jueves, 27 de marzo de 2014

¿Festejando un linchamiento?

Decimos nunca más al terrorismo de estado.
Y decimos nunca más a estas cosas: al asesinato de David. Un chico de 18 años que habría arrebatado una cartera. Agonizó unos días tras la golpiza que le dieron vecinos "justicieros".
Para rematarla, tras conocerse la noticia, se "festejó" en las redes sociales.
El discurso de la inseguridad, el del miedo, el de la desconfianza con respecto al otro, lleva a la guerra sorda de todxs contra todxs. Lleva a que veamos solamente los efectos y no nos hagamos cargo como sociedad de las causas de la marginalidad, incubadora de hechos delictivos, pero no causal directa. Porque hay delincuentes, muchos, que no son marginales. Ni excluidos de los bienes, de la educación, de referencias éticas.
Tampoco todas las personas que viven fuera del sistema, que subsisten en condiciones muy duras, salen a afanar.
Pero el estereotipo no distingue diferencias. Justamente, está para eso, para asimilar todo matiz y fabricar al candidato o la candidata al encierro, o a la muerte violenta.
Se condena, se ejecuta y se juzga desde la imagen que ya se ha construido, con la que se machaca hasta el cansancio.
Si la policía es ineficiente o corrupta, debemos reclamar para que cumpla con su tarea en el marco de la legalidad. Ya se prepara la mirada condenatoria, antes de las pruebas, hacia determinadas personas excluídas. No se mira de la misma manera a lxs que endeudaron el país para beneficiar a sus empresas o a los cómplices civiles y clericales de la dictadura. No se mira ni se sale a linchar al que lava guita pero tiene fama y es tapa de revistas.
Se habla todo el día de la inseguridad y del narcotráfico y se inunda la pantalla de morbo, para no difundir otras medidas sociales que con mayor o menor suerte en los distintos distritos, apunta a la inclusión. Con las campañas mediáticas de la inseguridad, del narcotráfico, con las denuncias nunca probadas en la justicia sobre "la corrupción", se prepara el terreno de la intervención militar extranjera, solapada, claro está, gracias a los políticos neoliberales que nos quieren regresar al infierno anterior al 2001.
¿QUiénes metieron el paco en las villas? ¿Cuál es el grado de complicidad de determinados sectores que nunca son expuestos, con las ganancias de esa mierda que mata a los pibes. que los mantiene inofensivos para el poder, presa fácil del gatillo fácil o el linchamiento de "los vecinos", que entre todos, reparten culpa y no se hacen cargo del crimen, tal cual funcionaban los represores en los campos de concentración?
Todxs contra todxs, Para ser mejor dominadxs.
No hubo cobertura acorde a la importancia de la fecha en la que conmemoramos 38 años del golpe, y que dejó un saldo de al menos 30.000 personas desaparecidas. Miles de muertxs, chicxs apropiadxs, y delitos económicos también. A diez años de la recuperación de un emblemático campo de concentración como la ex ESMA para ser un sitio de memoria, una vez más las Madres, Abuelas, Familiares e Hijos, junto con quienes construimos la memoria reciente, reiteramos esa afirmación de siempre, justicia, y jamás venganza, aún con los más terribles genocidas.
A quienes festejan, quisiera verlos recorriendo algún penal, o pasar algunos meses, sin sentencia firme, por pobre, aunque seas chorro. O pasar una temporada en un instituto de menores.
Recordemos los ejemplos de quienes nos han enseñado con su perseverancia y su lucha sin violencia, una lucha firme y con amor, y todo lo que nos han legado.
Y miremos también a quienes delinquen sin ser "pibes chorrxs", "negrxs", "cabezas". Miremos con otros ojos y para otros lados.
Pensemos en la timba financiera y en quienes lucran exacerbando la violencia y la desconfianza. Que te enrejan la mente y los sentimientos y te llenan de cámaras de seguridad donde somos observados pero sin saber quiénes observan.
David tenía 18 años y le partieron la cabeza.¿Cómo lo habrán mirado antes del momento final? ¿Lo habrán visto? ¿Cómo lo habrán visto?
¿Qué clase de personas somos como para festejar el asesinato de un chico de 18 años en un barrio rosarino, de un "pibe chorro"? Una sociedad donde hay gente así, o gente indiferente, o gente que no se involucra y que lo mira por TV, que se indigna pero no se pregunta los porqués, está en condiciones de repetir tragedias colectivas como las que vivimos hace 38 años.

