miércoles, 5 de mayo de 2010

De qué se trata

Desde aquí propongo algunas reflexiones- acciones sobre lo que nos pasa y sobre lo que deseamos, lo que soñamos, lo que podemos hacer posible, nunca solos/as, nunca aisladas/os, con la inquietud de no conformarnos con lo dado.
Cuestionar y cuestionarnos, de eso se trata: agitar la superficie, abrir la puerta y atrevernos al encuentro de lo diverso, de otra palabra, de otro mundo.
Calar hondo, despacito, con la insistencia infatigable de unos pocos principios.