domingo, 14 de diciembre de 2014

31 años de democracia, o nunca detendrán la primavera

Si hubo tantas noches, tantas tormentas, tantas lágrimas, tanta mentira, tanto olvido...si se adormeció la conciencia, si se rompieron los lazos de solidaridad, si las ovejas tuvieron que acostumbrarse a convivir con los lobos, no es menos cierto que las resistencias y las luchas no se perdieron; se guardaron, se transmitieron, la solidaridad no fue desaparecida pese a estar pasada de moda. Pese a ser tan combatida.
Cortaron las flores, pero no se puede detener la primavera.
Una larga e interrumpida senda en estos treinta y un años. Costumbre de elegir y de confiar. Retomando las militancias y enfrentando las traiciones, dejando entrar la ideología del fin de la historia, el modelo del militante yuppie, la sonrisa estereotipada y el set de televisión para redoblar cada vez más las brechas discursivas con lo cotidiano.
Vivir en democracia se instalaba, con todo, y se aprendía a valorarla. En realidad, nunca había sido una costumbre ni un valor en Argentina. Demasiados golpes militares, pero sobre todo, demasiadas fachadas para maquillar que las libertades estaban restringidas y que los derechos eran solamente para pocos.
Además, una violencia política tolerada enmarcaba los breves períodos legales en calabozos de picanas, proscripciones y atropellos.
Un sueño de transformación masivo, insurgente, que redefinió identidades políticas, que fue tan arrasador como finalmente derrotado con el golpe genocida del 76 tampoco la invocaba en sus consignas, porque no significaba nada al lado de la revolución que estaba allí,a la vuelta de la esquina.
La ferocidad del terrorismo de Estado fue un antes y un después. Con la aparición con vida y la acción inesperada de unas mujeres que superaron cualquier cálculo posible y caminaron por la plaza sin descanso, improvisando juntas, tomadas del brazo para sostenerse una a la otra, locas, solas, injuriadas, enormes de voluntad, armadas de amor, multiplicándose, alumbrando otros hijxs y alumbrando militancias, así plantearon los derechos humanos que le dieron un cimiento a la democracia a construir.
Cuánto tambaleó, cuántas pulseadas, cuántas plazas y cuántas decepciones.
Democracia, ¿qué era eso si nos tranchaban los sueños, si no había futuro para los niñxs crecidxs en dictadura que antes de los treinta ya estábamos descartadxs, viviendo el día a día? Se necesita una memoria de esas traiciones. Hay nombres que insisten y proyectos conocidos, ya padecidos, nuevamente al acecho. Agazapados.
Memoria. Y de pequeñas grandes cosas, que son un índice de época.
Esa sensación tras romper el taco del único zapato buscando trabajo una mañana del 92...Millones de puntadas en el corazón cuando dejó de pasar el tren por el pueblo porque era la muerte lenta, o la indemnización de la fábrica transformada en negocio que se fundiría. Bolsillos vacíos, gatillo fácil, la entrega de todo lo que era nuestro. Otros pañuelos cubiendo las caras de lxs desahuciadxs que cortaban las rutas para mostrarle el pecho a la gendarmería y no morirse de desesperación sin que a nadie le doliera ni le importara. ¿Te acordás hermanx los tiempos del trueque y la copa de leche en las escuelas donde lxs chicxs ya no aprendían? Tinelli facturaba la risa y la burla a costa del otro en televisión y las imágenes del espectáculo - de cuarta además- desplazaban a la política.
El uno a uno y lxs viejxs llorándole al ministro de Economía que "lloraba" también, cuando había estatizado la deuda privada que pasaría a ser la de todxs como funcionario de la dictadura...
Era el "gurú" de un presidente democrático que se sacaba la deseada foto con Bush padre y se reía... del "salariazo", su gran mentira. El corralito hizó mucho más ruido que los gritos de rabia e impotencia de quienes nunca tuvieron un peso en un banco y por eso parecía que no existían...Y "esos rostros de asesinos que regresan/a explicarnos que jamás hicieron nada", como dice la canción de Víctor, sonreían otra vez indultados por las ratas predadoras.
Las marchas del 24 de marzo, entre el desdén y la tristeza de muchos y la entereza de otros que sin aflojar ni un solo día, ellas con los pañuelso, los hijos de los escraches y quienes no eramos convocados por nada ni nadie más que la consigna de memoria, verdad y justicia, manteníamos sin saberlo a futuro una promesa que sería realidad.
La frustración de la alianzas y otras maneras de hacer política solamente declamadas y que costaron vidas en una de las peores deserciones del lugar de responsabilidad que tiene el sillón presidencial -responder al pueblo que lo vota- no nos dejaron casi nada en firme.
