógica. Para un modelo con inclusión, trabajo digno, mercado interno, solidaridad social, son, como lo expresa Eduardo Montes, referente de la Cooperativa Gráfica Patricios, en la cual funciona Radio Gráfica, un medio comunitario, “protagonistas”.

Mauricio Macri fue ratificado en la Jefatura de Gobierno de una Ciudad que expresa la resistencia más rancia a este modelo de solidaridad social que encabeza el kirchnerismo. Y también, por la desidia, el desinterés de muchxs que miran sin ver, repiten sin flitro lo que los medios que apañan al ingeniero vetador dicen – de lo contrario, ¿cuánto costo político habrían representado los coletazos de los derrumbes, los muertos de Beara, el gimnasio de Villa Urquiza, las torturas a los internos del Borda?- y…por una tradición de más de 200 años de dar la espalda a un país que aún trata de crecer.