miércoles, 30 de octubre de 2013

Treinta años. Y vamos por más: Papel Prensa y la verdad

Ley de medios plenamente vigente, al fin.Triunfo popular y cultural.Tenemos que celebrar, claro que tenemos que celebrar.
Cuando nos enteramos, buscábamos la trampa o el doblez. Y con el correr de las horas, leyendo los fallos, escuchando las palabras de Martín Sabatella, nos emocionamos como hace cuatro años, cuando en una madrugada, esta ley fundante era aprobada en el Congreso por voto de amplia mayoría y diversos colores políticos.Es un homenaje a lxs treinta mil víctimas de las tapas que avalaron el genocidio. Un homenaje a quienes nunca cedieron ni ceden ahora, cuando han sido víctimas y sin embargo enseñaron resistencia popular a una Argentina arrasada.
Un homenaje a Alfonsín, que presentó el primer proyecto de ley de medios, y como dicen los radicales con memoria, estaría feliz como nosotrxs. Un homenaje a Néstor Kirchner, que se enfrentó a la corporación y, de cara a la ciudadanía, espetó "Qué te pasa, Clarín"....contando la manera en que fueron a abordarlo a él, como lo habían hecho siempre. Escribano y el pliego de condiciones. Que no dudó de apoyarse en nosotrxs para gobernar en vez que acomodarse el mínimo margen dado por quienes estaban acostumbrados a tratar a nuestrxs gobernantes como empleados.

Hoy es un especial homenaje a la Presidenta que tuvo el coraje de enviarla al parlamento y que hoy ya no tiene más obstáculos para implementarse. Pero además porque avanzó en investigar las responsabilidades en relación a la apropiación de Papel Prensa a través de la comisíón de delitos de lesa humanidad. Por eso también es un homenaje a Eduardo Luis Duhalde, Secretario de DDHH que como querellante, abrió el camino judicial que algún día, más temprano que tarde, llevará a la cárcel a Magnetto, Mitre y a Ernestina."Argentina merece de sobra/ conocer la verdad de su historia/ y mandar el engaño a la mierda/sin pena ni gloria"...canta Liliana Felipe que debe estar lagrimeando también de emoción.


Festejar y avanzar
Es importantísimo ceder el espacio a la emoción de haber obtenido, por movilización popular, recogiendo las banderas que no pertenecen a un gobierno, ni a un partido, sino al pueblo,el logro de ayer. La ciudadanía recorrió el camino en estos añso de discutir el rol del monopolio como factor de poder. Era un cuestionamiento inédito. Pocos y en soledad, fragmentariamente, lo habían hecho, desde los tiempos en que Alfonsín era forzado a dejar anticipadamente el poder y era abucheado en la Sociedad Rural. El pueblo que tenía incorporado el matutino a su cotidianedidad empezó a dimensionar la brecha entre el relato y su experiencia concreta. Y el pueblo que recompuso derechos, prácticas y sueños que había sido forzado a abandonar, encontró representación en esos imprescindibles en un país como Argentina, tan lleno de sombras como luminoso en términos de resistencias, luchas y movilizaciones populares. El sueño propuesto en 2003 era la llave para profundizar el camino iniciado en 1983, y que tantos tropiezos encontraría en un devenir con heridas de las que no nos hemos repuesto del todo.


