viernes, 23 de diciembre de 2016

Diciembre


Víspera de Nochebuena en un país desquiciado. 
Demasiadas cosas para volcar en el breve espacio en el que se intenta romper la "total normalidad" comunicacional, como se decía en el 76. En el remolino de emociones que mezclan la indignación y el orgullo por la resistencia activa de un pueblo que no olvida, que vuelve a barajar ante dirigencias que se le quedan attás, para dar de nuevo, la misma lucha persiste. No se entrega un país así nomás y no se lo toma por estúpido por más que mucho atontadx atragantado de resentimiento ante la felicidad bien habida de doce años de patria, bloquee la razón. Todxs caeremos - menos los comerciantes de la muerte el hambre y la tristeza en el poder, que caen paradxs o huyen en helicóptero de una azotea- si Argentina se hunde. Así que a esxs también lxs estamos defendiendo.

1- Además del desguace del Anses, del que no se habla, otra vez, las farmacias no están entregando los remedios a lxs jubiladxs.

A lo largo de los años felices - kirchneristas-, un convenio permitía no solamente la gratuidad sino la sustentabilidad económica de la provisión de medicamentos a lxs beneficiarixs del PAMI, a quienes se les iría por la cloaca de la droga el dinero de haberes al llegar a la caja.
Pero la gestión macrista es otra historia, porque expresa otra decisión política.
Se ha suspendido la entrega de medicamentos porque las farmacias no cobran desde septiembre. Perlitas del "mejor equipo de los 50 años".
Ah.. pero los carteles de la "histórica reparación a los jubilados" te tiñe de amarillo, contaminación visual con la andanada de mentiras acostumbrada.
 La alegría macrista que se destina a lxs viejxs tiene más bien éste perfil... tuvimos un adelanto hace poco, en una protesta en el Puente Pueyrredón... contaminación que opaca la perspectiva cierta de la pronta suba de edad jubilatoria a las mujeres, el colpaso del sistema con el desempleo y la recesión, el colapso en términos de lazo social cuando se implanta el chip de la meritocracia que aquí y en cualquier parte del mundo es mentira.

2-El Ministerio de Ciencia y TEcnología está tomado por investigadorxs del CONICET que durante estos años han trabajado, aportado al país, que han cumplido con los requisitos para acceder a la carrera, que cuentan con becas que hoy no llegan ni al 50% de los fondos que el gobierno calumniador gasta en los call centers para difamarlos, y pretenden pasar la Navidad para defender una lucha que no es sectorial sino mucho más amplia.

Lo explican en el "Comunicado de los 500". Y... es que la educación es peligrosa para una nación servil y anestesiada, como la que heredaron quienes siguieron a la fatídica noche de los bastones largos de un tal Onganía.
 Que lxs científicxs argentinxs luchen como trabajadorxs, además, es un gran aprendizaje para todxs.
Sin distinciones de jerarquías que nos hacen trampa, en cualquier país justo quien se educa y se forma gracias al estado es un eslabón de una virtuosa cadena solidaria. Un mecanismo como el que se aplica a la situación de nuestrxs viejxs, cuando lxs trabajadorxs que aportan y se les retiene - con controles de trabajo registrado- partes de sus haberes para quienes ya yugaron.
De otra forma, tenemos el desastre social como en tiempos de Norma Pla y las lágrimas de Cavallo, junto a la carpa docente y millones de desocupados y tituladxs de remiserxs, o poniendo afuera del país lo que recibió en el suyo.

