martes, 1 de marzo de 2016

Julio, Padre de la Plaza


Esta madrugada nos dejó Julio Morresi, Padre de la Plaza. Hace unos días nada más, la Madre Juanita Pargament.
Duele y parece que estuviéramos más solxs ante la embestida que vivimos quienes hicimos nuestra la bandera pero también la experiencia de la Memoria, la Verdad y la Justicia respecto de los crímenes del terrorismo de Estado.
Ellxs, las viejxs queridxs, nos dicen que seguiremos nosotrxs, y nuestrxs hijxs, sembrando y haciendo crecer la semilla, el respeto por la dignidad humana que nada puede avasallar, con ningún pretexto.
Mucho tuvo que pasar para que comprendamos el profundo significado de esa premisa sin la cual no hay ni democracia ni convivencia alguna.
Estas queridas fotos son de la movilización en defensa del Archivo Nacional de la Memoria, cuando
lo ví por última vez y nos saludamos.
Lxs extrañaremos y necesitamos, ¡ y cómo no! cuando la violenta banalización de lo más sensible para nuestro pueblo lo quiere confundir todo, diluir, vaciar de sentido.
Tiempos duros y locos de una locura fea.
Y entonces viene el trayecto recorrido por esas sonrisas y pasos cansados pero nunca quietos, siempre, de mil maneras, activos. Y entonces las postas, los retrocesos, los momentos inolvidables de reivindicación, que curaban un poco el dolor de las ausencias de sus hijos en lo que prometían para todxs a futuro: que NUNCA MAS.
Y cuando se piensa entonces en esa tenacidad sin fisuras pese a los indultos, los 24 flacos de convocatoria, lo que habrán sentido ante difamaciones y bajezas, la calidez de sus sonrisas y palabras nos reenvía hacia adelante.
Son irreemplazables y precisamente por eso tampoco se van del todo, nos regalan como herencia sus recorridos, su temple, su entrega. 
Julio, como Juanita, nos dejan el legado quizás más importante, el de su amorosa lucha y la fortaleza de resistir tiempos de amnesia selectiva, indiferencia o cobardía.
Gracias por todo eso.
Gracias por la alegría verdadera,
gracias por esa vida que nos ayuda tanto a vivir,
también, en estos días...