martes, 10 de mayo de 2011

Deudas macristas


Las noticias de hoy dan cuenta del vertiginoso endeudamiento de la Ciudad de Buenos Aires que en menos de cuatro años, se incrementó en un 227 por ciento, pasando de 1798 millones de pesos en 2007 a 4485 millones a fines de 2010.
¿Cómo puede justificarse el incremento de la deuda de la Ciudad, que es de todas y todos los contribuyentes, si atendemos a las obras realizadas por el gobierno macrista?
Existen denuncias de legisladores sobre cuantiosos créditos que no se utilizaron o pasaron largo tiempo en cuentas de la Ciudad antes de ser ejecutados, pagándose inútilmente las altas tasas mensuales asumidas desde el momento de su aprobación. Recordemos que Gabriela Cerruti(Nuevo Encuentro),denunció en oportunidad de los sucesos en el Parque Indoamericano, que los recursos para ejecutar políticas de vivienda "fueron desviados a empresas amigas de la familia" del jefe de Gobierno porteño y que la ciudad de Buenos Aires "es una ciudad rica y con recursos".

Las familias que ocuparon el Parque, recordemos,fueron censadas en su momento por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que tuvo que hacerse cargo de asistir a las personas mientras la gestión local se lavaba las manos de su responsabilidad y agitaba un clima cargado de xenofobia, violencia e impericia. También quedó expuesta la capacidad del macrismo para el clientelismo perverso que siempre había atribuido a los políticos que el PRO denostaba, como si fueran de otra naturaleza.
No ha sido solucionar la emergencia habitacional el destino de los recursos de la Ciudad.

¿Será por el Metrobus, obra vial que unirá Liniers con Pacífico, para supuestamente mejorar el traslado de pasajeros, acelerando los tiempos de viaje?
En algunos sitios de internet,los vecinos de la Avenida Juan B. Justo, por donde pasará el colectivo por un carril exclusivo, están expresando su malestar por la obra cuya construcción no termina todavía, pero que sí está afectando el tránsito y la calidad de vida de quienes habitan en la zona.

Tiempo Argentino ha tratado el tema de las protestas ciudadanas a raíz del problema suscitado por la construcción del Metrobús. Vecin@s que ya se ven afectad@s al impacto y las consecuencias que traerá el Metrobús de Buenos Aires(MBA),han realizado diversas protestas por las molestias que generan las obras.
Frente a las promesas macristas, hay una generalizada desconfianza en el emprendimiento.L@s vecin@s no tienen en claro si este sistema -que recorrerá los 12 kilómetros de la Av. Juan B. Justo por carriles centrales exclusivos-,aliviará el flujo vehicular.Además, se mostraron muy preocupad@s por el impacto ambiental, el aumento de tránsito en calles internas, la prohibición que regirá para estacionar en Juan B. Justo, y el posible caos de tránsito que supone la reducción de cuatro a dos carriles para autos y camiones particulares y la eliminación del giro a la izquierda.
A la protesta de larga data de la gente de Liniers por la instalación de una base de trasbordo y un garaje para las unidades del metrobus, se le sumó el sábado 7/5 la gente del barrio de La Paternal, uno de los más congestionados por la construcción de las estaciones para ascenso y descenso de pasajeros dispuestas a lo largo del trayecto. Desde que comenzaron las obras,los autos circulan a gran velocidad por las calles aledañas que toman como camino alternativo a la avenida.

Leemos en Taringa - y agradecemos- un muy buen post ilustrado con fotografías respecto a este tema y que compartimos:



"Juan B Justo es utilizada por líneas de colectivos (buses) que no son el Metrobús. Por solo dar algunos ejemplos: el 53, 181, 109, 110, etcétera. El GCBA ya dijo que esas líneas van a hacer uso del carril exclusivo, entrando y saliendo. Cabe destacar que, por ejemplo, la 53 usa Juan B Justo por 6 cuadras (desde Bahía Blanca hasta Nazca) o el 109, solo una. ¿Cómo piensan hacer para evitar que los colectivos anden zigzagueando?"
"Más allá de las dudas que surgen a futuro y las críticas que ya se han hecho oír (¿por qué no gastaron ese dinero en escuelas y hospitales, ya que mientras se construía el Metrobus había escuelas sin gas en pleno invierno?),

surgen suspicacias sobre posibles negociados, como suele suceder. En mi caso me preocupan las cuestiones ambientales de todo esto.Yo fui una de las miles de víctimas de la inundación de febrero de 2009 (por falta de mantenimiento del arroyo Maldonado que, casualmente, circula entubado por debajo de Juan B Justo) y me pregunto si habrán evaluado el impacto sobre este a la hora de hacer el Metrobus. Pero sobre todo, me pregunto por qué si en 2010 asfaltaron toda la Juan B Justo como se ve en esta foto...

..si este plan venía desde antes, ¿por qué no tuvieron la previsión y ahora están volviendo a reventar todo ese asfalto para poner hormigón?"



La implementación no cumple lo dispuesto por las leyes de la Ciudad Nº 2992, de creación del sistema de Metrobús que establece, entre otros puntos, que todas las concesiones y permisos vinculados con Metrobús deben ser tratados en la Legislatura, y que además debe intervenir una Comisión ad hoc conformada por miembros del Ejecutivo y el Legislativo porteño. Con respecto a la Ley 123 de impacto ambiental, hace largos meses que los vecinos de Liniers protestan con cortes de calle y hasta un recurso de amparo –que no prosperó– contra una cochera instalada bajo la Autopista 25 de Mayo en la calle Gallardo, en terrenos que pertenecen a la Ciudad y que ahora están siendo utilizados por la empresa que maneja la línea 34 para guardar las unidades.
Y el detalle típicamente PRO, no podía faltar. En la nota de Tiempo Argentino leemos que “El gobierno echó a los vecinos que vivían en unas cocheras debajo de la autopista que eran de la Ciudad y se las dio gratis a la línea 34, que en Gallardo metieron 40 colectivos. Lo peor es que, teóricamente, ahí van a guardar las unidades del Metrobús, pero ese predio no tiene habilitación,no hay estudio de impacto ambiental, y los fondos y frentes de las casas dan ahí, imaginate tener todos los días a las 3 de la mañana 20 o 30 colectivos regulando, para que la gente se chupe esa combustión”, aseguró un miembro de la agrupación Vecinos Liniers Norte.
Eso es PRO.