jueves, 10 de noviembre de 2011

Militantes de la vida y la memoria

ARCHIVO DE LA MEMORIA DE LA DIVERSIDAD SEXUAL

José María Di Bello no se ofende si no decís correctamente su apellido, como me ocurrió el pasado lunes entrevistándolo en la radio en REMOLINOS.

Lo importante no es el nombre, aunque su nombre sea el símbolo de un logro de nuestra sociedad en cuanto la ampliación de derechos civiles y respeto: es uno de los miembros del primer matrimonio igualitario, con Alex Freyre.

Lo que se hace y lo que se construye es lo que somos, cada vez más convencida estoy de eso.

Hablo de José María como unx de lxs múltiples actores políticos nuevos, que irrumpieron como las mujeres en defensa de sus derechos, como las lesbianas, travestis, gays, personas trans, como los autodenominados "putos peronistas", abriendo un abanico nuevo de identidades y subjetividades políticas.


Como sociedad necesitamos corrernos de los lugares y roles fijos, preasignados, rígidos, que obturan nuestras posibilidades de crear otros escenarios y pactos de convivencia.

El matrimonio igualitario y la demanda de la Ley de Identidad de Género son aportes para todxs y todxs las personas que eligen la libertad y la igualdad como forma de vida. Que no nos ofendemos por cómo y a quién amás; que no nos conformamos con permanecer indiferentes a la convivencia con abusadores de sotana protegidos por las jerarquías o asesinos de militantes populares impunes.

Que queremos Justicia y Memoria.

Que no nos bamcamos la violencia institucional de jueces que amparan femicidios.

Que no nos parece que haya que escandalizarse cuando una Jueza de la Corte Suprema propone quitar de los juzgados las cruces, como si fuera una afrenta intolerable.




José María, Alex y otrxs compañerxs de la Fundación Efecto Positivo, aprovecharon la Marcha del Orgullo Gay del sábado 5 de noviembre pasado - y acompañada cada vez por más personas, independientemente de su pertenencia o no al movimiento LGTTB -para difundir una iniciativa importantísima en materia de justicia y memoria.

Se necesita tiempo para visualizar, verbalizar, asumir como vejaciones a los DDHH ciertas prácticas horrendas.

Sucedió con las violaciones mayoritariamente padecidas por las mujeres en los campos clandestinos de detención. Los testimonios de las mujeres en los juicios que se están desarrollando gracias a la política de DDHH de este gobierno, permitió plantear estas prácticas como sistemáticas y abogar entonces por considerarlas "crímenes de lesa humanidad" en vez de "tormentos agravados".



El sometimiento sexual como manera de disciplinar y de humillar permaneció no dicho, no percibido, precisamente por una cultura en la que la violencia hacia la mujer estabay sigue estando naturalizada. Por lo tanto, cuesta encararla como tal.
Los testimonios se diluyeron en la época de la CONADEP. Recientemente, con otro contexto, contamos con los aportes de películas como el documental LESA HUMANIDAD basado en un trabajo colectivo con ex detenidas que contaron y compartieron su terrible experencia, y con el pedido de fiscales de tipificación de esos delitos como lo que son: crímenes de imprescriptibles. Lesa humanidad, porque agravia e injuria a la humanidad en su conjunto.

Hubo entre la multitud de víctimas del horror de la dictadura cívico-militar, personas detenidas/desaparecidas por diversidad sexual.

En cuanto a éstas otras víctimas no contadas, que pudieran haber sido detenidas desaparecidas por su condición sexual, se están recopilando testimonios de quienes puedan aportar datos para reconstruir esas historias.

Para no dejar en el olvido ni en la impunidad esas otras atrocidades de las que tenemos que ocuparnos, todas y todos, desde lo que podamos, desde nuestro esfuerzo cotidiano por el respeto a las personas.

En pocos días se realizará el lanzamiento de este ARCHIVO DE LA MEMORIA DE LA DIVERSIDAD SEXUAL en el Instituto Espacio para la Memoria(ex ESMA)



Desde ese sábado 5 cuando el formulario se repartió entre la gente, se consiguieron más de veinte testimonios de personas que conocieron o tienen datos sobre víctimas de la represión ilegal durante la dictadura por diversidad sexual.

El formulario solicita dejar constancia del contacto con la víctima que tuviera el/la testigo, datos de otras personas como familiares, compañérxs, etc. y si se recordara más información, se pide comunicarse con:

FUNDACIÓN EFECTO POSITIVO (011) 4637- 4472

JOSÉ LUIS SCHANZANBACH (15) 4447- 0248

O escribir a la siguiente dirección: memoriadiversidadsexual@gmail.com



Tomo las palabras que José María escribió en su blog, cuando se denomina a sí mismo, "militante de la vida"...
"....nada de lo que hago y por lo que trabajo lo hago solo, soy una simple persona, que en algun momento le toco ser más visible, pero todo lo que se logra es así por que HAY EQUIPO"

"Y, vamos por mas!
¿Por qué?
Porque SE PUEDE
Con vos y conmigo"



Gracias Ofelia Videtta por tu arte...