jueves, 29 de septiembre de 2016

¿Sáenz o Sanchez? La condecoración a Cristina Fernández y una confusión reveladora

La Asamblea Nacional de Ecuador distingue hoy a la ex presidenta Cristina fernández de Kirchner con la Condecoración Manuela Sáenz reconocimiento otorgado a ex jefes y jefas de estado  y ex presidentes/as de parlamentos por su labor política, liderazgo y convicción social. Una mujer, además, Gabriela Rivanedeira, será la encargada de la entrega de la distinción al detentar la Presidencia de la Asamblea.
Durante estos días previos al viaje de CFK - quien además mantendrá reuniones en UNASUR  con Ernesto Samper, participará del III Encuentro Latinoamericano Progresista ELAP y estará presente en el lanzamiento de las candidaturas de Alianza País - diversos medios de comunicación difundieron que la distinción era "Manuela Sanchez"en lugar de "Sáenz".
Puede tratarse de un error repetido en medios tan diversos debido al fragor y la velocirdad de las comunicaciones contemporáneas,

Sin embargo, pensando con detenimiento en la dificultad que tenemos para dejar atrás la perspectiva androcéntrica en la historia, en la politica así como en todos los discursos, no deja de ser relevante esta confusión que se repitió a lolargo de varios días.
La participación y el protagonismo de las mujeres tiene mucho que ver con la posibilidad para nosotras de tener apoyo en un imaginario cultural, como una suerte de respaldo simbólico que enlace experiencias, a partir de signos de la presencia activa y determinante en la vida social y política, tan borrada y negada en provecho de la  presencia constante de singualridades masculinas excepcionales. También se ha invisibilizado la participación de otros grupos subordinados, de los colectivos, para resaltar la narración de rndes héroes solitarios ( y varones).
La figura de Manuela Sáenz en sí ha sido resistida, como lo ha sido la de Bartolina Sisa, la de Juana Azurduy, la de las mujeres que participaron en luchas liberadoras, las mujeres indígenas que actualmente siguen resistiendo por la tierra y el derecho a la cultura propia despatrarcalizadora ante mineras y gobiernos estatales dóciles al neosaqueo, como dicen las mujeres xinkas de Guatemala.
No dejo de pensar que en el efecto a nivel simbólico de estos errores - que de lo mismo Sanchez o Sáenz -como una inadvertida form de reponer el velo sobre una incipiente y costosa visibilización y recuperación para los pueblos de quienes siempre han luchado por trasnformar sus realidades. En este caso, las mujeres.
La condecoración a la ex mandataria, otra figura a quien se ataca políticamente en términos de génerocomo mecanismos devaluadores de su valía,  destaca en el nombre de una mujer, entregado por una mujer a otra mujer que como tantas tiene peso propio en el merecimeitno del mismo, algo de lo que tenemos de potencial a explotar cuando dejemos de ser ingenuxs ante maniobras sutiles del estretejido patriarcal del capitalismo colonialista.