sábado, 14 de octubre de 2017

La infamia y la provocación: se llevan otra vez a Milagro al Alto Sufridero

 Acaban de llevarse nuevamente a Milagro Sala al penal de Alto Comedero, en pijama y contra las disposiciones de la Comisión Interamericana ed Derehcos Humanos que había recomendado la prisión domiciliaria.
El circo de las causas, la custodia exagerada de gendarmes en la vivienda, las tobilleras, la saña ininterrumpoida contra quien nunca agachó la cabeza, desconoció notificaciones y siempre recordó la ilegalidad de su detención tanto como su carácter de Diputada electa al Parlasur,  el hostigamiento constante que no aplican ni al más peligroso criminal, toma otro giro ahora. El juez Pullen Llermanos mandó a sacarla del lugar hoy a las 7 de la mañana, y sin notificación previa; otro abuso de autoridad ya que no tiene atribuciones como para devolverla al penal: "Es un secuestro", dice su abogada Elizabeth Rodriguez Alcorta.
Horacio Verbitsky se refiere a esta medida como una provocación de tono electoralista.
Recordemos que Milagro en estas pocas semanas en la casa, siempre alzó la voz. Salía cada mañana a preguntar "Dónde está Santiago Maldonado?" en la ventana donde tenía que exhibir su pequeña y tremenda estatura ante los uniformados.
Se solidarizó con Verbitsky,-  como con Roberto Navarro cuando fue echado a pedido de Macri de C5N y de la radio - ante la amenaza de las listas negras que Clarín deslizó la semana anterior, apuntando a gente que está en  la mira del presidente y de un poder gubernamental que desde diciembre de 2015, se identifica con el poder concentrado de las corporaciones.
Una cadena de desastres con responsabilidad estatal :  la desaparición de Santiago Maldonado que se negó, se encubrió y se encubre, la persecución judicial a Cristina Fernandez de Kirchner y a la Procuradora Alejandra Gils Carbó es tan grosera y siniestra que la necesidad de acudir a organismos internacionales para denunciar la censura, represión y hasta el delito de desaparición forzada de personas por parte del gobierno macrista es hasta ahora la única vía institucional posible ante el atropello sistemático de derechos y garantías.

Una medida cautelar interpuesta por Amnistía Internacional y el CELS  (Centro de Estudios Legales y Sociales) había logrado dictamen favorable de la CIDH por lo que el Estado argentino, sí, el mismo Estado que se hizo célebre por enjuiciar a los genocidas y fue líder en materia de derechos humanos durante el período iniciado en 2003, acató la resolución a favor de la domiciliaria a Milagro, pero no sin antes  victimizarla renovadamente con un sinfín de idas y vueltas burocráticas.
El 31 de agosto pasado Milagro fue entonces enviada a una residencia que no era su casa sino un lugar preparado para recuperación de personas con discapacidad que había sido destruido por el vandalismo de Morales, amo y señor de Jujuy, o mejor dicho, brazo ejecutor del poder real de esa provincia, Blaquier, dueño de Ingenio Ledesma e impune todavía por crímenes de lesa humanidad perpetrados en 1976. La solidaridad con Milagro pudo acondicionar la casa aunque la "Flaca" afirmaba que podría dormir parada con tal de salir del penal en el cual su vida y su integridad física y psíquica corren peligro constante.

El pasado 29 de septiembre la Cámara de Apelaciones de Jujuy hizo lugar a un pedido del fiscal Cussel para revocar la prisión domiciliaria... Y,  a una semana de las elecciones, tras 44 días de estar en la casa, la sacaronn en pijama, tan brutalmente como el primer día de su privación de libertad, en enero de 2016.
La venganza y el disciplinamiento de un modo de organización social extraordinario, que empoderó a mujeres, que desafió la alternancia partidista en la provincia del norte afín a los dueños de todo, se desató burlando toda institucionalidad, todo derecho, a pura infamia y provocación, sin pruebas, a mero apriete y denuncia insustancial. Palo y saña.
Cruje al democracia argentina. 
Amenazada, la mapuche Moira Millán alza la voz y denuncia que el crimen de la conquista y el extermino, de Colón a Roca, encarna en Macri y los desaparecedores de hermanos y hemanas cuyo nombre apenas conocemos. Tres días despúes del último día de libertad  de los pueblos originarios cuya lucha continúa y por la cual desaparecieron a Santiago Maldonado, por la cual surgió la Tupac Amaru, se llevan a Milagro Sala de regreso al Alto Sufridero.