lunes, 24 de marzo de 2014

Victoria Montenegro y lo que decimos cuando decimos Nunca Más

Hace una semana, en el programa Remolinos. Tiempo de Mujeres, charlábamos con Victoria Montenegro, nieta recuperada, y quiero volcar aquí algunos de sus conceptos, que expresen el porqué, a 38 años, conmemoramos el golpe dede una lucha inclaudicable. Democracia o corporaciones no es solamente una frase. Estamos aún corriendo velos de impunidad y las resistencias desestabilizadoras suelen tener los mismos objetivos y discursos justificadores, aunque varíen las caras y los personajes.
“Me consta, como lamentablemente le consta a la mayoría de los bebés apropiados, el rol que cumplió una parte de la iglesia con su silencio como la complicidad de la justicia, un rol bastante activo en el ocultamiento, entregarlos en adopción sin cumplir los plazos o sin los requisitos mínimos… Van a cumplirse 38 años del golpe pero en nuestro país recién son diez años de haber comenzado a desarmar esta historia.”
“Recién a partir del fin de las leyes de impunidad es que podemos avanzar en la justicia y poder probar en los juicios, donde se puede ver la amplitud de la complicidad. civil…”
“Hace poco me tocó acompañar a un hermano, uno de los mellizos Gonzalo Reggiardo Tolosa, en el juicio de lesa humanidad del CCD “La Cacha” y escuchar por relatos y testimonios de una madre, también el rol cumplido por los médicos”, como el que cumplió el que hasta hace poco era Vicedecano de la Facultad de Medicina de La Plata (Enrique Pérez Albizu).
“Es muy importante para nosotros (saber) porque mucho de lo que hicieron los civiles…y quien haya actuado en aquel momento, presionado o por miedo, ha tenido muchos años para poder decirle a la justicia qué es lo que hizo- pueden saber dónde están los restos de nuestros seres queridos, eran médicos los que firmaban los certificados de defunción, en el caso de los jueces, entregaban a los bebés apropiados y firmaban los papeles sabiendo que éramos hijxs de personas desaparecidxs. Y en relación a la iglesia, un sector de la iglesia fue parte, a mí me consta, me lo dijo mi apropiadora, a mí me cuidaban monjas de una congregación de Morón, y me entregaron diciendo que “me tenían que criar católica para que no fuera subversiva como mis padres”. Victoria se reivindica católica, “soy parte de esa iglesia y también es bueno que podamos hacernos cargo del rol que cumplieron, es importante, lo necesitamos como sociedad.”
Destacando el gesto de Néstor Kirchner de terminar con la impunidad, la actual Secretaria de DDHH de Kolina destacó que a partir del proceso de recuperación de la identidad y todo el proceso de reacomodar las cosas en lo personal, “yo fui criada por un cuadro político del ejército, por lo tanto, la política era mala palabra, era únicamente para terminado grupo de gente que se acomodaba y no hacía nada por la gente, me crié en dictadura y con el neoliberalismo…”
A partir de aparecer y de poder procesar esto, porque “me costó mucho querer a mis viejos porque eran militantes políticos, para mí, el hecho de que fueran políticos los deshumanizaba”, a partir de las Abuelas y de entender cómo fue mi historia, “comprendí que el objetivo de la dictadura no era solamente desaparecer gente y robarnos a nosotrxs, - lo que tuvieron que hacer para lograr lo que buscaban-, el objetivo era implantar un modelo económico de país que dejó una herida enorme que todavía estamos tratando de sanar…”
Victoria fue apropiada meses después del operativo en el que asesinaron a sus padres, Hilda Ramona Torres y Roque Orlando Montenegro, por Herman Tezlaff, jefe de ese operativo y responsable de los grupos de tareas de El Vesubio, jefe de Inteligencia y encargado del arma de Comunicaciones en Campo de Mayo. Hasta 1989 cuando comienza a surgir la verdad sobre su identidad,