La constitucionalidad de la ley de medios que ha establecido la Corte es un trascendental paso para que al poder real lo ejerzan un poco más aquellxs quienes votamos, y no solamente quienes entre bambalinas, de espaldas a nosotrxs, resuelven los rumbos de gestiones. Esos personajes afectan nuestras vidas, ellos acostumbrados a plantear las políticas a seguir. Ese poder corporativo, cómplice de dictaduras ayer, encubridor del genocidio, ahora, artífice de candidaturas y difamador serial de cualquiera que afecte sus intereses, implacable, ha sufrido un revés cuyas consecuencias aún no calculamos. Y también hay que pensar que lo viene sufriendo desde hace cuarto años, con el inicio de la búsqueda de verdad, memoria y justicia acerca de un crimen de lesa humanidad. Porque el monstruo mediático se convirtió en tal cuando logró bajo tortura la cesión de las acciones de la empresa Papel Prensa de la familia Graiver. La concentración de las señales radiales y televisivas, y luego, la de los canales de cable, le costó menos, dado el lugar clave que ya ocupaba en la Argentina democrática neoliberal. Aquella del uno a uno pero también aquella donde torturadores y desaparecedores podian cruzarse con nosotrxs en la calle.

Manchadxs de sangre
A partir de las denuncias de Lidia Papaleo, entre otrxs, de la investigación de Cinthia Ottaviano, del informe "Papel Prensa, La Verdad", de la presentación públcia del informe que realizó la Presidenta de la Nación el 24 de agosto de 2010, se iniciaron investigaciones judiciales.Es central que ahora, en este preciso momento, esa causa tome nuevo impulso. Se ha pedido nuevamente la indagatoria a Magnetto.El caso es dilatado hace más de tres años por las chicanas jurídicas de la defensa de los imputados y un sector del Poder Judicial que los apaña y convalida. De lo contrario, no se comprende por qué razón no llaman a indagatoria al CEO de Clarín, como escribió Juan Alonso en agosto pasado en Tiempo Argentino. Se suceden presentaciones en función de la dimensión económica de la causa, de la misma manera como en la Ley de Medios se pretendía fundar la libertad de expresión presuntamente dañada de la empresa en su dominio patrimonial, - argumento destrozado por el fallo de ayer y que movió a Lorenzetti a la mueca burlona durante la célebre audiencia de amicus curiae - cuando se trata de un delito de lesa humanidad. Porque Magnetto amenazó de muerte a Lidia Papaleo y a su pequeña hija para que vendiera sus acciones a precio vil.


Culpables de delito imprescriptible, los dueños de Clarín, La Razón y La Nación protagonizaron la apropiación como parte de la alianza con la dictadura iniciada el 24 de marzo de 1976 y estos grandes medios cómplices y apologistas de desapariciones, torturas, apropiaciones de niñxs, censura, expoliación cultural. Y de la implementación de una nefasta política económica.
En junio pasado, el juez federal Julián Ercolini, quien quedó definitivamente a cargo de la causa luego de un conflicto de competencia que involucró al juzgado platense de Arnaldo Corazza y al capitalino de Daniel Rafecas, tomó declaración a Lidia Papaleo, quien ratificó que en 1976 tuvo que desprenderse de las acciones de la empresa, vendiéndolas a los dueños de Clarín, La Nación y La Razón a causa de las presiones y amenazas de muerte recibidas. Relató en el juzgado la reunión de la que participó la noche del 2 de noviembre de 1976 en las oficinas de La Nación, cuando Héctor Magnetto, en su carácter de directivo de Clarín, le dijo: “Firme, o le costará la vida de su hija y la suya”.


