jueves, 22 de mayo de 2014

¿Dónde están? Experiencias y legados contra la trata de personas

Hace unos pocos días se conoció el acuerdo entre la Protex (Procuraduría de Combate a la Trata y la Explotación de Personas) y la organización no gubernamental Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT) para crear un banco nacional de datos genéticos que ayude a resolver casos que involucran personas desaparecidas que podrían haber sido víctimas de redes de trata con fines de explotación sexual.

La PROTEX se creó en el ámbito del Ministerio Público Fiscal en 2013, como forma de jerarquizar la Unidad Fiscal de Asistencia de Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASEyTP)y actualmente cuenta con dos áreas operativas: “Relaciones institucionales, capacitación y estadísticas” y la otra, “Investigación, litigación y seguimiento de casos.” Su titular, el Fiscal Marcelo Colombo, señaló la necesidad de desarrollar un protocolo de recolección de datos centralizados para contar al mismo tiempo con información comparable de las denuncias de desaparición de personas que se registran en todo el país y,al mismo tiempo, de quienes aparecen como NN, se trate de personas vivas o de cuerpos cuya identidad se desconoce.Como para mayores de 18 años no hay una suerte de censo de todas las denuncias a nivel país ni tampoco conexión entre personas que puedan estar apareciendo indocumentadas,es necesario relacionar datos con un criterio, cruzarlos, analizarlos. "En casos con alguna presunción de las familias de que podrían haber sido víctimas de trata, la idea es poder cruzar esos dos grupos" señaló Colombo al presentar el acuerdo.

Crear un banco de datos genéticos donde los familiares que realizan la denuncia puedan dejar muestras que puedan ser utilizadas en la tarea de identificación de cuerpos NN o para saber quiénes son las personas que aparecen en hospitales, psiquiátricos es la otra propuesta; el proyecto "Todos nos merecemos un nombre" fue diseñado por profesionales que desde una experiencia clave -su paso por el Equipo Argentino de Antropología Forense - conformaron ACCT para encarar otra búsqueda.

Continuidades

Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT)se define como una organización que investiga y documenta violaciones a los Derechos Humanos relacionados con la trata de personas con fines de explotación sexual o laboral. Es un equipo interdisciplinario que, además de brindar acompañamiento y contención a las víctimas y sus familias, trabaja fomentando la autodeterminación para que la persona que ha vivido este infierno pueda retomar el control de su vida. Brinda charlas a alumnxs de escuelas primarias y secundarias en localidades donde se han registrado casos involucrando la desaparición o la explotación laboral o sexual de personas. En poco tiempo publicará un manual - está en imprenta- pensado como herramienta destinada principalmente a educadorxs sobre esta temática.Creada recientemente, se dedica a la tarea de hallar a lss personas que en democracia, "desaparecen" en las redes delictivas de la trata de personas. Mediante convenios con organismos estatales y otras entidades, viene aportando su perspectiva y experiencia en el tema. A partir de información sobre personas que están ausentes por diversos motivos, cuya desaparición ha sido denunciada y registrada, se dedica a lograr la identificación y a perfeccionar un abordaje que también vaya desmalezando de mitos o concepciones sesgadas lo que es la trata. Muchos prejuicios favorecen la actividad delictual,ocultan los mecanismos que permiten que mujeres y niñas sean captadas mediante engaño,trasladadas y reducidas a esclavitud o explotación sexual.

Clientes indiferentes y cadenas de encubrimiento - complicidad de fuerzas de seguridad,judiciales, políticas,entre otras posibilitan la existencia de estas mafias. Los lugares donde las víctimas son esclavizadas presentan características que remiten al dispositivo del campo de concentración exterminio que dramáticamente conocemos lxs argetinxs gracias a la memoria y al coraje de sobrevivientes, testigos y el compromiso de hacer justicia. Esos lugares, "sobre todo los ruteros:(donde) está todo tapiado,las ventanas con rejas superpuestas, habitaciones con candado, seguridad en todas las puertas,(donde)las chicas no pueden salir del local donde son explotadas, no pueden mirar hacia afuera, un sistema cerrado (...)me da la idea de un centro clandestino. Además esto de cambiarles los nombres, alterarles la edad, como si alguno tuviera pruritos con si es menor o no. Porque francamente es difícil creer que quien va a consumir sexo ahí tenga algún reparo por la edad”, afirmaba Celeste Perosino, una de las fundadoras de ACCT junto a Pedro Biscay que trabajó en el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica y al comunicador Leandro Balaguer en una entrevista publicada en Las 12. La joven antropóloga trabajó en el EEAF desde 2001,se doctoró en Filosofía con la tesis "Umbral. Praxis, ética y DDHH en torno al cuerpo muerto" y actualmente en el área de DDHh de la Comisión Nacional de Valores. Para Celeste, "hay una información que hoy no existe y que hay que producir, y ahí aparece la idea de una base de datos de ADN, que es información que va a ingresar por dos vías: las denuncias sobre personas que desaparecen y los protocolos de procedimientos."