Victoria creía la versión de que en Argentina había habido una “guerra”. Fue el Juez Marquevich, el mismo que ordenó la detención de Ernestina Herrera de Noble por la apropiación de sus hijos adoptivos, y por esto, apartado del poder judicial- quien reveló la identidad de Victoria y la fue vinculando con Abuelas, y así, desplazando un muro de mentiras y complicidades. Además, en este caso, se demostró posteriormente la complicidad del ex fiscal Romero Victorica, quien le puso abogados al apropiador y le pasaba datos con antelación mientras se investigaba ese delito. Tezlaff, ya fallecido, salió a los tres meses de la cárcel. Victoria, joven madre de tres chicos adolescentes, declaró en 2011 en el marco del juicio por la apropiación de niños y niñas durante el terrorismo de estado, que culminó con una sentencia histórica. A persistencia y el coraje de las Abuelas que habían iniciado esa causa en los años 90, dado que ese delito no estaba incluido en las leyes de perdón. Esa lucha sostenida y amorosa permitió que Victoria, como otrxs seguramente, transitara el proceso desde una lealtad para con quien había asesinado a sus padres y robado su historia, que la había convencido de que ella había sido “rescatada” de “la subversión”, a la asunción tan difícil de su identidad y su proceso en el que de alguna manera “nos parimos a nosotrxs mismxs”, como dicen muchos chicxs que han sido apropiados y han sido víctimas de una trama de mentiras.
Su militancia actual tiende un puente hacia aquella militancia y los valores que quisieron arrasar con el terrorismo de estado. Cuando destacamos su presencia en distintos ámbitos, su participación en causas que involucran injusticias actuales, con bajo perfil, como una militante más, ella nos dice:
“No somos herederos de glorias, la gloria es de nuestros viejos. Estamos acá gracias a esas mujeres increíbles como las Madres y Abuelas, reconstruir nuestra historia, y parirnos a nosotros mismos, sabiendo que nos paramos sobre miles de ausencias, la de nuestros seres más queridos”
“Porque los derechos sociales son DDHH, y por esos derechos militaban nuestros viejos”
"Trabajamos para que cada persona que vive, que transite en nuestro país, pueda reconocerse como un sujeto de derechos.”
Para Victoria, como para tantxs, no hay misterios en esta entrega. “Tenemos un país hermoso, que es hermoso vivir, militar…” Y agrega: “Sobre todo en estos días en los que se escucha a ciertos personajes políticos con rostros jóvenes, que hasta hace algún tiempo se camuflaron dentro del espacio que sostiene este proyecto popular, con ese discurso estigmatizador, ellos que no tendrían ningún problema en volver a tomar medidas como el punto final o la obediencia debida, o lo que fuera para dejar todo como está… en vez de construir como lo estamos haciendo nosotros. Con ese discurso donde se sigue estigmatizando a los chicos pobres, a los jóvenes, bajando al edad de imputabilidad, se expresa ese desprecio por la vida, pensando que hay vidas que valen más que otras. Cuando nosotrxs decimos Nunca Más le decimos Nunca Más a eso.
"Cuando nosotrxs vemos a las personas que participaron en el secuestro, tortura, asesinato de nuestros viejos, sentados en los juicios, con todas las garantías, con los controles médicos, - y hay gente que dice, “pero son muy viejos y abuelitos”-…con todas las garantías que queremos que tengan que es la forma de asegurar nuestra democracia, y nos acusan a nosotrxs de que nos movemos por odio, ¡qué doble discurso! Porque al pibe del barrio, al morochito, al pobre lo quiero lejos, es delincuente, qué es lo que pasó no me interesa…Como a mí no me toca, no lo sé. Es como aquel “en algo andarían” que justificaba lo que pasó con nuestros viejos. Y acá el rol de los medios es sumamente importante, para estigmatizar la militancia, la juventud, que dedica su tiempo de ir a bailar a la militancia y al compromiso…y eso les duele y les duele mucho.”
Tiempos difíciles de golpes blandos en América Latina, y Victoria señala "sin tanques pero con los medios de comunicación, para seguir ganando sus fortunas y apostando a la patria financiera”.
La charla finalizó con la convocatoria a encontrarnos este lunes 24 de marzo, y abrazarnos, como siempre.
“Los logros son de todos nosotros, y por ser argentinos, de lo que hemos logrado y gracias a Néstor Kirchner les guste o no les guste. Es así.”

miércoles, 19 de marzo de 2014

Campo de batalla. Cuerpo de Mujer

"No me pasó nunca, que alguien se sentara y me dijera, "Che, contame. ¿Cómo fue? Y que se quede escuchando lo que vos contás. No me ha pasado nunca."