Y un viento del sur lo trajo a Néstor, un hombre. No era otro político más. Venía casi sin imagen pública de esa que cuestan fortunas, impulsado por con convicción calzada en mocasines, un compromiso que jamás abandonó y que supo contagiar. Néstor Kirchner fue un militante que casi sin base de sustentación propia torció la inercia de responder a esos poderosos que manejan los hilos, sin que las mayorías les conozcan las caras ni las mañas.
Y ahí comenzó la historia de la democracia en serio en Argentina.
Néstor Kirchner no inventó ni creó de la nada, pero tuvo el coraje indispensable de recoger los frutos dispersos. De no haber sido por su aparición y su decidida intervención para dignificar las luchas, honrar la memoria de quienes se jugaron todo por los demás en vez de jugar a los demás en una timba siniestra que sólo trae miseria y balas a los muchxs excluidos del juego, esa plaza de anoche, celebrando la democracia, no hubiera sido posible, como tampoco el presente de mayor bienestar y desarrollo, libertad e inclusión social que se recuerda en la Argentina.
Ese sueño que Néstor Kirchner propuso, sabiendose mirado por los ojos de Azucena que iluminaban su tarea en la Rosada, pudo parecer una locura. Porque contrariaba la lógica de la política acostumbrada, las fronteras entre el poder del gobierno y el poder corporativo, el real. Sin buenos modales y llamando a las cosas por su nombre, no tuvo miedo en desobedecer, y en esa audacia irreverente atrajo jóvenes, convocó a propios y ajenos, enamoró a viejxs militantes, hizo peronistas a no peronistas, y se fue conformando una identidad política nueva recogiendo los valores que no habían podido ser aniquilados. Por eso fue verdadera la presencia de sxs compañerxs en las caras presentes esa tarde en la ex ESMA a quienes les pidió perdón en nombre del Estado por lo que él no había sido responsable - los años de impunidad y de silencio ante crímenes de lesa humanidad- para legitimar así el mandato presidencial de la forma más rotunda y promisoria para las futuras generaciones.
Enfrentamos con la América del Sur que transita también desafíos democráticos, con otrxs pueblos y naciones unidos y coaccionados por el terrorismo financiero y la hegemonía militar de quienes violan los derechos humanos y soberanías en nombre de una "democracia" de barras, estrellas y drones, usinas de rumores y calumnias, el sostenimiento de otro camino político, económico y cultural,
La firmeza de Cristina se ha demostrado al mismo tiempo que sorprende cada día. Tenía razón Néstor cuando decía que ella tenía el coraje para ir aún más a fondo en la reconstrucción de la patria; y también cuando insistía en que, ella sola, no podía. El conflicto no se esquiva, se expone y se convierte en la gimnasia democrática más genuina. Somos millones dispuestos a dar todas esas batallas, porque en esas causas colectivas damos sentido a nuestras vidas. Y no es una frase, es una certeza, la historia enseña: no hay proyecto personal que se recorte de lo que suceda con el tuyo, con el de ella, con el de aquél otro, con el de la región tampoco. No hay cosa más linda, muchxs lo sabemos que compartir la calle celebrando lxs nietxs recuperados, el satélite argentino en órbita, la vuelta del hijo exiliado a trabajar en su país, recorrer aquellos rincones que habían sido abandonados y encontrar la dignidad del trabajo y el festival de la cultura, el orgullo de la identidad afirmada, el poder discutir y ejercitar la pluralidad, mientras lxs jubiladxs se pueden quejar de su presidenta porque están atendidxs y cuidadxs; gremialistas paran por el impuesto a las ganancias y el establishment financiero se burla de la edad de un ministro de econcmía - éso sí que ha roto barreras!- que se sienta sin corbata y sin eufemismos a discutir con los fondos buitres en el que se pretendió siempre el ombligo del mundo.
Hoy celebramos y reafirmamos 31 años de democracia y a pesar de las malas artes, las viejas trampas y la exposición por jugar limpio con quienes tienen las cartas marcadas, la diferencia es que en este recorrido de 11 años se fue construyendo, con ensayos y errores, conmovedora y tenazmente, un poder popular que sabe qué significa la democracia y cuánto más puede significar y ser en el futuro. La tenemos prendida en el costado y la sabemos como empresa colectiva, como un trabajo paciente de cada uno y de cada una. Es el suelo que sostiene y el horizonte abierto, lo que nos hace discutir tanto como marchar cantando, llorando, coreando "los dinosaurios van a desaparecer". Sabiendo además que Azucena, como Néstor, siempre estarán allí en el rinconcito más tibio y entrañable del corazón de su pueblo.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Ayotzinapa y la Patria Grande que duele, lucha, resiste y canta

