lunes, 12 de junio de 2017

Una foto de Vero

Días intensos, de tremendas noticias.
La partida de Vero Marzano nos dejó conmocionadxs a quienes la conocimos, la admirábamos, esas insustituibles, por las que con más energías seguimos militando el feminismo que es, después de todo, una cuestión de justicia social.
La fuerza enorme de su madre, su esposa,su gente más próxima, que desde la tristeza, remarca sin embargo su alegría y se rehace para seguir abriendo caminos amorosos, como ella lo hizo.
Al otro día de saber la noticia, tan inesperada, participé en una Jornada por una Universidad Feminista en la Facultad de Filosofía y Letras, representando al Programa Contra la Violencia de Género de la UNSAM, equipo en el cual dejó una impronta inolvidable. La conmoción hizo dudar si podía ir. Pero había que estar, era la mejor forma de honrar su paso por nuestras vidas y espacios. Y claro que valió la pena. Pensándola, nombrándola por si quienes son más jóvenes o no habían tenido la suerte de cruzarse con ella, no sabían. Con la emoción que por momentos podía hacer trastabillar las palabras. Desde los tiempos de la Revista Baruyera admiraba la profundidad de sus reflexiones desde la perspectiva lesbiana feminista, así como la red para apoyar la legalización del aborto, la línea por el misoprostol, el Congreso con las Madres en el Congreso. Después, su tarea en el Consejo Nacional de las Mujeres, con Victoria Montenegro, para articular el trabajo de la Red Interuniversitaria con las políticas públicas cuando terminaba una etapa crucial de nuestro país. El Frente por la Igualdad Hilda Torres. Los cruces en la UNSAM y en la calle, ahora, más cercanas las militancias. Cuesta imaginarse todo lo que todavía faltaba aprender de ella.


Seguro, ahora hubiera estado festejando la resolución que concede la libertad a Higui, injustamente detenida durante siete meses por defenderse de esas "vilaciones correctivas" a manos de diez "machos". Una piba que enfrentaba todo tipo de ataques por ser lesbiana. Su situación, encarcelada por defenderse, agravada por ser una piba de barrio, es decir, sin esa visibilidad que otorgan otras cosas como la extracción social, por ejemplo, motivaron una enorme movilización feminista y lesbiana - siempre más invisibilizable que otras, y por los mismos patriarcales motivos - que desarrolló actividades, marchas y acciones como un partido de fútbol frente al Congreso de la Nación- como los que Higui pronto volverá a jugar- y que la está liberando.
Higui ahora sale en libertad,y para su definitiva excarcelación falta poco.

Luchar vale siempre la pena.

Pensaba en todo esto cuando encontré en la red esta imagen de Gaspar Galazzi(gracias),que muestra a Vero durante la última movilización #NiunaMenos, a la vanguardia, con las pibas, con la imagen de Higui, con el FPV, marchando. Nada más que decir, salvo gracias, Vero por tanto. Vamos a seguir militando.

viernes, 2 de junio de 2017

El escrache inmaterial

Arte, espacio público y acción política

El escrache inmaterial

Por Martín Bolaños*

Comentario sobre las proyecciones realizadas en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires por los grupos GAC y Proyecciones Nómades en el contexto de la manifestación multitudinaria del 10M en repudio a la reducción de penas otorgadas a genocidas condenados por delitos de lesa humanidad cometidos durante y posteriormente a la dictadura cívico-militar argentina (1976-1983).