Con estas palabras comienza el documental Campo de batalla. Cuerpo de Mujer, estrenado el año pasado y que volverá a exhibirse en el Espacio INCAA Gaumont, Rivadavia 1635, este jueves 20 a las 18 hs., el viernes 21 en el Auditorio Kraft, Florida 681, Subsuelo, a las 18 hs. y el martes 25 nuevamente en el INCAA Gaumont a las 22 hs.

El documental de Fernando Álvarez, con investigación de Lizel Tornay y Victoria Álvarez, despliega ante nosotros el relato de la que ha sido tal vez, la violencia más silenciada que se desplegó durante el terrorismo de Estado: la violencia sexual sistemática, distinta de la tortura, dirigida a lo más íntimo de la subjetividad de las mujeres secuestradas y detenidas ilegalmente durante la noche más oscura que la Argentina recuerda.El documental nos invita a pensar a partir de una escucha que no es sencilla, pero que no podemos negar. Es una deuda para quienes pueden poner en palabras lo que otras no han podido, y lo que padecieron quienes ya no están.

Algunas fueron reducidas a la esclavitud. Otras, sometidas a abortos forzosos. Todas ultrajadas. Era una orden. Algún efectivo no pudo cumplirla, se narra en el documental: "Tenía un resto de humanidad", dice quien no olvida este episodio: la violación reiterada y entre varios represores. Aparecen en las palabras que han podido vencer tantos obstáculos, laas humillaciones, las violaciones múltiples y en presencia de terceros, los abusos reiterados, las extorsiones imposibles. Los fantasmas y terrores producto de ese ataque que dejó huellas más dolorosas y persistentes que la picana. Varios y dolorosos testimonios levantan un velo todavía persistente sobre este tipo de accionar, que no puede explicarse bajo la falacia de la "necesidad" de la "guerra sucia", para "aniquilar un enemigo". ¿Para qué se las violó? ¿Con qué objetivos?

La complicidad de funcionarios judiciales está expresamente plasmada en el relato de una sobreviviente que pensó que tenía en él a alquien que podía defenderla en ese entonces... ¡Un juez! Tal vez ese personaje sea uno de los cinco ex magistrados sentados en el banquillo de los acusados en los juicios de lesa humanidad de Mendoza, precisamente, por dar respuestas como la que le dió a esta testigo: "Pero hija, ¿no te habrás caído?"

Esa violencia que redujo a las prisioneras a objeto de la forma más brutal.¿A qué respondió ese tratamiento como propiedad de sus compañeros, de propiedad de sus captores? Hipocresía y prejuicios......" no hables de eso..."
¿Qué sintieron al ser sometidas para atacar a sus compañeros también prisioneros? No es cualquier violencia. No la podían creer hermanos o familiares. Todavía no se soporta. Quienes compartieron el infierno lo supieron, lo presenciaron, lo escucharon. Es frecuente que nunca se lo volviera a mencionar.Entendemos porqué no se puede narrar algo así, y entendemos también que es el tiempo de pensar porqué no se puede decir, y si el no poder decir habilita el que se haya podido hacer... o se habilite esa violencia ahora para negarla reiteradamente. En otro contexto, pero con la misma desventaja. Por ser mujeres.Se marcó en ellas un mensaje a todas las mujeres que olvidaron el lugar asignado por la ideología de género que expresó la dictadura. Las violaciones y abusos dejaron huellas en ellas, en su psiquis, en sus cuerpos vejados, en sus vidas.

La violencia sexual es un tema que permanece pendiente para todxs, no solamente para la justicia que debe hacerse. Este tema no ha sido todavía tomado por la sociedad que tanto ha luchado y sigue luchando por los derechos humanos, y que lucha por la eliminación de la violencia de género.

