lunes, 2 de noviembre de 2015

Las puertas de la libertad : Por el Plan FINES, voto a SCIOLI


Hoy escribo como la docente que soy. Profesora de Filosofía. Me formé en la universidad pública y gratuita. Entre otras cosas, trabajo en Fines Segundo Ciclo en una sede de Villa Lugano, CABA. Estoy orgullosa de ser parte de esta política pública que reconoce un derecho adquirido de tantas personas excluidas del sistema educativo por diversos motivos, entre ellos, socioeconómicos.
Este programa ofrece no solamente la oportunidad de tener el título secundario y así, un mejor trabajo, sino también el empoderamiento que se da durante el proceso en cada unx de estas personas. En el caso de mi materia, es una ventana al pensamiento crítico.
En los años de gestión macrista en la CABA, lxs docentes cobramos tarde nuestras horas - el cobro depende de las jurisdicciones pese a que los fondos provienen del Ministerio de Educación-  y se dificulta burocráticamente la marcha del plan, pero es una realidad.
Funciona a pesar de estas trabas porque es una iniciativa inclusiva y nueva que hace justicia. 



En provincia de Buenos Aires ya han anunciado el cierre del programa - el PRO que se alzó con el triunfo en esa jurisdicción considera a la educación pública un gasto- como también de otros que permiten la continuidad de los estudios para muchxs jxvenes, a partir del 31 de diciembre.
En la CABA puede ocurrir lo mismo, y en todos los distritos.
En todo el país se puede desmantelar el sistema que nos hemos acostumbrado a tener, gratuito como es. Un sistema que se ha visto fortalecido por la alfabetización tecnológica a traves de las netbooks, que se completa con los contenidos del Canal Encuentro del Ministerio de Educación. Que abre oportinidades de acceso a nuevas universidades públicas y gratuitas.
 Depende de todxs defender ese derecho a la educación que es cuidar el desarrollo , que permite elegir proyectos de vida.
Este derecho como tal les pertenece a lxs argentinxs, pero está seriamente amenazado.
Vamos a decidir si adherimos a una concepción del Estado como garante de derechos donde la educación es una inversión o si adherimos a otra concepción, donde el Estado es prescindente - sólo garantiza negocios- y por eso sostener la educación pública es un gasto.
La educación será un privilegio para quienes puedan pagarla si gana el PRO el 22 de noviembre.
Defendamos FINES  que, como sabiamente dice una estudiante, representa para tantxs argentinxs y para nosotrxs como país, "las puertas de la libertad".