miércoles, 20 de septiembre de 2017

El gobierno censura a Roberto Navarro, y cruje aún más la democracia argentina

Desde que Macri asumió el Poder Ejecutivo, el mandato del poder corporativo se dirigió inmediatamente a desmantelar la AFSCA y anular todo lo referente a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual por DNU.  Pese a tener todos los medios concentrados que desarrollaron "periodismo de guerra" contra la gestión kirchnerista, no dejaron espacio crítico en pie.
Podemos enumerar, por ejemplo, que :

Después de 30 años, despidieron a Víctor Hugo Morales de RadIo Continental a comienzos de 2016.

De madrugada, en julio de ese mismo año,  los trabajadores de Tiempo Argentino fueron desalojados del edificio donde también funciona Radio América por matones armados con navajas y encapuchados, comandados por el empresario Mariano Martínez Rojas. La patota romipío elementos de trabajo, y hasta la documentación de la Cooperativa Por Más Tiempo.Martínez Rojas había comprado el periódico y Radio América, y participó de la intrusión y destrozos.. El Ministerio de Trabajo le otorgó la guarda de las herramientas de trabajo mientras las fuerzas de seguridad tomaron los datos de la patota.

Poco después, en agosto, la periodista Cynthia García, quien tras el levantamiento de 6,7,8 había abierto un sitio web La García independiente, sufrió una intrusión en su casa. "Tengo todo revuelto, entraron por la puerta y tengo detonado el departamento" dijo cuando llegó con sus hijos y se encontró con que se habían llevado elementos de trabajo, una tablet y un disco rígido, pero no dinero. Lejos de ser un robo azaroso, era un mensaje intimidatorio en medio de lo una verdadera "caza de brujas"contra todo ejercicio de periodismo que fuera opositor a Cambiemos. O mejor ya podemos decir, ¿de todo ejercicio de periodismo?

El 31 de diciembre pasado, Resumen Latinoamericano sufrió un ataque durante el cual se llevaron la totalidad de equipos de video y sonido y el archivo que contenía 10 años de trabajo. Su director, Cárlos Aznarez, relacionó el hecho intimidatorio con episodios similares sufridos por el portal Cosecha Roja, la redacción de la revista Anfibia, además de cuentas de facebook y twittrer de cooperativas y emprendimienos independientees, de una magnitud minúscula si se la compara con el alcance y penetración del grupo Clarín.

No sabemos con certeza cuántos periodistas y espacios opositores han sido acallados de modo directo o indirectamente. 

Está claro a esta altura de los acontecimientos que ni una voz que realice periodismo de investigación, serio cuando puede competir, puede quedar en el aire; sucedió ahora con Economía Politica en C5N, que superó a toda la competencia en audiencia, demostrando que hay una demanda de periodismo en los medios de comunciación masivos. Tenía mayor audiencia que la señal TN.

El periodista Roberto Navarro fue despedido pese a este éxito rotundo. Además de un equipo de jóvenes colegas y el aporte del mejor periodista de investigación del país, el veterano Horacio Verbistky, Navarro ha desplegado en la pantalla - así como en el programa radial El Destape por Radio 10- un profesionalismo que se extraña en tiempos de operaciones sin desmentida y descaradas apologías de la violencia hacia cualquier discrepancia con el gobierno.

En una sostenida construcción  simbólica estgmatizadora de la protesta social, de los jóvenes que militan,, de las personas que exigen saber dónde está la víctima de la desaparición forzada Santiago Maldonado, la difusión de las investigaciones con pruebas - que han generado causas judiciales- acerca de la corrupción de Cambiemos, desde las bolsas de dinero en el departamento de Michetti a las motivaciones de la prisión de Milagro Sala, desde el  escándalo de las coimas de Oberbrecht al blanqueo de dinero del hermano de Macri, desde la compra de armas a la infiltración de servicios inteligencia en las marchas para el circo de la represión buscando intimidar y paralizar a la sociedad, es sin duda intolerable para una gestión decidida a arrasar con el estado de derecho.

En defensa también del derecho a la información y a que la ciudadanía pueda formar su juicio para no ser manipulada y engañada, y también por todos los medios independientes, pequeños, como Agencia El Vigía, Choripán y Vino, entre otros,  redes, cooperativas, que no se callan y resisten, denunciamos que con esta censura de C5N cruje aún mas la democracia en Argentina. A continuación, y en solidaridad,  se reproduce el comunicado acerca de su despido por parte de las autoridades de C5N debido a la presión macrista que dió a conocer Navarro:

El GOBIERNO LOGRÓ QUE ME DESPIDIERAN

Hoy las autoridades del canal me comunicaron mi despido. Sé que lo hicieron bajo la presión del Gobierno.Esto sucede después de un mes de fuertes presiones para que fuera yo quien renunciara.Las mismas fueron llevadas a cabo por el gerente, Federico Maya, y sus subordinados y constan en innumerables watsapp que publicaré en Eldestapeweb.
Días después de las elecciones del 13 de agosto, supe por una fuente oficial que el Gobierno le exigió mi salida al propietario del canal y le sugirió que intente antes lograr mi renuncia.
Lo intentaron de diversas maneras, fundamentalmente, censurándome. Me prohibieron difundir una denuncia sobre la Nº 2 de la lista de Cambiemos en Provincia, Gladys González. Me prohibieron difundir un informe sobre la financiación de la elección, que compromete gravemente a Gabriela Michetti. E informes sobre Larreta y otros actores importantes del Gobierno. Investigaciones que publicaré en Eldestapeweb.

Se buscó que yo me vaya del canal sin pagar el costo público del despido. Y sin que el Gobierno pague el costo político de la censura. No les molesta mi critica, que también existe en el resto de la programación de C5N; les molestan nuestras investigaciones: Arsat, El Socio del Presidente, Dólar futuro, Compra de armas y tantas otras. Y el ingreso a Economía Política de Horacio Verbitsky, que difunde sus investigaciones de Página 12 en el programa. El blanqueo de más de 600 millones del hermano del presidente, por citar una.Conduje el programa Economía Política, que es el más visto en señales de noticias y gana de manera consecutiva desde hace tres años. Y también El Destape TV, que acaba de ganarle el mes a Los Leuco, A dos Voces y Juego Limpio, juntos.
En la radio dupliqué la audiencia que heredé hace un año al comenzar. Lo que deja claro que los problemas no son profesionales.Tampoco, como intentan camuflar, una pelea con un gris funcionario del canal, que sólo fue una herramienta para provocar mi renuncia.Esta es la tercera vez que ocurre un hecho similar desde que asumió Macri. 

En diciembre de 2015, el reclamo del público frenó mi salida. Luego volvió a ocurrir en febrero de 2016 y también se echaron atrás. En esas oportunidades no perdí mi empleo. Pero fueron dejando la sensación – y eso se buscaba también- de que el problemático soy yo. La idea era que me fuera sin un telegrama de despido y mostrar un canal que sigue siendo crítico a partir de las 18 horas. Así conseguir sacar del medio a un periodista que con su grupo de trabajo, cadete incluido, daña la imagen del Gobierno.

Es un cambio de época y van por más. Todo indica que lo que Macri piensa hacer en los próximos tiempos necesita la complicidad del silencio. Estamos ante una democracia precarizada.