viernes, 7 de diciembre de 2012

La voluntad

Voluntad política.
Eso es imprescindible.Y eso es lo que ha existido desde el 2003 y no ha dejado de transformar el paisaje de este país tan golpeado y arrasado por poderes corporativos que siempre ganan cuando las mayorías sufren y sangran.
Que la pelea capital por la implementación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual haya servido para blanquear el verdadero poder detrás de los gobiernos, es sin dudas una victoria de estos años en los que algunxs deplorxn la disputa de proyectos.


Porque ha tenido que pasar mucho tiempo, muchos años para ir pariendo justicias y reparando impunidades. Aprendemos cada día, hasta qué punto estamos mediatizadxs en nuestra percepción de la realidad que vivimos. Que la concentración mediática ha reemplazado en estas décadas, lo que antes se controlaba con golpes de estado y censura estatal. Y el tema es global.

No es de extrañar que las corporaciones actúen y se defiendan en tandem, como decía el sobrino del fallecido Monseñor Plaza hace unos días, comentando el documento de la Conferenica Episcopal Argentina en la previa del 7 D. Jesús Plaza,sobrino y denunciante de uno de los más célebres apologistas y cómplices de la represión ilegal decía que "la Iglesia católica estuvo siempre con las corporaciones y los poderosos: en 1806 durante las invasiones inglesas, fue un obispo el que los recibió". Enumeró cómo desde siempre bendijeron los sables de los generales que asaltaban el sillón presidencial y consolaban a los perpetradores de los crímenes de lesa humanidad como la tortura o el arrojar personas vivas al mar.

Hoy estamos juzgando genocidas;estamos ampliando derechos. Mal que les pese a las minorías privilegiadas. Ahora visibilizadas cada vez más claramente en su accionar, éstas operan contra todxs lxs gobernantes que se atreven a tener la voluntad política de desarrollar sus pueblos e intentar la justicia social sin someterse al capital financiero. Minorías de bancos y compañías sin bandera que, por ejemplo, inducen al suicidio a la población española; que hace poco más de una década se enriquecía con el petróleo venezolano hasta que llegó Chávez. Atentan contra esas democracias con operaciones mediáticas sin ningún escupulo e invocaciones a la libertad de prensa presuntamente amenazada mientras concentran medios y contenidos. Desatan una operación tras otra, engañosas y falaces, de las que jamás se retractan. Pero Chávez sigue ganando elecciones y no se muere como ellos quisieran.


Mientras escribo, Cristina se encuentra trabajando, sin aflojar nunca, en una integración larinoamericana que es clave no solamente desde lo económico - tener una moneda común para transacciones de países miembros que esquive el dólar puede convertirse en una realidad muy pronto- sino en lo cultural. Proyectos de cooperación que además elevan la dignidad de nuestros pueblos, demostrándonos que a pesar de que tienen mucho poder, hay otro poder popular y una voluntad solidaria que nos hace potentes, que nos impulsa hacia donde no nos dejaban llegar.
Por algo sería...

Y en cuanto al poder judicial argentino, ha demostrado otra vez que nos debe todavía una transformación muy profunda. A la república, a las instituciones que trascienden a las personas. Está mostrándose como una rémora conservadora intolerable ya para los tiempos que corren. Está en deuda con la democracia, y no solamente por atacar la soberanía popular, - una ley votada por el Poder Legislativo por abrumadora mayoría hace tres años- sino porque:
- miles de personas esperan presas una sentencia firme sin saber siquiera quién lleva su causa
- todavía ejercen sus funciones cómplices de torturas, desapariciones y apropiaciones de bebés nacidxs en centros clandestinos de detención
- sus funcionarixs son frecuentemente sexistas e ignoran los derechos de las mujeres a quienes aún, con toda la legislación existente contra la violencia de género, no hacen justicia
- suelen, salvo contadas excepciones, ignorar los derechxs de niñxs y adolescentes
- toleran graves violaciones a los ddhh en las cárceles
- están eximidos de tributos que se aplican a todxs los demás funcionarios y personas comunes
- y a pesar de los intentos de la Jueza de la CSJ Carmen Argibay, siguen negándose a quitar crucifijos de sus salas



Nosotrxs sabemos que nada se consigue para el pueblo sin pelear muy duro. Y tenemos mucho para festejar cada día. Hoy inicia la transmisión el primer canal de televisión mapuche, y es un enorme paso adelante que no les importa a lxs mamarrachxs de la oposición servil incapaz de propuestas propias ni a la SIP que se reúne con ellxs en el Congreso a lamentarse por el "peligro" a la libertad de expresión que representa la desconcentración de medios.

Nosotrxs conservamos la alegría y recordamos siempre a Néstor Kirchner que advertía sobre estos momentos de retrocesos en los que no había otra que seguir adelante, fieles a las convicciones, con la fuerza y la voluntad políticas para hacer realdiad el sueño colectivo de equidad, de justicia y de dignidad.

Con el amor que alumbra la maravilla, festejaremos este 9 de diciembre 29 años de democracia y de participación en la conquista trabajosa - pero sin vuelta atrás- del respeto, vigencia y promoción de los derechos humanos.Con esa voluntad de ir contra la corriente, a favor precisamente, de ese sueño.