La violencia sexual no fue cosa de algún delirante, La violencia sexual fue sistemática. Un delito de lesa humanidad. Un mensaje cuyo efecto se mantiene con la indiferencia y el silencio.


viernes, 14 de marzo de 2014

Mujeres, seguridad y democracia

El lunes pasado, 10 de marzo, participamos del Cierre del "Primer Encuentro de Mujeres Trabajando por la Seguridad" en la Escuela de Cadetes de Policía "Crio. Gral. Juan A. Pirker" con integrantes y autoridades de todas las fuerzas y el equipo del Ministerio de Seguridad y el Consejo Nacional de las Mujeres, entre otros. Invitadas por la Ministra de Seguridad de la Nación, Lic. María Cecilia Rodríguez, pudimos asomarnos un poco al excelente trabajo por la equidad y la conciencia democrática y antidiscriminatoria en la formación del personal femenino. Esto lleva mucho tiempo, no es nuevo, los antecedentes de la democratización en términos de derechos humanos y de género viene desarrollándose desde que Nilda Garré ocupaba el Ministerio de Defensa - del cual dependen las FFAA -, y se viene trabajando en el Ministerio de Seguridad con las fuerzas dependientes: policías federales y de seguridad aeroportuaria, gendarmería, prefectura. Se trabaja en la concientización en género y ddhh en otros ministerios también.

Si creemos que la formación antidiscriminatoria es una cuestión menor, pensamos cómo, en nuestro pasado reciente tan doloroso, valores pretendidamente occidentales y cristianos se ensañaron con las mujeres y desataron una violencia de género en la represión ilegal, en la propaganda del Proceso, en un disciplinamiento que excluyó a las mujeres de todo para retenerlas en la cocina o en la crianza, para considerarlas buenas si no intervenían en asuntos públicos. Huellas de la dictadura con clara prescripción de roles de género.
Por supuesto, a partir del 83, las mujeres fuimos avanzando.Tenemos, no obstante, siempre, a la par de los avances, viejas reivindicaciones y vamos por más, porque eliminar la discriminación es demoratizar la sociedad.

Todavía tenemos que capacitar y ampliar a las personas que deben recibir las denuncias por maltrato, ataque a la integridad sexual, y actuar en conformidad con la Ley 26.485 de Protección Integral y Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia Hacia las Mujeres.
La incorporación de mujeres en todas las fuerzas, de la mano de una conciencia de la equidad, -esto tan simple de: "todas y todos podemos hacerlo"-, sin dudas transformará la atmósfera y la práctica de la función, tan indispensable. La brecha entre las fuerzas de seguridad y la sociedad civil - concebida como ajena durante casi un siglo- se reduce, sin desdibujar el rol de cada quien, a partir de estas pequeñas grandes empresas. Si las mujeres defienden y conocen sus derechos dentro de su ámbito laboral, son promovidas por su capacidad sin tener que adaptarse o plegarse a una lógica machista o autoritaria, no reproducirá conductas prejuiciosas hacia afuera de la institución.

Lenta pero sostenidamente, mujeres han llegado a ocupar altas respondabilidades en la Policía. Mabel Franco ascendió a Comisario Mayor de la Federal y la Presidenta, junto a la entonces Ministra de Seguridad Nilda Garré, le entregó el sable en un acto singular en la Casa Rosada. Yo quiero recordar que Blanco, abogada, se ha especializadado en la temática de la violencia de género y la trata de personas. Esta candidata podría convertirse en la Jefa de la Policía Federal un día de estos, no es imposible.
En el acto del 10 de marzo se homenajeó a la joven bombera Anahí Garnica, fallecida en el incendio de Barracas junto a sus compañeros, cumpliendo con su tarea. Lxs bomberxs que trabajaban con ella dicen que siempre se destacó por su liderazgo. Anahí pudo convertirse en lo que soñaba porque, - lo decía en una parte del video homenaje - inesperadamente, se abrió la posibilidad para las mujeres.

