martes, 12 de febrero de 2013

Árboles y vidas


Árboles añosos, imprescindibles, que sirven para cobijarnos gracias a su sombra, para respirar en medio de la contaminación de la ciudad.Donde esperamos para cruzar la avenida más ancha del mundo, donde, sorpresivamente observamos la belleza herida de una Buenos Aires avasallada. Qué facil puede resultar destruir tanto en unos pocos años! Arrasar con lo que es de todxs para beneficiar a unxs pocxs...!
Nos movilizamos con la bronca de las rejas en los parques, la tala de madrugada, la basura por todos lados. Como nos movilizamos por el largo invierno sin gas en el neuropsiquiátrico y el intento de deshacerse de cuanto servicio gratuito y de valía para desviar, lógicamente, las prestaciones hacia sanatorios privados. ¿Cuál es el sentido de anular las neurocirugías del Hospital Santa Lucía, donde tanta pericia se ha acumulado para atender una especialidad delicada para pacientes de todo el país?
Desde el inicio de la gestión macrista, se abalanzaron sobre los barrios, arrancando adoquines, intentando llenar de torres lugares donde el mismo código de planeamiento urbano lo prohibía. Metiendo amparos, muchos de los que probablemente lo habían votado entonces, junto a quienes no se sorprendieron, lo fueron parando. Muchas otras veces no hubo tanta suerte.
Ocho muertxs hasta el año pasado en derrumbes de edificios donde los permisos de obra eran más que sospechosos y los controles eran una cargada. Personas murieron no por ineficacia sino por el desprecio a la vida. Porque lo que aparece como improvisación a primera vista, no es más que furioso y deliberado afán de lucro. Y corrupción. Esa corrupción que tanto se denuncia pero que a la hora de la verdad, existe en causas judiciales que diversos juzgados y por diversos hechos involucran a Mauricio Macri : PROCESADO por escuchas ilegales, por integrar una asociación ilícita. No pasa lo mismo con aquellxs a quienes acusan lxs candidatxs del PRO en los medios para consumo de lxs irresponsables repetidorxs de cantinelas.

Desde su llegada al Gobierno de la Ciudad, echó a las personas en situación de calle con las patotas de la UCEP y las pistolas tauser que la justicia le prohibió utilizar. Quien acusa a la Presidenta de autoritarismo picanea a lxs pobres en vez de asistir su emergencia social o al menos, si es que vienen del conurbano que tanto lo exaspera, ponerse a trabajar con los distritos bonaerenses para buscar una solución a la presión de uso de los hospitales, medios de transporte, etc. Pero no es este el punto, evidentemente: el transporte público no le interesa, puesto que gobierna con la mentalidad de quienes no utilizan un colectivo o el subterráneo para ir a su trabajo, actividad que siempre le ha sido repelente a quien fuera gerente de Sevel, esa empresa que contrabandeaba autopartes estafando al Estado, y que no lo llevó a la cárcel debido a la protección de la Cortesupremadeinjusticia de mayoría automática menemista.
El admirador de Cacciatore, intendente de la dictadura, adora las topadoras.

Nunca se ve en aprietos ante una interpelación periodística porque sólo se muestra al público en los estudios de televisión afines que lo protegen haciendo malabares grotescos, o atendiendo o llamando a las radios donde lo reportean en tono canchero y frívolo. En una oportunidad se fue de boca con Nélson Castro y dijo, en relación a los "trapitos": "pero qué quiere, que los matemos?" cuando no entendió en qué sentido el Doctor, tan serio él, le daba pie para ensayar una respuesta con argumentos al problema de los cuidacoches que no consistiera en la represión o prohibición, que es lo único que le sale bien.
Macri además protege locales donde se explota la prostitución de mujeres y fue señalado por la denuncia de Lorena Martins como amigo de proxenetas y tratantes ante la justicia. Más allá del patriarcado incomprensible que invalidó el testimonio de una hija no por ser falso, sino por el vínculo - esto da para otra reflexión aparte, sin dudas- dejando vía libre a la red y a los acusados, el Jefe de Gobierno habla por lo que hace su gabinete. Claro, si existen clientes o el tema no es considerado como problema, pasa a ser una arista interesante y atrayente para quienes lo defienden y lo votan. Sentido común canchero y fascista que también justifica que se abandonen a los "negros" que afean el paisaje de la ciudad de la gente linda, que se desentienda de lo que le corresponde administrar, que se pasan las leyes votadas en la Legislatura por el trasero total se vetan y listo. Y después se llenan la boca de la división de la Argentina culpa de la Presidenta.
Lo que indigna y rebela de Macri es sabido al menos por quienes defendemos la educación y la escuela pública, por quienes usamos los colectivos y subtes, por quienes trabaja y prestan servicios en la administración esenciales y lo hacen con contratos basura, renovados anualmente, en áreas imprescindibles. Es lo que establece la constitución porteña y que no se puede destrozar, tan importante como los espacios verdes que necesitamos todxs.
Ayer hubo una importante movilización contra la tala asesina en la 9 de julio, se convocaron porteños y porteñas de distintos barrios y agrupaciones. Se detallaron los daños. Se adelantaron los amparos que mañana serán presentados para parar a "Macrinator", como decía un cartel, se cantó el sentido "Macri, basura! Vos sos la dictadura!". Se escucharon distintas voces, y entre quienes hablaron, un chico en situación de calle que se refirió a las personas que están en la calle.
El orador de la Colifata nos interpeló también.

La criminal poda de tipas y jacarandaes es más vistosa que el criminal abandono de seres humanos tirados en las veredas, abajo de esos árboles, sin atención, sin trabajo, sin casa. La crueldad de provocar el padecimiento de los internos del Borda para ganar por cansancio y hacer un centro cívico dudoso desde el vamos; el maltrato de las personas que tienen que esperar lo imposible por un turno en el hospital. O la falta de ética de las entidades que se venden al ideario macrista y callan ante la falta de insumos, de personal necesario en los servicios.
La mugre de las calles es más visible que la mugre del corazón que ha devaluado a mujeres, hombres, niñxs que para esta administración no son más que cosas molestas. O son invisibles. Ya se sabe que ésa es la expresión de una manera de pensar y vivir que predominó en la Argentina de los noventa. Tuvimos que experimentar cuando estalló y aún no nos terminamos de recuperar.

Pero un aguijoncito me quedó de ayer, de lo vivido ayer, porque a quienes defendemos un modo de vida con otrxs, donde lo público es de todxs y nivela desigualdades, nos cabe reflexionar acerca de esa visibilidad de lo qua ha sido descartado y se ha naturalizado. Que no nos deje de rebelar un niño en la calle vendiendo lo que sea. Que no nos anestesiemos con lo que no se va a decir fuerte en la televisión pero sabemos que pasa: las muertes por el frío en el invierno de quienes no tienen dónde dormir y ni siquiera son contabilizadas. Que no nos olvidemos que la ambulancia del SAME no entró en la villa y murieron personas a quienes además, los quieren sacar a la fuerza privilegiando otro negocio inmobiliario. Allí en el mismo lugar donde el cura Mugica hablaba del reino de Dios en la tierra y decía, así, sin anestesia, algo como "perdón Señor, porque yo me puedo volver a dormir a una cama caliente y ellos siguen aquí."
A éso van estas palabras.Hermosos árboles y paisaje de mi querida Buenos Aires. Ciudad que es su gente, toda, porque eso diverso te hace ser lo que sos. Hablo de seres humanos y no meros bienes. El nervio de esas maneras de concebir la vida que claramente se están jugando hoy, y al cual nadie puede permanecer indiferente.