3- Gatillo fácil a plena luz del día en la Ciudad de Buenos Aires, y golpes a la Diputada Nacional en el feudo jujeño
Policía de civil asesina a un pibe que venía huyendo y se detuvo con las manos en alto. Un celular robado en un colectivo, vale más que una vida.
Lo ejecutó, docen los testigos, que fueron ya presionados por los azules que rápidamente cubrieron el episodio.  “Era un pibe de veintipico de años. Tenía un arma, pero cuando el policía le gritó la dejó en el piso y levantó los brazos. Ahí el policía se le acercó, hizo el gesto como de pegarle un culatazo y le disparó en la cabeza. Después al policía lo levantaron con una patrulla y al pibe lo dejaron ahí tirado"dijo uno de ellos a Página/12.
Pasó muchas veces, es verdad. En Av. Jujuy entre HUmberto Primo y Carlos Calvo, anteayer. Alguien dijo en las redes, que  estuvieron reprimidxs de reprimir. Puede ser. Pero no dejo de pensar también que son pobres contra pobres mientras los ricos impunen, que si les pasa algo salen en la tele, conocemos sus nombres - la identidad de esta víctima del gatillo fácil no queda en el imaginario colectivo- que se nutre de zócalos y el aire envenenado de micrófonos enfermizos.
Breves líneas en los medios. No podemos acostumbrarnos. Seas kirchnerista o no.
Ah, yo, por lo que a mí respecta,  no me deskirchnerizo un carajo tampoco.

En el marco del escandaloso juicio que se le sigue a Milagro Sala, presa política, intentando impedir el acceso de diputados nacionales que fueron a presenciar alegatos, se sumó, a la tremenda lista de atropello a la Constitución, tratados de derechos humanos, a la mínima racionalidad para juzgar a una persona, la violencia policial hacia Mayra Mendoza. Esa reacción sí, es cierto, expresa el miedo de Morales, tremendo miedo de una violencia que desconoce todo derecho y toda ley, violencia que tiene un extra de misoginia. Es claramente violencia institucional, y gravísima, - a una diputada nacional- que agrega motivo al pedido, desde el primer día de la detención, de LIBERTAD A MILAGRO SALA y a todxs lxs presxs políticxs. No porque una violencia sea más tolerable que otra, es tan tremenda la ejercida contra el pibe que mataron en la calle por un celular como la que sufrió Mendoza en Jujay. Pero desde el punto de vista de lo que están dispuestos a hacer los represores, es relevante, porque si se atreven contra quien tiene representatividad, y por eso, fueros, con lo cual el costo es diferente para quien se excede, ¿en qué quedamos nosotrxs, ciudadanxs comunes? ¿Nos acordamos de Luis Zamora, poniendo el cuerpo y apelando a su condición de diputado, durante las cacerías que siguieron a diciembre de 2001, entranto a echar a la policía de un local político?

En todo el año, y desde la despedida del 9 de diciembre a quien se fue del cargo pero no de la escena política - por eso tanta insistencia inútil en referirse a ella, porque no hay relevo para el movimiento popular nacional que excede identidades partidarias en crisis- Cristina Fernández de Kirchner está más fuerte y presente que nunca precisamente porque planteó la centralidad de la organización incluso artuiculando con quienes creyeron a Macri y ahora se desinflan como sus globos.
Trabajadorxs están resistiendo más fuertes que las momias de las centrales obreras.
Militantes también replantean sus pertenencias y acciones ante dirigencias genuflexas y vergonzantes de lógicas de la vieja política.
 Variopinta composición de quienes defienden la patria, que si algún sentido tiene, lo hallaremos en la mirada del/lx jubiladx, la risa de niñxs felices, la posibilidad de un proyecto de vida en el país. La promoción del respeto y el amor. Y la posibilidad de ser respetadx en la dignidad de su persona.



Como deseo y como realidad, ése es el sentido navideño que parece hoy más pertinente, está presente, no lo han vencido, la patria es el otrx, la patria tiene la voz de Evita y de CFK, los pañuelos de las Madres y de las Abuelas, tiene las lágrimas y las manos de Néstor Kirchner esa tarde de 2004 en la ex ESMA que marcó un antes y un después para todxs nosotrxs. El abrazo de los H.I.J.O.S. de entonces y su extraña venganza de ser felices, todavía, aunque lxs apropiadorxs de Papel Prensa se hayan dictado la inocencia en la podredumbre de juzgados a sueldo. 



Justicia perseguiremos, siempre. Es la defensa básica de la convivencia democrática. Esa que supimos conseguir, después de tanta complicidad y silencio, terror y cinismo, pero también de amorosa lucha, creatividad combatiente sin armas, la de la memoria, la de sandalias gastadas o las patas en la fuente, la de las voces que no se callaron o los silencios que no consintieron, ese acervo tiene este país y el gran pueblo argentino. Salud.