martes, 5 de noviembre de 2013

Lo hallado

Lo hallado hace unos días constituye un hallazgo capital. Prueba la responsabilidad de empresarios en lo acontecido en el país entre 1976 y 1983. Prueba que el pacto existió, el que denunció Lidia Papaleo. Y que otro pacto, otra cara del mismo, el del silencio, ha terminado.
Se entiende porqué la verdadera oposición – la corporativa- está “intranquila”, y esta democracia es para ella una “dictadura”. En sus concepciones solamente una voz puede ser escuchada y solamente sus intereses –patrimoniales- se identifican con “la nación”, Carrió dixit.

Dos días después del conocido el fallo de la Corte sobre la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el Ministro de Defensa Agustín Rossi es informado por el brigadier Mario Callejo del hallazgo de una caja fuerte durante trabajos rutinarios de limpieza en el subsuelo del Edificio Cóndor. En una habitación que no se abría desde 1998.

Lo hallado fue resguardado por el equipo de DDHH del ministerio en un lugar seguro. Una caja providencial para la prueba jurídica e histórica, conteniendo 1500 biblioratos con 280 actas originales, entre las que hay las listas de perseguidxs políticxs entre 1973 y 1983. Ayer por la tarde el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, lo dió a conocer en conferencia de prensa.

Más de treinta años ocultos. Documentos valiosísimos: actas de reuniones de la Junta, plan de gobierno que pretendían extender hasta el 2000 – el Plan de Acción del jefe de Planificación, del general Díaz Bessone-, argumentos para evadir a la Comisión Interamericana de DDHH, argumentos para ofrecer a la prensa, cómo no hablar de “desaparecidos”, lístas negras con los “grados de peligrosidad”.
“Intensifiquemos la requisa en lugares no comunes de transito donde puede haber cualquier tipo de documentación que nos ayude a consolidar el plan de memoria, verdad y justicia”, dijo el Ministro, satisfecho por el hallazgo y el valor capital de la documentación, tanto como del gesto que da cuenta de una nueva etapa de la relación fuerzas armadas y sociedad. Plana mayor de uniformados presentes en el anuncio, con las Madres de los pañuelos. Un contexto imposible sin tanta lucha y sin el coraje político de Néstor y Cristina, "lo peor que les pasó" a Videla, pero también a Ernestina de Noble, Magnetto, Mitre, y los que ahora están en papel con nombre y apellido participando de los negociados, no como invitados sino como protagonistas del peor de los períodos vividos en Argentina.

En el macabro reportaje que le hicieron en la cárcel, el genocida Videla dijo, poco antes de su muerte: "Hoy hay que ganar la guerra política a través de los mensajes y los medios de comunicación, y ésa es nuestra función: no quedarnos de brazos cruzados.”

Trece actas sobre el caso Papel Prensa. La vinculación entre la detención de la familia Graiver y la venta de la empresa. Un documento de ADEBA (Asociación de Bancos Argentinos) en el que se demuestra sus aportes económicos a la Junta Militar.
¿Cuánto tiempo llevará al Juez Federal Ercolini concretar la indagatoria de Magnetto, Ernestina Herrera de Noble, Mitre y lxs imputadxs en la causa?
Lo hallado aportaría información para las investigaciones relacionadas a diversos delitos económicos cometidos durante la última dictadura.
Fuentes del área de DDHH señalaron por ejemplo, el material sobre la Italo Argentina, que fue estatizada a contramano de la política privatizadora de Martinez de Hoz, para beneficiar a sus accionistas y cerrar más de setenta años de expolio del estado a manos de gerentes, banqueros, representantes de empresas multinacionales. Estos personajes, pasando por las áreas de economía de los gobiernos de facto y también constitucionales, ni siquiera se excusaban de firmar ellos mismos decretos que los favorecían, como el caso de Roberto Alemann.

"Esto refuerza la teoría de que fue un golpe cívico militar", expresó Rossi.

El trabajo de clasificación, análisis y digitalización tomará seis meses. Luego la documentación se hará pública en el Archivo de la Fuerza Aérea. Y mientras se realice la digitalización el material será indexado y enviado a los juzgados de oficio donde tramitan juicios de lesa humanidad. No cabe duda de que aparecerán otras carpetas y otros archivos.
Porque que la cadena de complicidad, silencio y negocios ya se ha erosionado.