Dice Boris Groys, en un capítulo de su libro Volverse Público, que “la instalación, en tanto procedimiento artístico, opera como un modo de privatización simbólica del espacio público”. Esta escandalosa sentencia queda pronto aclarada cuando precisa que lo que se pone en cuestión es la ambigüedad política del rol del artista, que no es sino una forma derivada de la ambigüedad implícita en concepto moderno de libertad política.
Desde hace mucho tiempo sabemos que no puede existir libertad sin norma, ni norma válida sin libertad. Para que exista la libertad tiene que haber algún tipo de contraste. La libertad absoluta e ilimitada no podría vivirse sino como un extraño caso de determinación. Debe haber un acto autoritario de restricción de lo posible, para que la libertad social se haga presente.
Pero ¿quién ejerce ese acto? ¿Quién es el que diseña esa contradictoria norma que da origen a la libertad? En la política es –o se supone que es- el pueblo en tanto soberano (1) . ¿Y en el arte?
En el caso del museo, la galería o el circuito de exhibición, existe un espacio cerrado, previamente privatizado dentro del cual cualquier cosa que ocurra será vivenciada en términos de arte. Pero tanto las obras ahí contenidas como sus espectadores parecen sufrir una situación de encierro. Como sugiere la artista alemana Ito Steyerl en sus obras y ensayos, las instituciones de arte son unidades penitenciarias. Basta reparar en la cantidad de dispositivos de seguridad, incluidos policías y guardianes, que custodian los museos. En otras palabras, en un lugar donde todos los roles están guionados, queda poco margen para la sorpresa. Por eso el arte se siente incómodo y asume su poder político.
Para liberar este universo, para “volverlo público” al menos dentro de sus límites, debe existir una mediación, una habilitación que permita al artista inscribir su acción dentro de un sub-espacio, que es el espacio de significación de la “obra”. Según Groys, esa es la función del curador, encargado de “desprivatizar” el espacio semiótico de la galería, el museo o lo que fuere, dando permiso al artista para “reprivatizarlo” en nombre de la fuerza soberana del arte.
En el caso del escrache no hay tal espacio de exhibición. La calle es un ámbito extraño, territorio en disputa permanente, inestable, que tensiona un espacio de fronteras móviles en perpetua renegociación. Lo que instituye el escrache es un campo de visibilidad –que en el fondo es un campo de batalla político.
En este nuevo espacio ya no hay roles prediseñados; no hay, por ejemplo, espectadores: en el escrache todxs son activistas. Lo son tanto el individuo o institución escrachada como quienes ejecutan el escrache; pero también quienes se ven apelados por esa acción: los transeúntes en tanto repentinos participes de una puesta en escena que hace visible la actualidad del conflicto.
Los escraches responden a la pregunta sobre qué pasa cuando el artista en lugar de “privatizar” un espacio de visualización, lo “estatiza”, lo vuelve a convertir en un espacio público. Este gesto, además de una afirmación soberana, se transforma en una acción emancipadora. La acción simbólica recupera su actividad política en el horizonte de la memoria y el sentido social.
Las proyecciones emitidas sobre la Catedral de Buenos Aires durante la manifestación masiva del 10 de mayo –realizadas en conjunto por los colectivos artísticos GAC y Proyecciones Nomades -plantearon, entre muchas otras, estas reflexiones en torno a lo político, a la acción simbólica y al status del arte en tanto legislador instituyente de un espacio político. Un espacio, que, al ser político, articula lo simbólico con lo material. En el caso de los escraches, no hay nada más material que la muerte.
SIn siquiera tocar la superficie o el soporte físico del escrache (paredes detrás de las cuales se “bendecían las armas”) este modo de escrache inmaterial inscribe con rayos luminosos una ley que estatiza la memoria y derriba los muros mentales que retienen a la sociedad en el momento del trauma. Se trata de una ley inversa a la “privatización” artística de público señalada por Boris Groys.
Las resonancias simbólicas de la proyección (como técnica de visibilización) se remontan a la antigüedad, cuando los poetas narraban las desgracias de dioses y mortales aprovechándose de las sombras que producían los fuegos de las lámparas. Hacían así visibles las figuras fundantes que cantaban las leyendas. Las volvían públicas. Estatizaban el Olimpo y sus inmortales presencias mediante historias tejidas en sombras y luz.
Tal vez por eso las multitudes que desfilaban bajo los frisos liberados de una institución que optó por la clausura de su propia mente, se detenían a fotografiar con los celulares–es decir, a trabajar la luz con más luz- haciendo propagar la escena, ubicándola en un nuevo espacio de circulación global.
Tal vez por eso, también, la reposición de un espacio local se extendió a través de océanos globales de virtualidad; en cada acción liberadora, se reitera el acto soberano que activa esta espacialización material de la justicia.(3)


Referencias:

(1)Soberanía en tanto capacidad de un individuo o conjunto social de sancionar una legislación o norma válida.
(2) Proyecciones Nómades, grupo integrado por las artistas Mariana Corral y Guadalupe Pardo, desde 2014.
Realiza intervenciones de sitio específico con video-proyecciones de corte social y político en espacios públicos urbanos y naturales.
https://www.youtube.com/watch?v=Z-94mnR5BcA&feature=youtu.be (Link a video de 2x1)
https://proyeccionesnomades.wordpress.com/2015/03/25/en-construccion/
https://proyeccionesnomades.wordpress.com/2015/03/25/espacios-extirpados-avatares-en-hormigon/
https://proyeccionesnomades.wordpress.com/2015/03/25/meteo/
GAC -Grupo de Arte Callejero- formado en 1997, colectivo que cruza la producción artística con el activismo de DDHH y la denuncia de las políticas neoliberales en Argentina. https://grupodeartecallejero.wordpress.com
(3)La justicia solo es tal cuando se materializa como acción concreta