En el proyecto de Banco de ADN para la identificación de víctimas de trata se señala que: "Existen al menos 600 personas desaparecidas, raptadas o extraviadas potencialmente victimas de trata. Los casos asumen diferentes contextos y características. Un recorrido por las páginas del Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas (ministerio de Justicia de la Nación), del Registro Provincial de Personas Menores Extraviadas (Provincia de Buenos Aires), del Registro de personas que faltan de su hogar menores y mayores (Gobierno de Santa Fe) y del Registro de atención y asistencia a la víctima (Subsecretaria de DDHH, GCBA) arroja 103 casos entre menores y mayores desaparecidos cuyos casos ha tenido transcendencia pública con una mayor representación de niñas, adolescentes y mujeres. Las personas no desaparecen; en algún lado y bajo una determinada condición están. Por ello, se entiende necesaria la implementación de técnicas y metodologías de investigación que ya fueron probadas obteniendo resultados positivos para encontrarlas".

Trabajo coordinado y efectivo.Para encontrarlas. Por eso es importante unificar y comenzar a cotejar dos conjuntos de datos: las denuncias de desaparecidas, extravíos, ausencias de domicilio; y por otro lado, los registros de NN que pueden encontrarse principalmente en las policías,y que podría contribuir a identificar personas por la vía documental (huellas dactiloscópicas)que es un método económico y rápido, y por la vía de la genética a partir de muestras de ADN, método más costoso. El desafío de la PROTEX y ACCT es entonces reunir el mayor número de registros de personas denunciadas como desaparecidas, ausentes, extraviadas, y esos registros NN como huellas dactiloscópicas y otros que están en poder de fuerzas policiale pero también en hospitales, psiquiátricos o institutos de menores. Acotandolos temporalmente y de manera arbitraria entre 1990/2012, abarcando casos de más de 20 años de antigüedad y también más recientes. se podría saber cómo ha sido el fenómeno de la trata de personas y extravío por diferentes razones en el pasado,trazar patrones, zonas con mayor concentración de denuncias, lugares con más hallazgos de NN, etc. y contar además con indidios sobre el desebvolvimiento de la trata en un futuro.

Desde la terrible e invalorable experiencia de identificar y restituir restos humanos inhumados de manera clandestina referida a los crímenes de lesa humanidad de la dictadura, a partir de esa recuperación controlada de restos óseos y otros elementos que conforman la necesaria evidencia, se tiende un puente hoy buscar y encontrar a las víctimas de la trata, otra gravísima violación a los derechos humanos en tiempos de democracia.

El aporte de la arqueología y la antropología forenses

La arqueología forense aplica métodos arqueológicos a la resolución de problemas medico legales; recuperación de los restos óseos y evidencia, específicamente. A veces no es posible, por la degradación que se ha producido, extraer ADN para cotejar con registros genéticos que permitan la identificación de restos hallados. Pero en muchos casos, de tejidos blandos y duros como huesos y dientes, sí es posible. Contando con antecedentes que orientan y circunscriben un área geográfica, - testimonios, relatos, etc.- se elabora un plan operativo para la investigación de un sitio. En arqueología, un sitio representa un evento determinado en un área dada, susceptible de ser dividida en varios sitios. Los arqueólogos forenses definen el tipo de evento que se desarrolló en el lugar: fosa común, tumba individual, tumba múltiple, restos humanos en superficie, sitios de ejecución, pozos, re-entierros, entierros secundarios, etc. Una vez hallados, los sitios son escenarios medibles,se pueden describir y analizar, sde ser registrados por diferentes medios físico-químicos (muestras diversas y sus respectivos análisis), gráficos y fotográficos, descriptivos, documentales, testimoniales, etc. Por ejemplo, durante tareas de búsqueda realizadas en El Rosedal, un lugar en Arrecifes donde existía la presunción de que podría haber estado Fernanda Aguirre y aludido por muchas chicas que testimoniaron haber escuchado gritos y disparos que hicieron pensar en inhumaciones, no se hallaron restos humanos, pero sí evidencia asociada a la actividad del sitio que acredita el tipo de actividad relacionada ocn la explotación sexual. Se halló indumentaria femenina (mucha ropa interior, sandalias, botas), envoltorios de profilácticos y lubricantes, desodorantes de ambientes y medicamentos (anticonceptivos y contra infección urinaria).EL equipo de ACCT viene participando de búsquedas a partir de un convenio de trabajo con la PROTEX por el cual se recibe información de desapariciones - en general en un principio- de La Pampa, CABA, Santa Fe, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Salta, Catamarca, Chaco y Mendoza. También trabaja con información proveniente de Missing Children.

