viernes, 12 de agosto de 2016

Cambiemos y los derechos humanos de las mujeres en el Oeste bonaerenese

Ante la grave embestida contra el derecho a la salud de las mujeres, en evidente consonancia con el desprecio a los derechos humanos que la gestión de Cambiemos viene mostrando sin pudor ni disimulo,

a la promoción de las prisiones domiciliarias a los genocidas, la persecución a quienes ejercen el derecho a expresarse, los golpes a trabajadorxs y jubiladxs, en Morón se compele a violar normas sancionadas vigentes en colisión con toda ética profesional de médicxs y trabajadorxs de la salud. En otras palabras, se  alienta a repetir la vergonzante actitud que en Tucumán se tuvo contra Belén y contra tantas otras miles de mujeres cuya salud y dignidad humana se degradan sistemática y silenciosamente.

Comparto en este espacio la gacetilla de prensa de las organizaciones feninistas del Oeste bonaerense.


Morón: Estado policial

El día 20 de agosto, en el Centro de Atención Primaria de la Salud
“Dr. Springolo”, ubicado en la ciudad de El Palomar, partido de Morón,
apareció un cartel, con membrete del CAPS y del municipio, en el que
se exigía al personal médico “de acuerdo a las leyes vigentes” a
realizar “la denuncia policial obligatoria” cuando se presentaran los
siguientes casos: sospecha de aborto, sospecha de violación, sospechade abuso sexual, herida de bala/arma blanca/elementos varios, golpiza,
y sospecha de maltrato.
Frente a esta orden dada, organizaciones sociales, de mujeres y
feministas, nos manifestamos repudiando este accionar policial del
municipio que está bajo la gestión del Intendente Ramiro Tagliaferro.

No existen leyes ni reglamentos que obliguen a hacer tales denuncias.
Denuncias de este tipo violan los derechos humanos de las personas que
se atienden en el sistema de salud, garantizados por la Constitución
Nacional y Provincial, Tratados Internacionales, las leyes de derechos
del paciente,  de violencia contra las mujeres, de protección integral
de derechos de los/as niño/as, protocolos de atención, entre otras.

También van en contra de la ética y deberes de los/as profesionales de
la salud, al obligarlos a violar el secreto profesional y
transformarlos en los agentes persecutorios de un Estado policial, que
se basa en la “sospecha” para criminalizar a las personas, que asisten
al centro de salud en busca de atención, y haciendo de la violencia
institucional el leit motiv de la gestión.

Esta transformación de los servicios de salud en un sistema policial y
persecutorio lleva a que se rompa la confianza entre profesionales y
usuarios/as, en detrimento de la calidad de la atención y de los
niveles de salud de la población, en particular de las mujeres.

Es evidente que la primera intención de los funcionarios/as
públicos/as de este distrito es criminalizar a las mujeres, puesto que
la mera sospecha de un aborto es puesta como primera causa de
denuncia. A esto se suma la escasez de métodos anticonceptivos y la
falta de misoprostol, necesario para garantizar las interrupciones
legales del embarazo, lo que incumple con el protocolo del Ministerio
de Salud, el fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia, y la ley de
Salud Sexual y Procreación Responsable.

Este control de la población se acompaña de la persecución del
personal de los servicios de salud, a quienes se les coartan sus
derechos laborales y gremiales.

Por todo esto, exigimos la inmediata renuncia de: Lic. Alberto Daniel
Araujo y Dr. Marco Marine, coordinador administrativo y coordinador
médico, del CAPS “Dr. Springolo”, respectivamente, Viviana Bertolini,
Directora de Atención Primaria de la Salud, y Miguel Russo, Secretario
de Salud del Municipio de Morón,  a quienes consideramos como los
funcionarios públicos responsables administrativa, legal y
políticamente de de violar los nuestros derechos humanos de los/as
usuarios/as del sistema de salud de Morón.

Organizaciones feministas del Oeste


Contactos de prensa
 Florencia Maffeo - 1158558739
Zulema Palma – 1161389879
Adhesiones a:
florenciamaffeo@gmail.com
zule.palma@gmail.com