* Calando la Piedra agradece a Martín Bolaños, Licenciado en Filosofía, compañero investigador, artista, docente, militante, entre muchas otras cosas, la gentileza de ceder este artículo.

martes, 30 de mayo de 2017

Lo que el macrismo no puede absorber: Cristina

Tiempos duros estos de poner el cuerpo y poner fuerza para no sucumbir ni marearse con esas trompadas morales de las que hablaba un actor con las que te despertás y te desayunás, sin respiro, desde que el macrismo llegó a la Rosada.

Cuántas palabras se quedaron sin escribir en este pequeño espacio para decir no a lo injusto, como la constante violencia institucional, la imperturbable política de hambre y de hipoteca de nuestro futuro en una deuda externa que no cesa de crecer. Y que no va sino a los negocios de siempre, bien conocidos, de banqueros y de funcionarixs que sin atragantarse insisten con la persecución judicial y el linchamiento mediático de toda oposición. El Presidente y su entorno, salpicados por cuanto desfalco y estafa sale a la luz - ¿y cuánto no sabemos todavía? - se solazan con papelones diarios y desfiles militares. Con la férrea defensa de prácticamente todos los medios masivos, se ríen en la cara hasta de la fecha patria porque tras poner como garantía de deuda por decreto los recursos naturales, saquear lso fondos de las jubilaciones, fundir la industria y perdonarse la deuda del Correo por decir nada más dos o tres episodios, equivocarse en una fecha o no saber qué decir en un brindis con un mandatario extranjero, es apenas un detalle de color.

En el año electoral y mientras nos estamos aferrando a la defensa de lo que es nuestro, el Estado, la tierra, los derechos adquiridos, y hasta la vida misma para quienes mientras escribo duermen en la calle o van a comer a algún lugar solidario, la posibilidad de que Cristina F. de Kirchner regrese encabezando una lista en la Provincia de Buenos Aires agita las aguas. Hay quienes resisten dentro del peronismo su candidatura y vienen desde hace tiempo, disputando la representación del espacio que hasta diciembre de 2015 significó la barrera de contención para la avalancha reaccionaria y vengativa que estamos sufriendo. Esa que destroza cada medida acertada a favor del pueblo, esa que cercena nuestro derecho a protestar por los despidos y la destrucción de la educación pública o la prisión injusta de Milagro Sala, que cumple 500 días de secuestro en una Jujuy impresentable. CFK era esa barrera contra el macrismo que ha podido captar y cooptar bajo eufemismos de gobernabilidad, la voluntad de senadores y diputadxs que no dudaron en votar el pago infame a los fondos buitre. La misma reacción vestida ahora de nuevos modos y tretas, presiona como los apropiadores mafiosos de Papel Prensa lo venuan haciendo con cada gobierno democrático hasta que llegó Néstor Kirchner y los esrachó en uno de sus primeros discursos. No todo dirigente político está a la altura de la responsabilidad histórica de la que habló Cristina en la esperada entrevista del jueves pasado.

En el programa Marca de Radio, en charla con Eduardo Aliverti, fue el maestro Horacio Gonzalez quien a mi juicio, mejor definió lo que significa este momento crucial para el campo popular, para ese movimiento que suele tener distntos liderazgos, y que si bien se sostiene en estructuras partidarias complejas -entre otras cosas por necesidad de reproducirse a sí mismas cristalizándose, anquilosándose - excede ampliamente las mismas.Ese movimiento tiene una líder indiscutible que paradójicamente, está dentor y afuera a la vez, del sistema político tal como lo solemos pensar. La política, sabemos ya, es más que eso.
Y quienes hablan de ganar,el asunto crucial es el para qué.

CFK habló de ese para qué, y de tal responsabilidad de la representación política.

