viernes, 14 de marzo de 2014

Mujeres, seguridad y democracia

El lunes pasado, 10 de marzo, participamos del Cierre del "Primer Encuentro de Mujeres Trabajando por la Seguridad" en la Escuela de Cadetes de Policía "Crio. Gral. Juan A. Pirker" con integrantes y autoridades de todas las fuerzas y el equipo del Ministerio de Seguridad y el Consejo Nacional de las Mujeres, entre otros. Invitadas por la Ministra de Seguridad de la Nación, Lic. María Cecilia Rodríguez, pudimos asomarnos un poco al excelente trabajo por la equidad y la conciencia democrática y antidiscriminatoria en la formación del personal femenino. Esto lleva mucho tiempo, no es nuevo, los antecedentes de la democratización en términos de derechos humanos y de género viene desarrollándose desde que Nilda Garré ocupaba el Ministerio de Defensa - del cual dependen las FFAA -, y se viene trabajando en el Ministerio de Seguridad con las fuerzas dependientes: policías federales y de seguridad aeroportuaria, gendarmería, prefectura. Se trabaja en la concientización en género y ddhh en otros ministerios también.

Si creemos que la formación antidiscriminatoria es una cuestión menor, pensamos cómo, en nuestro pasado reciente tan doloroso, valores pretendidamente occidentales y cristianos se ensañaron con las mujeres y desataron una violencia de género en la represión ilegal, en la propaganda del Proceso, en un disciplinamiento que excluyó a las mujeres de todo para retenerlas en la cocina o en la crianza, para considerarlas buenas si no intervenían en asuntos públicos. Huellas de la dictadura con clara prescripción de roles de género.
Por supuesto, a partir del 83, las mujeres fuimos avanzando.Tenemos, no obstante, siempre, a la par de los avances, viejas reivindicaciones y vamos por más, porque eliminar la discriminación es demoratizar la sociedad.

Todavía tenemos que capacitar y ampliar a las personas que deben recibir las denuncias por maltrato, ataque a la integridad sexual, y actuar en conformidad con la Ley 26.485 de Protección Integral y Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia Hacia las Mujeres.
La incorporación de mujeres en todas las fuerzas, de la mano de una conciencia de la equidad, -esto tan simple de: "todas y todos podemos hacerlo"-, sin dudas transformará la atmósfera y la práctica de la función, tan indispensable. La brecha entre las fuerzas de seguridad y la sociedad civil - concebida como ajena durante casi un siglo- se reduce, sin desdibujar el rol de cada quien, a partir de estas pequeñas grandes empresas. Si las mujeres defienden y conocen sus derechos dentro de su ámbito laboral, son promovidas por su capacidad sin tener que adaptarse o plegarse a una lógica machista o autoritaria, no reproducirá conductas prejuiciosas hacia afuera de la institución.

Lenta pero sostenidamente, mujeres han llegado a ocupar altas respondabilidades en la Policía. Mabel Franco ascendió a Comisario Mayor de la Federal y la Presidenta, junto a la entonces Ministra de Seguridad Nilda Garré, le entregó el sable en un acto singular en la Casa Rosada. Yo quiero recordar que Blanco, abogada, se ha especializadado en la temática de la violencia de género y la trata de personas. Esta candidata podría convertirse en la Jefa de la Policía Federal un día de estos, no es imposible.
En el acto del 10 de marzo se homenajeó a la joven bombera Anahí Garnica, fallecida en el incendio de Barracas junto a sus compañeros, cumpliendo con su tarea. Lxs bomberxs que trabajaban con ella dicen que siempre se destacó por su liderazgo. Anahí pudo convertirse en lo que soñaba porque, - lo decía en una parte del video homenaje - inesperadamente, se abrió la posibilidad para las mujeres.

Pequeñas hendijas y grandes caminos para recorrer, que se conectan con otras transformaciones por las que hay que trabajar día a día en la dinámica de funcionamiento de estructuras muy particulares como son la policía, la gendarmería. Las fuerzas, en fin...instituciones asociadas en el imaginario cultural, además, con una primacía masculina. Esas creencias se resquebrajan sin que implique pérdida de eficiencia o profesionalismo. Porque, como lo señalaron y recalcaron la Ministra de Seguridad, Lic. Ma. Cecilia Rodriguez, y la Presidenta del Consejo Nacional de Políticas Sociales, Dra. Alicia KIrchner al dirigirse a nosotrxs y a todxs los jefes allí presentes, "todas y todos podemos hacerlo".

Quizás, en algún instante, participando del acto en medio de tantos uniformes, algo hacía ver la escena como descabellada. Pero nuevas generaciones, una política de estado decidida en afirmar la defensa de los derechos humanos, la democratización de las FFAA y de seguridad, la política antidiscriminatoria, la formación en género de lxs funcionarixs y efectores, producen cambios inimaginables. No quiere decir esto que todos los obstáculos se superan de golpe. No somos ingenuxs. Pero sin lugar a dudas, es profundamente transformador y ha planteado otra base para la conviviencia en esta sociedad, base de la que, más allá de lo que dure una gestión, no se retrocede.

Estas son imágenes de la campaña gráfica del programa de concientización del Ministerio, las leyendas y los gráficos en el frente y al dorso, los centros de denuncia para las mujeres de las fuerzas.

Las mujeres - como los varones- trabajamos con responsabilidad y capacidad. No depende de nuestro género el rendimiento; en todo caso, son los obstáculos derivados de los prejuicios, de las tareas que no se comparten por ser atribuidas exclusivamente a nosotras, que quedamos en el camino de carreras profesionales o que no podemos tener el tiempo necesario para avanzar, estudiar, cumplir horarios exigentes. Lo recalcaron nuestras funcionarias: todas y todos podemos hacerlo. "Somos argentinxs trabajando con otrxs argetninxs, para otrxs argetninxs dijo "la Ministra Alicia Kirchner, enumerando las ocasiones en las que codo a codo, asisten a las personas en emergenicas. Experiencias compartidas en el terreno.

La Ministra Cecilia Rodríguez relató en un momento cómo su hija de seis años cree que las mujeres son "presidentas o ministras", y que Néstor era "el novio de Cristina", mientras que, sugestivamente,cree que todos los policías son varones...Compartir la mirada de la niñez nos sirve para apreciar distancias recorridas desde que recuperamos la democracia. Como todo lo valioso, el trabajo de fortalecerla es diario y presenta nuevos y múltiples desafíos. Depende de todxs. Depende de que se hable, se visibilice y se destaque además, a las mujeres que nos orgullecen cuando demuestran lo que pueden contribuir a ampliar la participación. En esa titánica empresa, qeu no es otra que la marca del kirchnerismo - ampliar derechos-, es que quiero destacar el compromiso de las mujeres que tenemos en la función pública.

Son mucho más que "mujeres" en la función. Son, como cada persona, diferentes, pero que siguen siendo percibidas y valoradas diferencialmente por ser mujeres. Por eso cada una de ellas, asumiendo los efectos nefastos de los prejuicios, resignifica su lugar de acción al trabajar contra esas limitaciones claves. Mujeres de las fuerzas democratizando las fuerzas. No es una utopía. Lentamente, está sucediendo.