lunes, 29 de febrero de 2016

Cuando no alcanzan las palabras, la poesía




Instrucciones para capear el mal tiempo

En primer lugar, no se desespere y en caso de zafarrancho no siga las reglas que el huracán querrá imponerle.
Refúgiese en la casa y asegure los postigos una vez que todos los suyos estén a salvo.
Comparta el mate y la charla con los compañeros, los besos furtivos y las noches clandestinas, con quien le asegure ternura.
No deje que la estupidez se imponga.
Defiéndase.
A la estética, ética.
Esté siempre atento.
No les bastará empobrecerlo y lo querrán someter con su propia tristeza.
Ríase estentóreamente.
Mófese: la derecha está mal cogida.
Será imprescindible cenar juntos cada día hasta que la tormenta pase.
Son cosas simples, sencillas, pero no por ello, menos eficaces.
Diga hacia el costado buen día, por favor y gracias.
Y la concha de tu madre cuando lo soliciten desde arriba.
Tírele con lo que tenga, pero nunca solo.
Ellos saben cómo emboscarlo en la desprevenida soledad de una tarde.
Recuerde que los artistas serán siempre nuestros.
Y el olvido será feroz con la comparsa de impostores que los acompaña.
Todo va a estar bien si me hace caso.
Sobreviviremos nuevamente, estamos curtidos.
Cuidemos a los pibes que querrán podarlos.
Solo es menester bien pertrecharse y no escatimarnos amabilidades.
Deberemos dejar a mano los poemas indispensables, el vino tinto y la guitarra.
Sonreírles a nuestros viejos como vacuna contra la angustia diaria.
Ser piadosos con los amigos.
No confundir a los ingenuos con los traidores.
Y aún con estos, tener el perdón fácil para cuando vuelvan con las ilusiones forreadas.
Aquí nadie sobra.
Y eso sí, ser perseverantes y tenaces, escribir religiosamente todos los días, todas las tardes, todas las noches.
Aún sostenidos en terquedades si la fe se desmorona.
En eso, no habrá tregua para nadie.
La poesía les duele a estos hijos de puta.



Alejandro Robino*

* Alejandro Robino es poeta, dramaturgo y docente

viernes, 19 de febrero de 2016

La democracia no se suspende por un resultado electoral

NO al Protocolo de Seguridad;
NO a la criminalización de la protesta que es un derecho constitucional;
NO a los aprietes, a la censura, a la persecución ideológica; NO al endeudamiento del país que pagaremos nosotrxs y que beneficia a los mismos de siempre, los intereses oligárquicos; NO al atropello a la memoria colectiva de nuestro pasado reciente;
NO al menosprecio a los más elementales derechos: a trabajar, a vivir, a educarnos, a expresar nuestras ideas, a manifestar, a circular y a informarnos para tomar decisiones.


LA DEMOCRACIA no se suspende por un resultado electoral.

lunes, 15 de febrero de 2016

Cultura, política y algo que se dijo en la Plaza de los Artistas

Parece que hay que explicar la obviedad más grande por estos días.
Que la reunión de ¿40.000? personas en un Parque en la Ciudad de Buenos Aires, al calor de febrero y de la rabia ante el violento gobierno de MM que balea pibes de una murga, niños a los que, como dijo Fito Páez hay que rodear de caramelos, chocolates, oportunidades, NUNCA DE BALAS, despierte determinadas suspicacias, es demasiado. Convocaron artistas, lo que es una tremenda patriada, una victoria ante la insistente campaña de individualismo necio y complaciente articulado con descalificaciones para quienes se comprometan políticamente y lo expresen, siendo como lo son, referentes de la cultura popular.

Desde ya, no es poco pero tampoco debe extrañar. Hay mucho en juego y no solamente lo sabe por historia personal alguien como Marilina Ross, quien por otra parte, protagonizó uno de los más altos momentos de la tarde acompañada del bombo de Marian Farías Gómez y nuestras voces..."el sol siempre está"... Como lo sabe Gerardo Romano o Cecilia Roth, como lo sabe Liliana Herrero, Teresa Parodi  y tantxs otrxs que pusieron el cuerpo allí.  En estos últimos años, se fue recuperando el nosotrxs, lo que en el ambiente narcisista del espectáculo resuena distinto. La política recuperó su sentido al expandir su alcance, rebalsando los límites de los partidos y organizaciones. Es decir, sabemos que hacemos política y que puede que la inventemos también, en la reunión de amigxs, en el colectivo, en el aula, en una protesta o un petitorio, innovando las formas y los lenguajes. Lo que sín dudas nos anima son los anticuerpos ganados frente a las violencias y la mochila, reforzados por lo que  hemos experimentado... dignidad, derechos, libertad, todo en nuevas, preciosas e inesperadas formas.