Alexander Mora Venancio, uno de los 43 normalistas detenidos el 26 de septiembre por la policía municipal en Iguala, Guerrero, y desde entonces desaparecidos, fue identificado. A partir de los estudios de ADN que se están realizando en los restos calcinados encontrados cerca del basurero de Cocula, el Equipo Argentino de Antropólogos Forenses (EAAF) puso en conocimiento de la noticia al colectivo de padres y familiares reunidos en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

“Desde hoy desconocemos al gobierno de Peña por asesino” expresaron los padres.“No le lloramos a Alexander (Mora); al contrario, sabemos que su caída va a florecer en la revolución para un cambio” sostuvo Felipe de la Cruz, uno de los voceros del colectivo de familiares.
El sitio oficial de la Escuela “Isidro Burgos” también confirmó la noticia y subió este mensaje a Facebook; fechado en El Pericón, municipio de Tecoanapa, de donde era originario el joven estudiante. El diario La Jornada lo repordujo en el día de hoy:

“Compañeros a todos los que nos han apoyado soy, ALEXANDER MORA VENANCIO. A través de esta voz les hablo. Soy uno de los 43 caídos del día 26 de septiembre en manos del narcogobierno. Hoy 6 de diciembre le confirmaron los peritos Argentinos a mi padre que uno de los fragmentos de mis huesos encontrados me corresponden.

“Me siento orgulloso de ustedes que han levantado mi voz, el coraje y mi espíritu libertario. No dejen a mi padre sólo con mi pesar, para él significo prácticamente todo, la esperanza, el orgullo, su esfuerzo, su trabajo y su dignidad.

“Te invito que redobles tu lucha. Que mi muerte no sea en vano. Toma la mejor decisión pero no me olvides. Rectifica si es posible pero no perdones. Este es mi mensaje.

Hermanos hasta la victoria”.


Conmovedora y conmocionante lucha del pueblo de México que es una lucha de todos los pueblos que padecieron y padecen la violencia como si fuera costumbre. Esa violencia es un drama inflingido por intereses concretos. Nuestro dramático proceso de memoria, verdad y justicia, aún en transcurso, contribuye a detenerla, como una savia que silenciosa da vida, y hace florecer. De aquel grito "Con vida los llevaron con vida los queremos" comenzó una historia de reconstrucción del tejido social de un país. Una dificil historia. Un camino de obstáculos. Pero buscando la justicia, buscando la verdad de lo sucedido con cada uno y cada una de nuestros 30.000 desaparecidxs, se fue desenterrando la historia de luchas emancipatorias. Se fue horadando el manto de olvido, lenta y trabajosamente, para poder resignificar y recuperar los proyectos del pasado desde el presente. Porque para la América sufriente, la emancipación como lucha y proyecto es mucho más que una idea, es una experiencia que no ha caducado. Es una bandera que no destiñe, un sueño que puede que tenga muchos años, pero que no ha envejecido.