Pequeñas hendijas y grandes caminos para recorrer, que se conectan con otras transformaciones por las que hay que trabajar día a día en la dinámica de funcionamiento de estructuras muy particulares como son la policía, la gendarmería. Las fuerzas, en fin...instituciones asociadas en el imaginario cultural, además, con una primacía masculina. Esas creencias se resquebrajan sin que implique pérdida de eficiencia o profesionalismo. Porque, como lo señalaron y recalcaron la Ministra de Seguridad, Lic. Ma. Cecilia Rodriguez, y la Presidenta del Consejo Nacional de Políticas Sociales, Dra. Alicia KIrchner al dirigirse a nosotrxs y a todxs los jefes allí presentes, "todas y todos podemos hacerlo".

Quizás, en algún instante, participando del acto en medio de tantos uniformes, algo hacía ver la escena como descabellada. Pero nuevas generaciones, una política de estado decidida en afirmar la defensa de los derechos humanos, la democratización de las FFAA y de seguridad, la política antidiscriminatoria, la formación en género de lxs funcionarixs y efectores, producen cambios inimaginables. No quiere decir esto que todos los obstáculos se superan de golpe. No somos ingenuxs. Pero sin lugar a dudas, es profundamente transformador y ha planteado otra base para la conviviencia en esta sociedad, base de la que, más allá de lo que dure una gestión, no se retrocede.

Estas son imágenes de la campaña gráfica del programa de concientización del Ministerio, las leyendas y los gráficos en el frente y al dorso, los centros de denuncia para las mujeres de las fuerzas.

Las mujeres - como los varones- trabajamos con responsabilidad y capacidad. No depende de nuestro género el rendimiento; en todo caso, son los obstáculos derivados de los prejuicios, de las tareas que no se comparten por ser atribuidas exclusivamente a nosotras, que quedamos en el camino de carreras profesionales o que no podemos tener el tiempo necesario para avanzar, estudiar, cumplir horarios exigentes. Lo recalcaron nuestras funcionarias: todas y todos podemos hacerlo. "Somos argentinxs trabajando con otrxs argetninxs, para otrxs argetninxs dijo "la Ministra Alicia Kirchner, enumerando las ocasiones en las que codo a codo, asisten a las personas en emergenicas. Experiencias compartidas en el terreno.

La Ministra Cecilia Rodríguez relató en un momento cómo su hija de seis años cree que las mujeres son "presidentas o ministras", y que Néstor era "el novio de Cristina", mientras que, sugestivamente,cree que todos los policías son varones...Compartir la mirada de la niñez nos sirve para apreciar distancias recorridas desde que recuperamos la democracia. Como todo lo valioso, el trabajo de fortalecerla es diario y presenta nuevos y múltiples desafíos. Depende de todxs. Depende de que se hable, se visibilice y se destaque además, a las mujeres que nos orgullecen cuando demuestran lo que pueden contribuir a ampliar la participación. En esa titánica empresa, qeu no es otra que la marca del kirchnerismo - ampliar derechos-, es que quiero destacar el compromiso de las mujeres que tenemos en la función pública.

Son mucho más que "mujeres" en la función. Son, como cada persona, diferentes, pero que siguen siendo percibidas y valoradas diferencialmente por ser mujeres. Por eso cada una de ellas, asumiendo los efectos nefastos de los prejuicios, resignifica su lugar de acción al trabajar contra esas limitaciones claves. Mujeres de las fuerzas democratizando las fuerzas. No es una utopía. Lentamente, está sucediendo.

sábado, 8 de marzo de 2014

8 de marzo, un día de que amplifica una lucha de todos los días

El Dïa Internacional de las Mujeres sufre constantemente intentos de banalización cuando no de olvido.En este blog se ha escrito muchas veces que la fecha se instaura en homenaje a las mujeres trabajadoras, que plantearon la situación de opresión de las mujeres en el seno mismo de sus organizaciones combativas y de izquierda,como estas de la foto, Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo. Si rastreamos un poco en la historia, encontraremos a una adelantada y olvidada Flora Tristán, quien se refirió a la proletaria del proletario, apelando con esa imagen a la naturalización de la subordinación femenina,y dándole voz a las mujeres a quienes consideraba a mediados del siglo XIX, sujetos políticos claves para la emancipación de la humanidad en el contexto de la unidad obrera.
La exclusión de la mujer-madre, de la mujer-esposa, de la mujer-obrera: Flora se adelantó a los debates de las feministas y marxistas del siglo XX señalando la opresión de la mujer en el marco de la opresión capitalista. Los obreros negaron las reivindicaciones de sus compañeras hasta, inclusive, las referentes a igual salario por igual tarea. El pacto de varones primó, como aquel pacto sexual del que habla Carol Pateman en la instauración de la sociedad civil moderna para privar a las mujeres del goce de la libertad y la autonomía para contratar...salvo en el contrato de matrimonio donde entra no como individuo sino como propiedad, subordinada al esposo. Las esferas de lo privado - para ellas- y lo público, aparentemente separadas pero en verdad mezcladas para la invasión permanente de una por la otra, para la dominación y la desigualdad...