No las perderemos aunque en estos días nos estén arrasando derechos y garantías, intentando restringir y silenciar la resistencia cuando pretenden quitarnos el futuro, la posibilidad de trabajar y de mantener a las familias, reemplazando solidaridad por suspicacia, como en los 70...
Los diarios y la tele no muestran la brutalidad de los uniformados pidiendo documentos por portación de cara o remera militante. No comentan tampoco los vergonzosos términos de las propuestas de pago a los buitres, ni lo que significa la eliminación a las retenciones, la suba escandalosa de los precios parece caprichosa, mágica y misteriosa, como si del pronóstico para el finde semana se tratara. ¿Cómo no vamos a estar, miles, aguantando en los espacios públicos que nos acostumbramos a ocupar y a sentir nuestros, porque son nuestros - como los bienes del Estado más allá de quien gobierne - cuando se atropella la institucionalidad y, con total cinismo se amenaza a partir de acciones intimidatorias, hoy para él, mañana para cualquiera?

A la reunión de Parque Saavedra, maravillosa, conmovedora por el compromiso de tantxs artistas que no tuvieron miedo de salir de campaña porque no defienden una prebenda sino una base democrática fundamental, como la libertad de expresión, la memoria, verdad y justicia respecto al terrorismo de Estado - y que otra vez, insistieron con el pedido de renuncia del pérfido Ministro de Cultura porteño- el trabajo, la alegría, la libertad, siguió otro niño muerto por un patrullero.
En vísperas de esta plaza, Darío Julián Eugenio había sido baleado por un puntero del PRO en Villa Celina quien, con protección de funcionarios y de la Comisaría local efectivizó anteriores amenazas:  "cuando cambie el gobierno se la vamos a dar".

¡¡¡La inseguridad!!! Cuidado con la inseguridad de las fuerzas de seguridad, esto ya lo vivimos lxs argentinxs. No en vano se banaliza el tema de lxs desaparecidxs y se busca reinstalar la teoría no yade los dos demonios, sino algo peor tal vez. Gobiernan los herederos de los que hicieron la fortuna asociados a los genocidas, y no tienen idea de la historia, siempre han sido herederos, dijo Victoria Montenegro con sabiduría. También por eso son temibles.

Algo muy importante que se dijo desde el escenario de la Plaza de los Artistas que tuvo permanentemente la mención a la situación de Milagro, a lxs militantes de la Tupac cantando y pidiendo por su inmediata liberación, y ese hermoso cierre de Fito Paez con la gente de la murga de la 1-11-14 amedrentados y baleados por la gendarmería y tocando cuando ya anochecía, con él y con todxs nosotrxs.  Eso que se dijo, se repite también en algunas otras reuniones, en convocatorias, charlas casuales, en el encuentro con compañeras y compañerxs que aún no tenemos espacio para digerir tanta mierda a repetición en menos de dos meses. Eso que se repitió, es que tenemos que hablar y traer con nosotrxs a quienes se comenzaron a dar cuenta del engaño del "cambio"; que se extrañan por esta violencia imparable que no se muestra en la televisión, a esxs a quienes no les cierra el cuento de la herencia recibida ni la presunta corrupción del kirchnerismo como la causa madre de lo que se puede explicar sin decir la verdad: que ocupando el estado son ellxs lxs que nos roban a todxs, nos lo quitan todo.


Hablar entonces con quienes comienzan a ver que hay una inoperancia grosera en la gestión  y que, si esperanban purgas puede que ahora pierdan el empleo,lejos de comprar todoslosdolaresquequieraporqueyomerompoelalmatrabajando, ahora mismo deben afrontar el costo de la vida tras la devaluación, bancarse los tarifazos y lidiar con la recesión. Con ellxs hay que comenzar a charlar y acercarlxs a participar; porque la mala no le llega a "esos negros", la mala no nos llega a quienes militamos el proyecto kirchnerista, con "Cambiemos" la mala le llega a la clase media argentina, por  olvidadiza y por fiaca a la hora de pensar por sí misma.


Atraer a nuestro lado, hablar con quienes se puede hablar para resistir pero además contrarrestar la acción de aquellos lopérfidos con los que no hay nada que hablar, ahora, es la tarea. Teniendo bien presente que  el diálogo no es a prueba de balas.
"Más amor, por favor" como dice Fito. Que no nos roben la alegría, ni la libertad (no la de hacer yo lo que quiera, porque cada unx depende de lxs otrxs y el individualismo es un invento viejo y siniestro de nefastas consecuencias, lo sabemos bien).

