miércoles, 25 de junio de 2014

Contra el cinismo, memoria verdad y justicia

Comunicado de repudio a las declaraciones del ex presidente Eduardo Duhalde
Las suscriptas, Adriana Fernández e Inés García Holgado, en nuestro carácter de querellantes en la causa seguida en nuestro país contra los criminales franquistas (en trámite por ante el juzgado Criminal y Correccional Federal N° 1 a cargo de la Dra. María R. Servini de Cubría), repudiamos enérgicamente las palabras expresadas por el ex presidente Eduardo Duhalde exigiendo además, una disculpa pública a los familiares de las víctimas que, amparados en el principio de Justicia Universal, iniciamos esta causa única en el mundo en busca de justicia por los delitos de lesa humanidad y /o genocidio cometidos por el franquismo luego de décadas de total impunidad y silencio absoluto amparadas por quienes obstaculizan e impiden que salgan a la luz la verdad de los hechos ocurridos.
Por otra parte, hacemos saber al señor ex presidente, que el genocidio franquista no pertenece a un sector de la sociedad española, sino a todo el país dado que más de 114.000 víctimas se encuentran todavía en fosas comunes.
Finalmente, nos ponemos a disposición para remitirle el texto de la querella presentada en la Argentina, dado que sus fundamentos no solamente constituyen una lección jurídica sino histórica.
Adriana Fernández - Inés García Holgado
Duhalde cuestionó en España la aplicación de la jurisdicción universal para juzgar los crímenes del franquismo; la única causa se tramita en Argentina, y en los últimos años han declarado ante la Jueza María Servini de Cubría acerca de delitos de lesa humandiad como fusilamientos e inhumaciones ilegales, torturas, robo de niñxs - en una cantidad pavorosa-, condiciones infrahumandas de detención. Sin embargo, Duhalde, sentado ante una ronda de periodistas en un estudio de televisión, se jacta : "Absolutamente lo desprecio". Esto sucedió el pasado lunes, en el programa La noche en 24 horas. Según Duhalde, "cada país tiene que resolver sus problemas". Y agregó, redoblando el cinismo que "En la Argentina tenemos demasiados problemas para ocuparnos (de los crímenes) del franquismo" y en franco desprecio por la doctrina de derechos humanos, - desprecio que durante su mandato se tradujo en atropellos, gatillo fácil y la responsabilidad política en el asesinato de Kosteki y Santillán aún impune, por ejemplo- continuó : "es un problema de un sector de España, no de todos los españoles" y celebró que España "no haga lo mismo".

Respiro. Y propongo pensar, con la imagen de Darío Santillán y Kosteki en el corazón, y el recuerdo de haber marchado tanto, por lxs desaparecidxs, por los piqueterxs asesinadxs para minar la movilización popular en un país sangrante de tantas heridas e impunidades... Aprendiendo de la fuerza y la ternura de Chon Vargas Mendieta, emocionada a sus casi 90 años de poder contar lo sucedido con su padre y sus compañeros, fusilados, sin tumba, junto al cementerio de su pueblo, cuando era apenas una niña a una jueza argentina.Y su viaje de tantos kilómetros valió la pena. Preguntémnonos, ¿qué es este cinismo?

Tiene razón Estela de Carlotto cuando advierte que algunos candidatos coquetean con la vuelta a la impunidad.La impunidad de los genocidas en Argentina o en España, es la situación intolerable que habilita la repetición de los crímenes.

En España en la década del noventa se pudo jusgar a represores argentinos que gozaban aquí de libertad y protección política, mientras los organismos de ddhh y una parte de la sociedad militó la memoria y el reclamo de justicia en medio de la fiesta menemista del uno a uno, la frivolidad, el culto al individualismo y el todos contra todos.
Olvido de las desapariciones, las torturas iba de la mano con el despojo que era continuación en democracia tutelada por los intereses del mercado financiero internacional. El mismo plan económico de Martínez de Hoz. El dios mercado y las relaciones carnales.

La violencia para reducir a jirones la solidaridad; con la herencia de la dictadura y el no te metás, la desidia de culpar a lxs piqueterxs y demonizarlos. cuando era la flxibilización laboral que impusieron los mismos que se beneficiaron con la dictadura, la destrucción del trabajo, el nulo horizonte para miles de personas la causa del "caos" social. Había, recordemos, una admisión de que había hasta provincias enteras "inviables". No hay modelo tal que resista sin represión. Y a la fiesta del champagne no estamos todxs invitadxs.El bolsillo lleno, la conciencia esquiva.

Hay que recordar y luchar por la justicia. Los poderosos de España y su monarca decrépito pero blindado para no eludir responsabilidades. Los mismos, como siemrpe lo denuncian lso sobrevivientes de las torturas de la cárcel franquista, que ocuparon el gobierno, el mismo torturador reclamado por esta causa, se te cruza, libre por la calle. O enseña lo que sabe a otros policías.

En esa podredumbre, sé lo que implica ese cinismo y desprecio. Lo sabemos quienes apoyamos desde el principio esta causa para que aquí, en este contexto de respeto a los derechos humanos y de aplicación de la justicia como base no negociable desde 2003- se haga lo que alguna vez se hizo en España. Para que nunca más. Para que no se repita. Para que no se disfrace más con mentirosas justificaciones el horror planificado y que vocifera la patria, vocifera la famila, vocifera dios y los valores cristianos y clandestinamente tortura, viola, asesina, y esconde su faena.

Además, no se trata de una parte (de Españá o de Argentina o de Ruanda, o de Guatemala, o de donde fuera), no se trata si es una docena o cinco millones: porque el crimen de lesa humanidad es una afrenta a toda la humanidad por su gravedad.Recurro al libro del recientemente fallecido Rodolfo Mattarollo, "Noche y Niebla" y otros escritos sobre derechos humanos", página 137: "Los crímnenes de lesa humanidad son serios actos de violencia que danáñna a los seres humanos al golpear lo más esencial para ellos: su vida, su libertad, su bienestar físico, su salud y/o su dignidad. Son actos inhumanos que por su extensión y gravedad van más allá de los límites de lo tolerable para la comunidad internacional, la que debe necesariamente exigir su castigo. Pero los crímenes de lesa humanidad también trascienden al individuo, poruqe cuando el individuoes agredido, se ataca y se niega a la humanidad toda. Por eso lo que caracteriza esencialmente al crimen de lesa humanidad es el concepto de humanidad como víctima."(Decisión del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia en su decisión del caso Endemovic, 29 de noviembre de 1996, UD DOc IT-96-22-T)

A Duhalde lo han despreciado en las urnas. Falta que responda por sus responsabilidades y la sangre derramada, aquí, en Argentina, donde según él, deben ser tratadas estas cuestiones.A los nuevos Duhaldes, que les sirva la lección de la historia: la lección de la resistencia de esas mujeres que difamaron tanto y jamás cedieron, la lección de las viejas y viejos que hicieron miles de kilómetros para declarar, al fin, frente a una jueza en Argentina. Con el profundo y potente deseo de justicia.

Para seguir leyendo sobre la Querella Argentina Contra los Crímenes del Franquismo :

http://www.ceaqua.org

http://politica.elpais.com/politica/2014/02/21/actualidad/1393000372_825846.html

http://frentedemujeresk.blogspot.com.ar/2013/12/memoria-justicia-solidaridad-querella.html