Seguimos reclamando por esa autonomía en el seno de nuestras democracias contemporáneas.Por la autonomía para diseñar como seres humanos libres, nuestro proyecto de vida. Sin falsas opciones que son imposiciones, en otras palabras, nos dejan con una ciudadanía devaluada, que nos impide decidir sobre nuestra sexualidad, nuestros cuerpos y nuestros proyectos de vida. Vivimos en un contexto de legislaciones de avanzada en materia de derechos humanos y al mismo tiempo, seguimos atenazadas por discursos médicos, tecnicos, jurídicos y religiosos que nos considera biológicamente determindadas a la maternidad y al cuidado de lxs otrxs, por ejemplo. ASimiladas a la sexualidad para provecho de otros,no para la libertad.

Quiero hablar del presente y de la vigencia de esos prejuicios a pesar de tantas transformaciones.En nuestro país tenemos una mujer en la primera responsabilidad de gobierno. Con una trayectoria propia en la política, destacada actuación como senadora, antes de que su compañero asumiera como Presidente, desde su postulación en 2007 pasó por todos los ataques posibles por su condición de mujer. Como lo señalara Marta Dillon hace unos meses, Cristina Fernández de Kirchner, que no es feminista precisamente, aprendió que lo personal es político y además, "sabe como pocas que si alguna vez hubo una divisoria de aguas, ese dique se ha roto hace tiempo y ni lo privado ni lo público admiten definiciones estancas". Reelecta con la mayoría de votos más impresionante que se ha registrado, ha sido permanentemente atacada en su condición de género desmereciendo sus dotes políticas.No habíamos terminado de despedir los restos de Néstor cuando se lanzaron despiadadamente a proclamar que no podría seguir adelante sin él. No respetaron un dolor con el cual hasta el adversario más enconado tiene maneras, sino sincero respeto.Ella siempre siguió adelante. Siempre demostrando solidez, coraje, ternura, emociones. No encaja con estereotipos y eso la hace más escandalosa para quienes no pueden tolerar ese orden no escrito ni admitido que siempre pone en caja a las díscolas.Sin poder ganar elecciones ni una discusión con argumentos, opositores y opositoras la tratan de yegua...

Yeguas, relatan las sobrevivientes de los CCD, les decían los represores cuando las picaneaban en las partes íntimas para reducirlas a objeto, intentando liquidar su resistencia. Yeguas y putas, eran las mujeres qeu desafiaron los mandatos de género y se comprometieron en la lucha política hasta el punto de tomar las armas. Los golpes militares y la violencia política, en clave siempre masculina, vociferando su machismo en nombre del orden natural y cristiano. A ellas,a las que no obedecían, las peores y las más peligrosas, a esas "yeguas" - y enviando el mensaje a todas las mujeres a través de los efectos de la represión-, la dictadura les aplicó un tratamiento corrector para recordarles su lugar. No puedo dejar de pensar en la influencia de esos valores invocados por la dictadura para poner "orden" en tantos silencios e indiferencias ante la violencia de las que somos destinatarias las mujeres, y que hoy empezamos socialmente a percibir como el flagelo que podemos impedir.

La asociación con la sexualidad para lidiar con nuestra participación, sea en el campo que sea, está como siempre, a la orden del día. Volviendo a Cristina, tenemos los ejemplos de la tapa infamante para una jerarquía como la suya - mientras se agita la cuestión de la libertad de expresión!- la pintaron como una maniática sexual que se sirve del pueblo sólo para masturbarse.Cuando su salud estuvo en riesgo, no tuvo respiro, al contrario. Y otra tapa de la misma publicación, más reciente, la muestra con un fotomontaje desnuda en la tapa, en una escena que expone la vulnerabilidad del cuerpo desnudo, para instalar un clima destituyente.

