martes, 20 de enero de 2015

Podredumbres, operaciones y deudas

A las víctimas, de y en medio de las operaciones de prensa ¿quién las honra?
Vergonzoso intento de desestabilización, tan burdo que da asco y al mismo tiempo obliga a ir al fondo de un acontecimiento que desde hace más de veinte años ha sido usado para fines políticos y geopolíticos.
Los atentados en Argentina a la embajada de Israel y a la Amia que sufrimos, durante el ciclo menemista de las relaciones carnales con los EEUU fueron uno de tantos episodios que quedaron sin esclarecimiento - hasta la muerte dudosa del hijo del Presidente de la Nación!- incorporándose a la anestesia general neoliberal cínica y tolerada por quienes consolidaron el verdadero poder en el país.
En ese tiempo de impunidades de genocidas y de funcionarios corruptos hasta el paroxismo, se mezclaban como cambalache los traficantes de armas, los asesinos torturadores gobernadores e intendentes con la maldita policía que se cargaba a los mi;itantes populares y a lxs chicxs desplazadxs de todo derecho salvo a morir lentamente, por el paco o la represión consentida.
Memoria memoria, Argentina...
Que las mafias instaladas aprietan a los gobiernos que pueden serles dóciles o pueden serle hostiles. Un poco de historia reciente nada más permite sacar conclusiones : ¿quiénes se beneficiaron con la fiesta del uno a uno mientras se sucedían crímenes mafiosos y en el Estado seguían actuando sin problemas las estructuras más nefastas sin que nadie las jodiera?
Ese paisaje comenzó a cambiar drásticamente desde el 25 de mayo de 2003.
El pecado de no someterse al poder real por parte de Néstor Kirchner; el pecado de la integración regional y del No al Alca; el pecado de apoyarse en el pueblo que excluído y abandonado de la juerga entreguista - de soberanía, de recursos, de la generación de trabajo, de justicia y de medios de comunicación arma estratégica si las hay, privatizadas y concentradas- volvió a la política.
Néstor Kirchner en su momento desclasificó secretos con el coraje político que ha demostrado ser la única garantía para democratizar el país de verdad, poniendo en la luz lo que trabaja en las sombras desde los tiempos del terrorismo de Estado.
Pasaron veinte años de manoseo de la causa judicial y de las víctimas de los atentados a las entidades judías. Se utilizó políticamente por casi toda la dirigencia inescrupulosa. Pocxs personalidades se comprometieron con la búsqueda de la verdad y la justicia, con la complejidad que esto supone, teniendo en cuenta los intereses en juego contra Irán.
Ha sido en estos años de kirchnerismo que se dieron pasos claves al respecto. Mauricio Macri espió a Burnstein, por lo cual está procesado, y defendió el nombramiento del "Fino"Palacios, imputado en la causa Amia por el encubrimiento, transformándose en persona no grata para la mayoría de la comunidad judía de la coqueta Buenos Aires.
Todo está documentado, probado y publicado...pero parece no venir a cuento de la carroña destituyente que se replica como hongo tras la lluvia en la televisión.

Los servicios de inteligencia sufrieron un golpe cuando se descabezó el área en diciembre.La Presidenta de la Nación que siempre apoyó la investigación de los atentados, sale al ruedo de la podredumbre mediática desestabilizadora ordenando la desclasificación de documentos que Nisman había solicitado. La carta contundente que publicó en Facebook y en su página es tan clara y directa que me exime de comentarios.
Solamente...algunas cosas, que hay que volver a decir:
Cristina Fernandez resiste cualquier archivo respecto a este tema: el atentado a la AMIA. Los esperpentos montados en esta operación desestabilizadora, no pueden.
Acusar al gobierno de terrorismo o de encubrirlo es una burda maniobra del terrorismo mediático. Este terrorismo, verdadero relevo contemporáneo de los tanques y de las operaciones negras y paramilitares, no podría sostenerse si no fuera por la acción/inacción que se le permite a la CIA, a los remanentes golpistas de la SIDE, al servicio de inteligencia israelí, a Héctor Magnetto, el jefe real de la oposición.
Encubrimientos y la pista local: nada se ha sabido desde hace décadas.
¿Quiénes son los funcionarios del Poder Judicial que han actuado y cómo lo han hecho? Convendría recordar la célebre "servilleta" de Corach y el entramado de complicidades para bancar la peor corrupción de un gobierno democrático, como lo fue el menemismo. Sería no solamente una cuestión de honestidad intelectual sino de inteligencia.
En cuanto a la ética, desde nuestra condición humana, sea cual ésta fuere concebida, me permito pensar en el dolor de quienes lloran a sus deudxs, las historias truncas de las víctimas a quienes se usa descaradamente. Ojalá fueramos capaces como sociedad de tener un mínimo respeto que asome como rayito de sol que entibie tras la tormenta y permita ver un poco mejor, un poco más allá...
Quienes murieron en los atentados no interesan a quienes los utilizan en sus jugadas políticas. Lxs familiares, con toda razón, repudian a estos buitres carroñeros que vuelven a escupir en la memoria de lxs muertxs. Hablamos de lxs muertxs de la Amia pero también podríamos pensar en tantas muertes impunes, a las que jamás deberíamos estar acostumbradxs.
Quiero decir:
Justicia, justicia, justicia.
Y además, a quienes se montan en este circo peligroso: tengan obtengan legitimidad si quieren un recambio de signo político.
No a la desestabilización que sirve al juego de fuerzas internacional, un juego conocido pero que parece que muchxs anestesiadxs no reconocen todavía, porque no pueden o no quieren hacerlo.
Las elecciones se deben ganar con los votos.
Y a lxs muertxs se los honra con la búsqueda de la verdad.