domingo, 8 de mayo de 2011

Recuperar Buenos Aires


Tenemos un lujo de precandidatos a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Amado Boudou, Daniel Filmus o Carlos Tomada representan capacidad de gestión, responsabilidad y compromiso con los habitantes del distrito más rico y más dificil.Y compromiso con nosotr@s implica trasladar la gestion transformadora del Gobierno Nacional- que no deja de ir por más- liderada por Cristina Fernández de Kirchner.
Desde hace cuatro años, la gestión macrista ha desplegado un abanico de calammidades: la represión de las personas en situación de calle a puntapiés y pistolas tauser, el desmantelammiento de programas sociales, el pulular de negociados inmobiliarios, la sordera frente a las protestas y reclamos de estudiantes, docentes, trabajadores que se movilizan para defender lo público que es de tod@s.
Entes innovadores, como el Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes creado de la mano de la Ley 114 durante la gestión anterior, debía plasmar otro paradigma superador del tutelar -hablamos de considerar sujetos de derecho y no objetos de tutela judicial a l@s pib@s-, así como fortalecer una red de defensorías barriales en ese sentido. En su lugar, se cuenta con un organismo vaciado de contenido e impresentable: el reciente escándalo de su página web y el pedido de renuncia a la Presidenta, han coronado una sucesión de desaciertos.
Los hospitales públicos están en emergencia: sin insumos, con esperas interminables para conseguir un turno, con cierres de centros de atención primaria barriales. Le cuesta la vida a "Sapito" pero también a chiquitos, mujeres, viejos, de quienes no hay registros, que vienen acostumbrad@s desde hace demasiado a vivir indignamente y no merecer consideración alguna. Programas de salud adolescente que se venían desarrollando desde la gestión ibarrista se tornaron imposibles de cumplimentarse por la falta de profesionales en los servicios.
Las escuelas no solamente se caen a pedazos, reducen grados, carecen de mantenimiento y servicios básicos, sino que las medidas de fuerza de l@s trabajador@s de la educación apoyadas por la comunidad educativa, reciben como única respuesta sumarios y espionaje. Si se sostiene es por el talento de quienes resisten, encontrando resquicios para realizar lo que el Estado debería hacer. Presupuesto no le falta, todo lo contrario.
El problema de la vivienda no recibe el abordaje que correspondería para desarrollar una política efectiva. Los relevamientos no toman en cuenta los asentamientos informales -los espacios al costados de las vías del ferrocarril por ejemplo,donde vive una poblacion indigente que se dedica a la recuperación de basura sólida urbana- y que se distinguen de las villas -en las cuales hacia 2007 vivían cerca de 175.000 personas- y de los núcleos habitacionales transitorios - viviendas precarias con peligro de derrumbe construidas por el Estado en malas condiciones y cloacas a cielo abierto- que desde 2001 fueron albergando a familias sin trabajo. Otras personas viven alojadas en hoteles e inquilinatos a cargo del GCBA hacinadas, en construcciones peligrosas, sin matafuegos, sin condiciones mínimas de seguridad. Es decir, una desarticulación entre respuestas fragmentarias que no resuelven el problema de fondo...porque, sencillamente, no importa.
El Plan Piloto de Capacitación en Construcción de Viviendas a cargo dela Fundación Madres de Plaza de Mayo, en el que las familias llevan adelante la construcción de viviendas sociales, surge de un convenio firmado con anterioridad a 2007 con el GCBA. Recientemente, el desastre de la ocupación del Parque Indoamericano y la especulación de los punteros del PRO - cuando eran supuestamente, los impolutos de la política- con las necesidades insatisfechas de los sin techo se produjo junto a esas viviendas, tan distintas en su concepto y proceso de lo ejecutado por Mauricio Macri.
Al PRO no le interesa el déficit habitacional.
Le interesan inauguraciones ruidosas del Teatro Colón mientras lo destruye en su capital arquitectónico y humano, sus artistas y trabajadores.
Las habilitaciones de obras están en la mira judicial: la irresponsable gestión cuenta con varias muertes a raíz del derrumbe de un boliche y un gimnasio, que parecen no tener la repercusión esperable tras Cromagnon, que costó el puesto al predecesor del marido de Juliana Awada.
No es de extrañar que la implementación de las Comunas, inminente, no tenga la difusión que por ley estaba obligada a darse. La participación ciudadana no es bienvenida a esta gestión que piensa que el Estado es un botín a llevarse...entre muy pocas manos.
POr eso, comprometerse en ganar la Ciudad para asegurar el proyecto de inclusión social es clave. No pasa la movilización nada más por el reclamo justo de una plaza o la preservación del patrimonio cultural o arquitectónico, por un semáforo o por el bache (que tampoco han sido resueltos, sino que se agudizaron exponencialmente). Porque el saqueo de nuestros recursos, la destrucción de políticas de avanzada, la dilapidación de los dineros que se aportan como en ninguna otra ciudad del país,están relacionadas a una voluntad de destrucción de lo público en provecho de unos pocos privilegiados, y que lo han sido durante décadas gracias a destruir el Estado, endeudarse a cuenta del Estado, denostar al Estado para quedarse a precio vil con empresas o servicios estratégicos,sin siquiera pagar los cánones irrisorios puestos por el menemismo!
Como una fuerza reactiva, está arrasando lo que nos pertenece y pretende desde un triunfo local, emerger como punta de lanza del neoliberalismo que ya probamos y sufrimos demasiado tiempo.
Se trata de defender nuestra Buenos Aires y de trabajar para que las organizaciones sociales además de los partidos, participen en los diseños presupuestarios, y los gobernantes y ministros desarrollen proyectos efectivos con inteligencia.
Buenos Aires, como el país, es su gente, que tenemos que decidir un rumbo a tomar que afectará a tod@s. Para quiénes? para quienes vivimos en ella, para quienes trabajamos,soñamos, nos educamos, buscamos el primer empleo o nos jubilamos...para l@s inmigrantes que llegaron como lo hicieron abuel@s de much@s de nosotr@s hace cien años... Para quienes la queremos inclusiva y solidaria, se trata, ni más ni menos que de recuperar Buenos Aires.