Dijo H. Gonzalez por eso> "Si no estuviera ella todos los demás serían absorbibles por el macrismo"

jueves, 11 de mayo de 2017

Discurso de la Plaza del NUNCA MÄS:NINGÚN GENOCIDA SUELTO


Foto de Eitan Abramovich AFP



En esta jornada histórica, el Pueblo y los Organismos de Derechos Humanos reunidos en esta plaza decimos bien fuerte NUNCA MÁS.
NUNCA MÁS genocidas sueltos. NUNCA MÁS terrorismo de Estado.
NUNCA MÁS privilegios para los criminales de lesa humanidad.
NUNCA MÁS torturadores, violadores y apropiadores de niños.
NUNCA MÁS impunidad.

No queremos convivir con los asesinos más sangrientos de la historia argentina, ni que nuestros hijos y las futuras generaciones tengan que hacerlo. Nuestro pueblo, ejemplar durante tantos años en su defensa de la memoria, no merece ser condenado al olvido.
El miércoles pasado, cuando la Corte Suprema de Justicia aprobó por mayoría el vergonzoso fallo que beneficia con el 2x1 al genocida Luis Muiña, abrió la puerta a la impunidad.
Los responsables de tamaña decisión son los jueces Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco. Al día siguiente del fallo, los abogados de los represores se agolpaban en los tribunales para pedir el privilegio para sus defendidos.
Hay que recordar que el 2x1 fue una ley que sólo estuvo vigente entre 1994 y 2001 y que nació como una necesidad para descomprimir la situación en las cárceles, por entonces superpobladas de personas privadas de su libertad sin sentencia, por demoras de la propia justicia.

Hasta hace una semana, era indiscutido que esta ley no regía para los crímenes de la dictadura, ya que no estaba vigente durante su comisión ni durante su juzgamiento.
Que quede claro: los delitos de lesa humanidad no son delitos comunes, no prescriben y no son anmistiables. La Corte Interamericana de Derechos Humanos niega la posibilidad de aplicar beneficios como el 2x1 a estos crímenes atroces, tal como señalaron los jueces Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, que votaron en disidencia.
Los genocidas, a 41 años del golpe, siguen sin confesar el destino de nuestros hijos e hijas. Y todavía hay más de trecientos hombres y mujeres que viven bajo una identidad falsa. Todos nosotros continuamos buscándolos.
La Corte pretende soltar a Jorge “El Tigre” Acosta, jefe del grupo de tareas de la ESMA; a Alfredo Astiz, famoso mundialmente por desaparecer a las Madres de Plaza de Mayo y a las monjas francesas; a Miguel Etchecolatz, mano derecha de Camps, asesino de la Noche de los Lápices y apuntado por la segunda desaparición de Jorge Julio López; al capellán Von Wernich, culpable de secuestros, tormentos y homicidios y, aun así, nunca expulsado de la Iglesia Católica. Y también pretende liberar a cientos de genocidas más que caminarían por las calles al lado nuestro, al lado de todos ustedes.
Madres, Abuelas, H.I.J.O.S., Familiares, sobrevivientes, las víctimas del terrorismo de Estado, debimos esperar muchos años hasta tener respuestas del poder judicial. Siempre luchamos respetando la ley, nunca hicimos justicia por mano propia. Por eso, este fallo es un insulto a nuestra historia.
Los apropiadores de los nietos y nietas están pidiendo la libertad anticipada, sin haber purgado sus condenas por los gravísimos delitos que cometieron. Y esto no sólo es riesgoso para nuestros nietos sino para toda la sociedad.

Estamos hablando de los responsables del genocidio, de asesinos que terminaron con las vidas de miles de hombres, mujeres y niños, que desaparecieron sus cuerpos, tirándolos al río en los vuelos de la muerte o enterrándolos como NN en fosas comunes.
Estamos hablando de violadores de mujeres, de embarazadas; de carceleros que hicieron parir a nuestras hijas encadenadas, en salas de tortura, y que luego se robaron a sus bebés; de ladrones de niños que hasta hoy les ocultan su origen.
Estamos hablando de los que volvieron a desaparecer a Jorge Julio López; de militares, policías y civiles que perpetraron los crímenes más aberrantes de nuestra historia.