En diciembre de 1977 eran secuestradas las primeras Madres de Plaza de Mayo, los familiares y las monjas francesas que se jugaban en la búsqueda de lxs detenidxs desaparecidxs por el terrorismo de Estado argentino en el más crítico momento de la represión ilegal y clandestina, que ocultaba fusilamientos en pseudoenfrentamientos, Que sabía de matar en los basurales y ocultar sus delitos. Pretendieron hacer desaparecer la búsqueda que se hizo emblemática trascendiendo la censura y las fronteras. Los desaparecedores no pudieron.

Buscando a lxs niñxs apropiados, las Abuelas de Plaza de Mayo interceptaron a la ciencia logrando el índice de abuelidad. Esquivando la desaparición de los restos y el manto de silencio. Con la sangre de las viejas tendieron un puente para abrazar a quienes estuvieron sin claudicar un segundo, con la paciencia de la espera, mientras iban enseñando a luchar desde el amor a todoxs lxs demás con cada paso.

Ayotzinapa duele pero no duele solamente en suelo mezicano, porque ese dolor es el dolor del pueblo de la Patria Grande. Esa patria que fue mucho más que un sueño, esa patria desmembrada, castigada y sojuzgada por las balas, las traiciones, las mentiras repetidas. Eaa patria nunca pudo ser del todo vencida, ni aún vencida; nunca se resignó. No nos resignnamos. Está renaciendo. Ese dolor de Ayotzinapa que se hace acción y causa, ese dolor inmenso que se hace grito y que no se calla, ese dolor de nuestra América que nos atraviesa, florecerá. Ese dolor, aún desde los silencios, canta.




miércoles, 3 de diciembre de 2014

Los banqueros, empresarios, lobbistas ¿jamás pueden ser delincuentes?

Lo que son las construcciones discursivas: el chorro, el delincuente, ese contra el cual se ponen las rejas, contra el cual se piden balas, ese al cual no importa si se lo tortura o se lo mata, es el villero, el negro, el joven... nunca se presenta a un gerente o a un tipo de Barrio Norte ni a un estanciero como delincuente. Pero lo son. Como los de la Sociedad Rural que alentaron la Campañá de Roca. Desde los inicios del país, desde Rivadavia y el empréstito que puso como garantía la tierra, nuestra soberanía, 20 años después de las invasiones inglesas. Apellidos ilustres. Ministros de Economía puestos a dedo desde las multinacionales. Todos ellos, traficando influencias e información priivilegiada, vaciando el Estado que es del pueblo, se quedaron con las tierras ajenas, los sueños ajenos, el derecho al pan y al salario justo. Pero por supuesto, parece que esos ladrones no son delincuentes...

El Banco Patagonia y el HSBC son las empresas que guardaban en el depósito incendiado de Iron Mountain la mayor cantidad de material.¿Fue accidental ese incendio de Barracas donde tanta documentación sensible fue destruida por las llamas, y que costó la vida a diez bomberxs y rescatistas? Las cámaras de seguridad mostraban entre tres y cuatro focos abonando la hipótesis de un fuego intencional. De lo que se puede estar segurx es que el siniestro fue muy conveniente y oportuno.
Siete meses antes del 5 de febrero pasado cuando el depósito de La empresa Iron Mountain - uno de los ocho en Argentina- quedó destruido, la Administración Federal de Ingresos Públicos había comenzado a fiscalizar a la firma. Era muy sospechoso que una empresa exhibiera una extensa plantilla de empleados, un elevado nivel de facturación... sin utilidades. Por eso mismo no pagaba un peso al fisco por el Impuesto a las Ganancias. La investigación detectó una serie de maniobras relevantes: la firma -dedicada a la guarda y archivo de documentación sensible-, tiene su casa matriz en Boston, pero el 98,8 por ciento de la filial argentina pertenece a otra firma radicada en Luxemburgo; anteriormente, en las islas Caimán (reconocidos paraísos fiscales). Una empresa que genera nulas utilidades aumenta sistemáticamente su patrimonio neto y se financia con un préstamo por 20 millones de dólares ¡que no debe reintegrar! otorgado por otra subsidiaria financiera del grupo radicada en Suiza...

