miércoles, 14 de diciembre de 2016

Realismo mágico político


Por Elizabeth Gómez Alcorta *
 

Cuando era chica, me encantaba la canción del Mundo del Revés, Maria Elena Walsh cantando eso de
 "Me dijeron que en el Reino del Revés, nadie baila con los pies, que un ladrón es vigilante y otro es juez y que dos y dos son tres", me permitía vivir un rato más en el mundo de la fantasía o de lo fantástico.


Han pasado tantos años del ingreso al mundo adulto y hacía tanto tiempo que no lograba una situación dejarme absolutamente perpleja y sorprendida, como me sucede en estos tristes tiempos.
 
Necesitaba transitar varios caminos para comprender que el Mundo del Revés queda en Jujuy y que eso que un ladrón es juez o vigilante o gobernador, no eran cosas solo de una canción.
 
En el Mundo del Revés, se consulta popularmente si una persona detenida tratará de fugarse o de amenazar testigos en caso que se la deje en libertad.
 
En el Mundo del Revés se reivindica la lucha contra los realistas -no contra el realismo mágico- como modo de definir la autodeterminación provincial contra los organismos internacionales que tratan de socavar la soberanía local.
 
En el Mundo del Revés se designa una fiscal para que intervenga en todas las causas que en el futuro se inicien contra una dirigente social y política.
 
En el Mundo del Revés un gobernador dice que "no va a liberar a esa mujer".
 
En el Mundo del Revés podes morir a golpes en una cárcel si sos pariente de una dirigente de la Tupac.
 
En el Mundo del Revés todo puede suceder, pueden aparecer 1.530 chimpancés que si miras no los ves.
 
Claro que en el Mundo del Revés 
no hay constitución, tratados internacionales, instituciones, estado de derecho, a lo sumo podes encontrar una araña y un ciempiés que montados van al palacio del Marqués
 -que queda justo enfrente a la Plaza Belgrano donde hace once meses se hacía un acampe y este fin de semana se festejó la Unión, la paz y la libertad de Jujuy.



* Elizabeth Gomez Alcorta es  abogada del Equipo Defensor de Milagro Sala, Presidenta del MPP (Movimiento de Profesionales por los Pueblos), Repreentante de víctimas en los Juicios de Lesa Humanidad, abogada especializada en casos de violencia institucional, ddhh y pueblos originarios.