La identificación por vía de la genética

Las Abuelas de Plaza de Mayo encontraron una herramienta invalorable en la genética para lograr la restitución de identidad de los hijxs apropiadxs de lxs desaparecidxs.Tras haber consultado a muchos centros científicos, finalmente en EEUU el Dr. Fred Allen del Blood Center de New York,el Dr. Cristian Orrego de la Universidad de Berkeley, la Dra. Mary King y la Aociación Americana para el Avance de la Ciencia, encontraron un método que permite llegar a un porcentaje del 99,9 % de probabilidad mediante análisis específicos de sangre. Con el resultado de ese estudio se obtiene el "Indice de Abuelidad" gracias al cual se determina la identidad de lxs nietxs que fueron apropiadxs.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EEAF)empleando, entre otras técnicas, la genética, logró reconocimiento mundial en la identificación de restos de personas que fueron víctimas de la desaparición forzada, restos inhumados como NN o en fosas comunes. Su fundador, el recientemente fallecido Clyde Snow, llegó a la Argentina en 1984, junto a la mencionada Asociación Americana para el Avance de la Ciencia convocado por Abuelas y la Conadep. Snow formó a lxs jóvenes integrantes del EAAF demostrando que con los esqueletos se podía hacer algo para avanzar en la identificación de los desaparecidos. Marcó una bisagra que desmontó una operación de encubrimiento del horror sistemático que todavía hoy continúa permitiendo a lxs familiares y compañérxs el derecho a la despedida. Y a todxs nosotrxs, a las generaciones futuras, la memoria histórica insustituible.

Como existe la posibilidad cierta de que personas desaparecidas desde 1989 y en la década del 90,- cuando todavía la trata de personas no se tematizaba - hayan sido asesinadas y sus cuerpos sigan sin aparecer o no hayan sido identificados, porque además, las identificaciones pueden llevar largos años, las familias de personas buscadas pueden donar muestras de material genético y así, apelando a protocolos de consentimiento informado, brindar a lxs investigadores información crucial con la seguridad de un manejo ético y responsable. Se tiene un conocimiento del proceso que comienzan a desandar, se protegen y preservan los datos, se resguarda el anonimato durante el tiempo necesario para cotejar, se utilizan y se resguarda la información sobre la procedencia de los cuerpos NN, tendiendo a lograr el objetivo de la identificación. Normas legales enmarcan estos procedimientos. Los datos personales recopilados y la información que se considera relevante relacionada con la persona que se está buscando y que es proporcionada, se manipulan de manera tal de evitar su perdida, acceso, destrucción, uso, modificación o divulgación no autorizados. La persona o familia a que se refiera la información tiene acceso a sus datos personales: en nuestro país, la ley nº 25.326 de Protección de Datos Personales establece que se debe mantener la confidencialidad y privacidad de los registros personales y también establece que los titulares tienen el derecho a acceder a sus datos y a solicitar la rectificación de los mismos.

Un puente

De acuerdo a datos relevados por INECIP ARGENTINA y la (entonces) Unidad Fiscal de Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE)el año pasado, en nuestro país hay un cierto nivel de paridad entre trata interna y trata internacional, con una leve predominancia de la primera. No se cuenta con registros al momento de casos de captación en la Argentina para explotación en otros países (lo que no significa que no hayan ocurrido) y la mayoría de mujeres afectadas son mayores de edad de origen argentino o paraguayo, y dentro del grupo de víctimas menores de edad, señala una preponderante mayoría de víctimas argentinas, de entre 15 y 17 años.

Las experiencias dolorosas y amorosas de búsqueda de seres queridos pero también de verdad y justicia acerca del pasado reciente permiten, atendiendo a las diferencias y a similitudes, sortear los mecanismos de negación e invisibilización de una práctica extendida y que se habilita por las relaciones desiguales entre varones y mujeres. El conocido lema "Sin clientes no hay trata", slogan de la militancia feminista y del Programa Nacional del Ministerio de Justicia y DDHH- apunta a lo que permanece soslayado cuando hay investigaicones, artículos periodisticos, comentarios cotidianos: la demanda de víctimas y la tolerancia social a la existencia de estas redes criminales que captan personas vulneradas o violentadas previamente por razones sociales, económicas y sobre todo por esa relación de subalternidad en la que se encuentran mujeres y niñas que son objeto de explotación sexual.