lunes, 4 de julio de 2016

Salvaje ataque a la redacción de Tiempo Argentino y Radio América

Esta madrugada, una patota, como en viejos y tenebrosos tiempos.
Patota que irrumpe en zona liberada - sin que la policía les impida la faena- y rompen lo que una cooperativa ha logrado poner de pie en medio del apagón informativo y la indiferencia del "periodismo in the pendiente". No se tolera ni una voz haciendo periodismo en la Argentina macrista.
Informan Resistencia Popular y lxs trabajadorxs por las redes,

que esta madrugada una patota liderada por el nuevo dueño de la empresa, Mariano Martínez Rojas irrumpió en la redacción alrededor de las 4 y 30 hs. Los pesados "ingresaron rompiendo todo lo que tenían a su paso, máquinas, carpetas, archivos, hasta las paredes del lugar. Todo ante la quieta mirada de la Policía Federal, que sólo actuó cuando estos violentos delincuentes se reritaban, escoltándolos para que los encapuchados no fueran agredidos por los trabajadores."
Desde este blog, se expresa el más enérgico repudio al ataque, al mensaje y el reclamo de esclarecimiento inmediato de los hechos. Que reaccionen dirigentes, periodistas, líderes sociales, que los diputadxs y senadores hagan sentir la autoridad del poder legislativo. Que a la sociedad no le sea indiferente.
A las 9, 30 hs. se anunció una conferencia de prensa en Amenábar 23.

Tiempo Argentino funciona desde hace unos meses como cooperativa, cuenta con un número creciente de socios, y la pelea desde su reaparición como edición impresa el 24 de marzo pasado, con la tirada de 30.000 ejemplares. Representa una de las pocas voces con las que contamos para ejercer el derecho a la información que es un pilar de la democracia. 
Lo sucedido da cuenta de que enfrentamos un modelo de ajuste, entrega de la soberanía, censura y represión que no tolera voces críticas pese al tremendo poder mediático con el que cuenta el gobierno. Este hecho no puede quedar impune. Cada unx de nosotrxs debe reaccionar.
El silencio no es salud. El silencio es complicidad.