¿Magia?O son decididamente superiores, y por eso son poderosos, o están cometiendo algún delito como lo supuso el organismo estatal investigador. “¿Cuál es la lógica comercial y financiera que lleva a sostener una empresa que no genera utilidades, aumenta su patrimonio neto, sostiene un numeroso personal y requiere la permanente inyección financiera de un préstamo con origen en paraísos fiscales?”, manifestó la AFIP en la denuncia presentada ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 12 en mayo luego de detectar maniobras financieras sospechosas por 17,8 millones de dólares entre 2007 y 2014. Como el juzgado procedió a investigar, se realizaron allanamientos en los que se secuestró documentación.

Diez muertos en el siniestro de Barracas: la Justicia penal ordinaria investiga el incendio; el juez federal Sergio Torres investiga a Iron Mountain por supuesto lavado de dinero.
El HSBC, a su vez, investigado por el lavado de 392 millones de pesos y por la evasión de $ 224 millones en impuestos, fue objeto de tres allanamientos en septiembre pasado. En sedes del HSBC del microcentro porteño, Avellaneda y Caseros, provincia de Bs. As., se buscaban elementos probatorios de delitos económicos. Parte de la documentación buscada no pudo encontrarse ya que, los representantes del banco alegaron que había sido archivada en los depósitos de la empresa Iron Mountain. La denuncia que dió pie a la investigación había sido presentada el 4 de febrero de 2013 - un dia antes del incendio de Iron Mountain- por el titular de la AFIP, planteando una “asociación ilícita de la que participaron directivos del HSBC para permitir el fraude al Fisco”. El mecanismo consistia en que “les facilitaban ventanillas fantasmas a algunas compañías, mediante CUIT genéricos, por lo que se le impedía ver a la AFIP el movimiento real de dinero que estas empresas hacían”. El pasado 10 de septiembre la Justicia en lo Penal Tributario imputó a directivos del banco HSBC por supuesta evasión agravada en casi 400 millones de pesos, a través del uso de cuentas fantasma y facturas apócrifas; y a cuatro responsables de las firmas Más Distribuidora SA y Recaudaciones y Servicios SRL, quienes son los titulares de las cuentas bancarias a las que habrían sido dirigidos los cheques truchos. Estas empresas habrían facilitado la evasión porque, al tratarse de actividades editoriales, están exentas del impuesto a las transacciones financieras. Como reveló Página 12, el HSBC ofrecía así una plataforma financiera para evadir impuestos y lavar activos en una sucursal que en realidad no existe. De acuerdo a la investigación de la AFIP, Red de Multiservicios habría comprado facturas truchas a proveedores apócrifos, pagando con cheques que éstos endosaron a Más Distribuidora y Recaudación y Servicios del Sur; los cheques fueron depositados en el HSBC y el dinero se retiró a las pocas horas. Los compradores de las facturas truchas evadieron así el pago de Ganancias e IVA. La intervención del HSBC habría posibilitado a sus proveedores el blanqueo del dinero de origen incierto. Desde el banco sostienen que toda la documentación en cuestión se quemó durante el incendio de Iron Mountain, investigada también por presunta evasión. No es nuevo este escándalo para este banco que en noviembre de 2013 fue alcanzado por la justicia francesa. La filial suiza del HSBC terminó imputada por fraude: se fijó una fianza de 50 millones de euros para garantizar el pago de eventuales sanciones.La entidad captaba clientes para llevar su dinero a cuentas en Suiza, escapando al fisco francés. Estas prácticas ilícitas de comercialización de productos y "blanqueo de fraude" se desarrollaron entre 2006 y 2007. De esta investigación se desprendió la denuncia de la AFIP argentina por el ocultamiento de 4040 cuentas bancarias por un monto estimado de al menos 3.000 millones de dólares. En un informa de Télam, se detallan otras trapisondas de gran difusión pública en EEUU y España.