Y mientras tanto, nos reunimos, cantamos, nos cobijamos y manifestamos, todo eso  que hace falta afectivopoliticamente, sin dudas, para que rearticulemos con estrategia y con las nuevas fuerzas, con inteligencia, con mirada política, encarando una verdadera construcción que excederá siempre a los sellos y a las estructuras. 





sábado, 13 de febrero de 2016

Una (otra) de censura y otra plaza de resistencia

Como lo comenzamos a hacer algunxs desde los blogs, cuando los intentos desestabilizadores contra el gobierno de Cristina Krichner, con su artillería y montaje mediático corporativo  durante la mal llamada "crisis del campo" mostraron su poder de fuego,  periodistas, analistas, activistas, militantes, gente común de toda laya tomamos las redes sociales para contrarrestar la desinformación y la mentira. En ese entonces, el gobierno a quienes tildaban de "dictatorial",  apenas contaba con unos pocos programas afines, había programas críticos no adheridos al kirchnerismo pero tampoco serviles a Clarín, y así las cosas, CFK y  sus funcionarios - Boudou con las 186 tapas de La Nación es todo un récord seguramente-, soportaban el embate permanente de los medios gráficos y audiovisuales encendiendo los odios y nublando el ejercicio de la razón más elemental.

Aunque la catarata de denuncias e infamias contra el kirchnerismo no se probaron y los operadores no se retractaron de nada,  jamás hubo, desde el gobierno anterior, persecución a nadie.

Quienes se manifestaban kircheristas o adherían al proyecto llevado adelante por Néstor y Cristina, eran sometidos a acusaciones de "compra", corrupción, infamias y hasta ataques personales por gente que no puede justificar ni su nivel de vida ni sus veledosos cambios de postura.
 
Así ganaron las elecciones en octubre pasado, los medios.

Lanata se compró un departamento en Miami de dos millones y medio de dólares. Sus televidentes tal vez se empiecen a preguntar ¿cómo hizo? y quizás con el correr de los meses, se pregunten por la veracidad o las pruebas de las denuncias de la caja fuerte en la casa de la  ex presidenta, el viaje y la valija de Boudou mientras éste presidía una sesión en el Senado, lo que ganaba Kiciloff en YPF, la acusación de narco y asesino contra Aníbal Fernández...¿sucederá pronto, alguna vez?
 
Hasta ahora, sigue en estas capas que votaron al "cambio" , la modorra o el silencio, ante la gravedad de la intervención a la Afsca, la catarata de DNUS y la purga ideológica del estado y las empresas privadas también. No solamente en lo que respecta a los medios, se dió de baja a programas y a ciclos de la radio y la  televisión pública - de gestión estatal-  lo que podría comprenderse por el cambio de signo político si hubiese pluralidad y acceso a otras opciones en los medios privados que cumplirían el lugar de opositores. El problema es que  teniendo en cuenta lo dicho, el rol cumplido por el partido mediático, "opositor", parece, sólo se puede ser al kirchnerismo. Preguntenle a Feinmann, por ejemplo, que festejó el despido de Victor Hugo Morales de Continental y luego le tocó a él.

Lo grave es que no hay otras opciones, y lo más grave es que además, amedrentan y despiden a periodistas, allanan el domicilio de ex gerentes de la agencia de noticias Telam,  callan ciclos críticos - ni siquiera kirchneristas-, y sus tentáculos llegan hasta a ciertos portales que no toleran un sitio como el Diario de la Resistencia. 

Un grupo de periodistas quienes, sin fines de lucro, intentan seguir informando pese al cerco mediático - casi total - que vivimos, abrió hace pocos días una cuenta en Facebook para su emprendimiento, "Diario Resistencia Las noticias que ocultan los medios".  A las pocas horas y cuando llegaba a las 180.000 visitas, el portal bloqueó y deshabilitó su página.
 
En la oferta televisiva no se habla de las medidas de gobierno que desandan a ritmo de topadora lo construido y recuperado no para un gobierno ni para una identidad partidaria, sino para un pueblo.

Ya comentamos aquí cómo han borrado archivos de INFOJUS, y al parecer nada molesto puede quedar en pie, en un intento - que será siempre vano, por cierto- por silenciar el despojo y banalizar la violencia que  caracteriza al macrismo- ¡y van tan solo dos meses y días de gestión!- por lo que, no es extraño que hasta las páginas de Facebook caigan bajo la censura.