Loca fue Olympe De Gouges cuando redactó la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, propuesta a los revolucionarios franceses em 1791. La loca de Olympe era una de las aguerridas y brillantes muejeres que participaron codo a codo con lso varones en la toma de la Bastilla y en los episodios claves para terminar con la monarquía y fundar la república. Fue ajusticiada por loca y las mujeres, que fuimos calificadas como inestables por nuestra naturaleza, determinadas por nuestra biología para cuidar el hogar y ser madres, incapaces de la autonomía, de legislar - privileigo de varones- fuimos excluidas de la ciudadanía. Y hasta hoy todo el mundo conoce la Declaración de los Derechos del Hombre,que no englobaba a todos, por cierto. Por lo menos, a todos y a todas, no.
Locas eran las sufragistas del siglo XX...

Loca, puta y fanática, Eva Perón, que impulsó no solamente el voto femenino en la Argentina - lucha que llevaban adelante previamente las socialistas y feminsitas desde inicios del siglo- sino porque organizó e impulsó la participación y la orgaización de las mujeres en la política. Y porque se salía de todos los moldes, inclasificable. Gran "pecado" de Evita, por cierto.
Han insistido en que Cristina está desequilibrada, que es bipolar, se han inventado sindromes inexistentes en los manuales de psiquiatría. Una diputada que hizo campaña en bikini la trató de planta cuando aún no había recibido el alta médica para reaparecer en público.Los discursos de Cristina a menos de tres meses de una intervención quirúrgica en la cabeza son impactantes por su contenido, como siempre lo han sido.

Las mujeres que peleamos por las reivindicaciones históricas y nuevas, por el ejercicio pleno de la ciudadanía, por la ampliación de derechos de otros grupos que son discriminados, que incluso sometemos a crítica nuestras propias elaboraciones y prácticas, podemos ser diversas y es más, debemos serlo. No todxs entienden, por ejemplo, que no es necesario que Cristina sea feminista para que reconozcamos que en esta década hemos avanzado como nunca antes. Y que no hay opciones alternativas hasta ahora que garanticen la ampliación de derechos, la lucha por la democratización de los espacios institucionales, la capacitación de agentes que deben cuidarnos de las violencias de género...La ley 26.485 de Protección Integral contra todas las formas de violencia hacia las mujeres es una norma que debe todavía ser conocida, invocada, aplicada, en el marco de otras transformaciones muy complejas de los medios, del poder judicial, de las fuerzas de seguridad, permeando programas de estudio y politicas públicas, tanto como un imaginario cultural que no se transforma de un día o un año para el otro. Lo importante es articular esfuerzos y conciencia militante. Tenemos mujeres aguerridas y capaces en la gestión con la perspectiva crítica suficiente. hacen falta más de ellas, en todas partes, como también, varones feministas. En serio, con convicción. En los espacios opositores, la mirada que recorta de un marco general los reclamos sobre las mujeres adolecen de debilidad y a veces de oportunismo, o bien pueden volverse funcionales involuntariamente a proyectos que poco y nada cambiarán las reglas de juego en relación a las jerarquías entre los géneros.

Se podrá estar en desacuerdo con lo mucho que queda por hacer. Sin dudas, comparto. Pero una cosa es avanzar desde un piso de conquistas y otra muy distinta es desconocer la complejidad de las relaciones de fuerza a enfrentar... y jugar para la desestabilización de un gobierno comprometido con nosotras, liderado por una mujer que con su potencia y su exposición permanente, ha corrido límites en la política y en la cultura argentinas.
El 8 de marzo, empezaba diciendo, siempre se disputa. Algunxs organizan clases de gimnasia, astrología o celebran el consumo. Otrxs queremos seguir hablando y planteando la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, la lucha contra lo que habilita la violencia de género, la justicia salarial, más políticas con perspectiva de géneros desde lo conseguido, desde el empoderamiento popular, desde la articulación posible dejando atrás la mezquindad de las etiquetas. Hablando y haciendo. El 8 de marzo,Día Internacional de las Mujeres, es un dia de lucha que amplifica los esfuerxos constantes de todos los días.