Mientras en los llamados países del primer mundo, un evasor al fisco es un delincuente, en nuestra sociedad se promueve la evasión. Tiene una connotación de viveza y astucia. Se invisibiliza que el Estado es quien de manera lícita maneja los fondos provenientes de los impuestos para el funcionamiento de lo que toda la ciudadanía necesita. Para proveer así todo aquello a lo que todas y todos tenemos derecho: educación, salud, transporte, ciencia, promoción y desarrollo social. Desde la anestesia o el antibiótico, el salario y el equipamiento de las policías, el techo o la calefacción de un aula, el cableado de fibra óptica o la urbanización de un barrio. Las campañas mediáticas para la prevención de la violencia o la discriminación, para las obras que lleven el agua potable donde no la hay, para la producción de contenidos culturales y educativos, para los crédito para la pymes a través de líneas especiales o la banca estatal, porque estos monstruos financieros no otorgan préstamos a quienes no tienen plata (constrasentidos del "mercado").

Cuando la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inicia una causa por evasión fiscal y asociación ilícita contra el banco HSBC y contra unos 4.000 argentinos con cuentas ocultas en Suiza, entre gerentes y “personalidades de renombre”, esta acción novedosa nos afecta directamente. Rompe una tradición de impunidad o de debilidad frente a los poderosos que no se exponen a la opinión pública. Claro que, "evasores" no suena como "ladrones". Y sin embargo, nos están robando a todxs cuando roban al Estado. Están robando como lo han hecho sistemáticamente, nos han robado porque han podido, amparados en una percepción cultural diferenciada de lo que es un "chorro". Estos personajes de renombre o en las sombras, pero siempre protegidos de las calumnias y prejuicios, pueden hacer desaparecer, porque pueden, millones de dólares o euros. Mientras un pibe es apaleado por una cartera por vecinos indignados. Nadie de renombre se lamenta de su muerte, nadie lo llora. Los millones y las influencias que compra el dinero mal habido reproducen el estereotipo del pibe chorro una y otra vez. Sirven para burlar la vol;untad popular de las urnas, desestabilizando gobiernos que no les responden, multiplicando los mensajes en los que tratan de "ladrón" al Estado, es decir, a la administración legítima de los recursos de todxs cuando precisamente, hace lo que tiene que hacer que es retener, en proporción a las ganancias y utilidades, al poder adquisitivo, la parte que corresponde. Como se hace con el resto que no maneja infuencias ni autos de alta gama.

David Moreyra, asesinado en Rosario, no era glamoroso.

Estamos atravesadxs por una cultura de doble vara para poderosos y para laburantes. Lo grave es que laburantes, desocupadxs, o clase media - favorecida por un Estado presente y activo en el mercado-incorporen y reproduzcan el discurso del chorro que maneja los discursos porque de los frutos de su actividad delictiva impone los temas, sanciona, juzga, estigmatiza y se arroga la verdad sobre la corrupción y el delito. Qué malsano hablar del "país de mierda" cuando se vampirizan las riquezas del país y se ríen en la cara de quienes sufren. Qué hipocresía mentir y difamar operando a jueces que son inalcanzables para quienes están presos por una moto o una billetera.

Qué delirante parece nuestro imaginario colectivo! A sólo trece años del "Chorros, chorros, chorros, devuelvan los ahorros" que tuvo mucha más cámaras de televisión que los ¿cuántos? - no se sabe en realidad aún hoy, cuántos!- muertos por la crisis del 2001... Y que no fueron muertos por la crisis...sino por la subordinación a estos otros chorros de un gobierno irresponsable cuyo endeudamiento y desidia - dejando además las riendas del país a empresarios, represores y banqueros- desató un infierno. Tras los ejecutores de uniforme, Cavallo, absuelto. Causas prescriptas.Investigaciones que se dejaron caer o se cajonearon. Menemismo, indultos, privatizaciones escandalosas y dos tercios del país desahuciadxs. Generaciones sin futuro. Los chorros que no parecen chorros sonreían.

Poner en evidencia que los chorros pueden tener corbatas y trajes de esos que hacen las delicias de Bonelli, qué novedad para Argentina...