Diario de la Resistencia sigue resistiendo y se lo puede seguir en twitter : @diarioresiste
 
Muchos otros portales - enumerarlos sería demasiado ahora- y colectivos resisten de muchas formas este estado de cosas.

También las convocatorias a estar en la calle, como las actividades en el acampe de Plaza de Mayo por la liberación de Milagro Sala, las repetidas "plazas del pueblo" en diversos puntos del país, y encuentros  como  la Plaza de los Artistas de hoy en el Parque Saavedra, ciudad de Buenos Aires, a partir de las 15 hs.  "Defendamos la alegría, el trabajo y la libertad: Plaza de los Artistas'', es la consigna ante los despidos, los tarifazos, la inflación, el amedrentamiento y también, la censura.  Desde las 15 hs. Pablo Echarri, Cecilia Roth, Gustavo Garzón, Liliana Herrero, Gastón Pauls, Dolores Fonzi, Fito Páez, entre otrxs, ponen el cuerpo, el compromiso y el talento a la resistencia.








martes, 9 de febrero de 2016

Censura y represión macristas y lo que no se borra ni se olvida ni desaparece


Borrando archivos, acallando voces, baleando niñxs...

Procurando arrasar con lo mejor de la gestión kirchnerista y el legado de movilización política,ni los portales se han salvado de la furia PRO. Intentando deshacer doce años de construcción de la memoria colectiva de nuestro pasado más doloroso, la reflexión acerca de la violencia que signó la puja por el poder en la Argentina desde los tiempos de la independencia, acallar los debates críticos acerca de la historia, también mutilan para sostener un relato a su medida, es decir, el de los cómplices de lo que padecimos.
Eliminan del portal de Infojus hasta fotografías del sepelio de Perón inéditas y recuperadas por el Archivo Nacional de la Memoria  - como lo cuenta la hija de la fotógrafa Marta Merkin - y además, notas relacionadas con temas incómodos para el macrismo: 
"Listas negras de actores durante la dictadura"
"El reencuentro de Estela con su nieto"
"Denunciarán a funcionario porteño por el incendio en Iron Mountain"
"A un año de la represión en el Borda: 10 imágenes para no olvidar"
"Escuchas ilegales: rechazan el pedido de sobreseimiento de Mauricio Macri"

Despidos masivos, devaluación, inflación, olvido de la soberanía nacional sobre Malvinas pero sobre nuestros recursos energéticos, obscena "negociación" para pagar a los buitres, tal repertorio de desastres necesita una batería de represión explícita - como la gendarmería baleando niños de la murga en la villa 1-11 14 o encarcelando a la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala- , la compra de aliados en el Congreso y de líderes sindicales, la persecución de voces ni siquiera opositoras sino apenas críticas, y de la "limpieza" de archivos molestos en los portales hasta ahora disponbibles para la ciudadanía.
Una verdadera pesadilla es la que estamos viviendo en Argentina, al mejor estilo de los golpistas, esta contrarrevolución que se lleva todo por delante, nuestro derecho a la comunicación, a la información, a trabajar, al techo y a la comida dignas, a la protesta y a la expresión, que se ríe de lo más precioso, que avanza borrando archivos, acallando voces, baleando niños, robando - porque son corruptos, la deuda estatizada que nos hicieron pagar a todxs era de su gente cómplice de la dictadura y los funcionarios actuales son los gerentes de las mismas empresas y los mismos bancos-  mintiendo,  jugando con fuego.
Llevamos dos meses con Macri en el gobierno y finalmente, con Clarín en el poder. Para ser precisxs, habría que decir, que Clarín bastante más, porque torció un brazo al contrapeso popular que perdió las elecciones. Desde entonces, el pueblo empoderado - no un partido, ni una letra, ni una persona-  es atacado por varios frentes, incluido el simbólico y afectivo.
Aprenderemos tal vez, que la política es mucho más que la gimnasia disciplinada de la representación a través de partidos que expresan supuestos intereses y que gestiona los acuerdos democráticamente, ese es apenas un aspecto que siempre falla, de un modelo liberal de la democracia.
El desafío es enorme ahora, ante el vértigo del desastre y la necesaria rearticulación de fuerzas. La política excede los partidos. La lealtad hacia Néstor y Cristina es la lealtad a un proceso colectivo de participación y compromiso con el logro de la dignidad y la defensa de nuestros recursos humanos, naturales, culturales, con las generaciones que vienen, y no se borra, no se olvida, no se desaparece.