Afortunadamente, la sociedad ha reaccionado con firmeza. Numerosos jueces rechazaron los pedidos de reducción de pena y excarcelación a muchos de los represores condenados por delitos de lesa humanidad. Hoy mismo, los legisladores aprobaron una ley que busca frenar la aplicación del 2x1 a genocidas y represores. Estas decisiones nos llenan de esperanza y gratitud. Necesitamos que los representantes de los tres poderes del Estado tomen el reclamo del pueblo reunido en esta plaza. Que cada uno desde su espacio realice las gestiones y acciones pertinentes para dar vuelta este fallo antidemocrático y pro dictadura.
Por eso, este acto hoy nos convoca a todos y todas. Los organismos de derechos humanos no estamos solos como en épocas aciagas. Nos acompañan referentes de la cultura, del deporte, de la educación, de las organizaciones sociales y sindicales, de distintos signos políticos y partidarios. Pero, fundamentalmente, acá está el pueblo. Un pueblo más sabio, más comprometido, más fuerte para resistir a estos embates que nos retrotraen a un pasado siniestro y que quieren consolidarse como presente y futuro.
Porque lamentablemente la dictadura no es un hecho de un pasado lejano. Los hijos, los nietos, los bisnietos del pueblo argentino serán afectados con estos nuevos vientos de impunidad.
Sabemos que la democracia se construye entre todos, todos los días.
Sumemos fuerzas en esta lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia.
Que la corporación judicial nos escuche, porque no claudicaremos en nuestro reclamo nacional e internacional por la defensa de los derechos conquistados.
Porque haremos oír nuestra voz en todo el mundo. Aquí estamos, en esta plaza y en las plazas de todo el país, alzando nuestra voz contra el olvido, para poner un límite a esta provocación y gritar, con toda la fuerza:


SEÑORES JUECES: NUNCA MÁS. NINGÚN GENOCIDA SUELTO.
30 MIL DETENIDOS-DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!


Abuelas de Plaza de Mayo
Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH)
Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) La Matanza
Asociación Buena Memoria
Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)
Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte
Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas
Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz
Fundación Memoria Histórica y Social Argentina
H.I.J.O.S. Capital
Liga Argentina por los Derechos del Hombre
Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora
Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH)


miércoles, 10 de mayo de 2017

jueves, 4 de mayo de 2017

Impunidad y violencia de género


La noticia del otorgamiento del beneficio del 2x1 por parte de la Corte es un indulto encubierto a genocidas condenados gracias a la lucha popular y sobre todo de los orgnaismos de derechos humanos, en especial, Madres, Abuelas y luego HIJOS, que se conformaron en tiempos de impunidad y apelaron al escrache para mantener la memoria y lograr la condena social de los responsables y la condena de los crímenes de lesa humanidad Ahora los socios de la dictadura cívico militar clerical como dice Taty Almeida y como lo documentara Emilio Mignone en su célebre “Iglesia y Dictadura”, que llegaron al gobierno con el voto popular en 2015, asestan un golpe tremendo a la democracia y a toda idea de institucionalidad. El control de la Corte mediante los jueces afines a Clarín representa un escándalo, cuyo indicio veníamos vislumbrando, desde la prisión injusta de Milagro Sala y la de otrxs presxs políticxs en Argentina.
No extraña que vivamos tanta violencia de género si no se ha realizado una profunda reflexión y reparación – en el sentido de la justicia pero también de disputar imaginarios culturales- si quienes violaron sistemáticamente a detenidas, les arrebataron a sus hijos después de obligarlas a parir maniatadas y tabicadas, entre insultos, después de torturarlas y reducirlas a cuerpo objeto, para después tirarlas vivas al mar desde un avión o fusilarlas, despedazarlas a balazos en enfrentamientos fraguados y ocultos por la prensa cómplice, pueden volver a sus casas sin haber pedido ni siquiera perdón ni haber aportado ningún dato sobre lo que hicieron con los cuerpos de lxs desaparecidxs o lxs niñxs apropiadxs.
Estamos ante un escenario muy difícil y creo que es necesario vincular directamente esta impunidad con la que protege a feminicidas hoy, y atender y cuidar la institucionalidad y la convivencia democrática esencial para poder tener derecho a la vida y a la libertad, a no ser constantemente violentadas. De nosotras depende, dejar pasar tamaños atropellos.
Un ejemplo clave, son Ellas, esas mujeres del pañuelo blanco.

NO perdonamos, NO olvidamos NO nos reconciliamos.

miércoles, 3 de mayo de 2017

2x1



 
2x1

"Sobre los resortes de un colchón la violaron y torturaron toda la noche. Estaba embarazada. Alguien la escuchó llorar, pedir por favor, hasta que nadie la escuchó más. Alguien por la mañana le alcanzó un pedazo de pan".Tuve que salir de la sala de los tribunales con una mezcla de ahogo y náusea, y al volver, ya no pude quitarle los ojos de encima a esas bestias asesinas.
40 años de espera para que se haga justicia, 40 años de juntar pruebas y testigos, 40 años de revivir una vez y otra el relato, 40 años sin el menor gesto de venganza, para que hoy vengan estos hijos de puta a desconocer semejante costo como si se tratase de una ganga. 2x1". #cortesuprema 

(Cintia Schenquerman)

"Recordaba hoy el miedo y la impunidad que sentí cuando a una semana de mi declaración en el Juicio de las Juntas, allá por 1985, se me aparecieron dos represores de la ESMA (Donda y Azic), caminando libremente por Callao y Bartolomé Mitre, y me recordaron sobre mi secuestro y estadía en ese Centro Clandestino de Tortura y Exterminio.
Macri lo hizo..." (Carlos Muñoz, sobreviviente de la ESMA)


"Me pasé buena parte del día explicandole a amigxs, compañerxs y familia lo inexplicable. Algunxs aullaban de bronca y tristeza, literalmente. Cuando tenia 16 años me acerqué a una Madre de Plaza de Mayo y cuando me abrazó, a mi se me llenaron los ojos de lágrimas. Ella me miró y me dijo algo así como no es tiempo para llorar, hay que salir a luchar. Me acordé todo el día de eso, aunque llorisqueé también por ella, que otra vez va a ver a los genocidas libres. Hay que juntar los pedacitos de nuevo, amuchar la rabia y la tristeza y reconvertirla en lucha. Lo mismo de casi siempre, bah."( Ana Pipi Oberlín, H.I.J.O.S.)"

"2 x 1 a los genocidas, fallo de una Corte Suprema de Injusticia. Festeja Cambiemos la complicidad de la Iglesia Católica. Ahora los quiero ver a los radicales pro defendiendo semejante salvajada, tremendo golpe institucional a la memoria y la libertad. Ahora te quiero ver a vos salir a pedir Justicia en un país donde los más terribles asesinos obtienen el beneficio. Ahora reconciliate. Explicale a tus hijos y nietos que sos cómplice. Por todos nuestros compañeros detenidos-desaparecidos, por los miles de asesinados, por los niños robados, por los exiliados y los presos políticos: NI UN PASO ATRÁS !!!"(Sofía Rossi, hija de detenido desaparecido).


No olvidamos 
No perdonamos
No nos reconciliamos

domingo, 30 de abril de 2017

Comunicado/Poesía de Estudiantes de Artes de UNSAM para Erradicar la Violencia Contra las Mujeres y otros Géneros por Luciana Papazian



La televisión no te llama por tu nombre
la tinta de esos diarios no escriben tus sueños,
en las radios no se ve tu corazón,

El estado no te busca porque no te conoce.

En la televisión
en la tinta de los diarios
en las radios
en el estado
hay gente
que no te conoce

La televisión
la tinta de esos diarios
las radios
el estado
no te quiere como sos

En la televisión
en la tinta de esos diarios
en las radios
en el estado
no entran las palabras de tus días
los pasos de tu danza
el barro de tu conurbano
tus pensamientos
tus deseos,
tus sonrisas

Nosotres te conocemos por la televisión
el diario
la radio
el estado
que
no te conocen

Decidimos
apagar la televisión y documentar nuestra realidad con otras cámaras.
Reescribir con otras tintas los diarios
Danzar en el cemento del estado para que se quiebre.
En la historia los estados abstractos cementos se quiebran
porque no hay cemento que no se rompa con la danza de un cuerpo humano
no hay cemento que no se quiebre por el movimiento
de las mujeres, las lesbianas, las trans, las travestis, y de los hombres que renuncian a sus privilegios.


Decidimos
utilizar nuestras voces
nuestras metáforas.
Nuestra poesía; también es la política
y el estado no es metáfora,
tiene nombre.



Nosotres
Estudiantes de Artes de la Universidad Nacional de San Martin,
exigimos al gobierno de Mauricio Macri,
al gobierno de Maria Eugenia Vidal y las instituciones policiales de la provincia de Buenos Aires,
al Consejo Nacional de las mujeres,
hacerse cargo de las políticas de estado
para erradicar
las violencias contra las mujeres y otros géneros.


JUSTICIA POR ARACELI FULLES


28 de abril de 2017.

Luciana Papazian