En la causa están imputados, entre otros, Magnetto, Ernestina Herrera de Noble, Bartolomé Mitre, Sergio Peralta Ramos, Marcos Peralta Ramos y Hugo Peralta Ramos. El dictador Jorge Rafael Videla y su ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, ya no están con vida para ser juzgados, como tampoco Patricio Peralta Ramos, dueño de La Razón. A cambio de ello, recibieron el monopolio del papel de diario, tenaza eficaz para la libertad de expresión de otros medios: por la posición privilegiada, el costo de importación para la competencia, y hasta por la cantidad de papel que decidían vender o no vender a otros diarios. La complicidad entre los tres diarios y la dictadura fue admitida, en testimonios obtenidos por la periodista Graciela Mochkofsky, por el entonces presidente del diario La Razón, Patricio Peralta Ramos, y por el secretario general de la Presidencia de Videla, general Rogelio Villarreal.La familia Graiver venía soportando amenazas para vender las acciones de Papel Prensa a la firma fantasma (Papel S.A.)creada por los tres diarios. Por eso en la noche del 2 de noviembre de 1976, los integrantes de la familia Graiver fueron separados y abordados en oficinas diferentes. Isidoro Graiver, que había concurrido a acompañar a sus padres y sólo poseía muy pocas acciones residuales, quedó solo en una oficina; Juan Graiver y su mujer (a quienes les correspondería un 25% de las acciones de David luego de realizada la sucesión) fueron llevados a otra; y en otra, Lidia Papaleo de Graiver (con derecho al 50% de las acciones en la sucesión y responsable de las correspondientes a su hija María Sol, otro 25%), fue amenazada por Magnetto en persona para que firmara un boleto de venta por menos de un millón de dólares, de los cuales sólo recibió 7.200 al firmar. La viuda de David Graiver, quien había muerto en un sospechoso accidente, desde su regreso al país en septiembre de ese año, venía sufriendo amenazas constantes.Pedro Martínez Segovia, presidente de Papel Prensa y primo de Martínez de Hoz, le había dicho: “Quiero que sepa que no puede vender Papel Prensa ni a judíos ni a extranjeros”. Y la Junta Militar no quería que Papel Prensa quedara en manos de los Graiver, le había asegurado Francisco Manrique: querían "borrar" al grupo del mapa empresario del país. Esa noche del 2 de noviembre, al salir de las oficinas de La Nación, Bernardo Sofovich -entonces abogado de Ernestina Herrera de Noble-, le advirtió: “Usted ahora se va de acá. Tome un avión a donde pueda, y que después alguien se ocupe de su hija, pero váyase ya”.


En marzo de 1977,Lidia Papaleo y otros miembros de la familia Graiver fueron secuestrados por grupos de tareas. Lidia no cobró más que 7.200 dólares cuando firmó bajo amenaza, como el resto de los Graiver, el boleto de compraventa. El mismo establecía la suma de 996.000 dólares por la transferencia a los tres diarios de 958.907 acciones Clase “C” y 3.800.000 acciones Clase “E”, que en ese momento tenían un valor de mercado de casi 4 millones de dólares. Entre 1972 –cuando adquirió la empresa– y 1976, cuando debió venderla bajo presión, el Grupo Graiver llevaba 15 millones de dólares invertidos. Las tapas del periodismo cómplice se encargaron de la leyenda negra de los Graiver. De montar la historia de los "extremistas abatidos en enfrentamientos"; de hablar de la ESMA como "centro de reeducación". Hoy minan la imagen de los organismos de derechos humanos, difaman a las Madres y a Abuelas, juegan con el prestigio del Banco de Datos Genéticos a cuya información lograron acceder para embarrar la búsqueda de la filiación y la historia de los hijso apropiados de Ernestina de Noble, necesarixs, - y da escalosfríos- para la sucesión del fundador del diario Clarín.


Ni un paso atrás.
Lidia estaba celebrando ayer en el Congreso. No imagino el alcance de lo que habrá sentido.
Muchas cosas terribles establecen el puente entre lo acontecido entonces y las batallas de ahora. Algunas se dan en las calles, en las conversaciones cara a cara. Quizás podamos empezar a poder debatir productivamente sin la ponzoña inoculada día a día por la omnipresenica de un relato para acceder a varios que nos ayuden a construir, desde distintas posiciones, proyectos sobre la base del respeto a los derechos humanos y al ejercicio pleno del derecho a la comunicación.
Por eso es ahora cuando, desde la sociedad que ha luchado por la memoria, la verdad y la justicia se debe reclamar y exigir con toda la fuerza, cumpliendo 30 años de democracia, festejando la ley de medios que es plataforma de más pluralidad y más ejercicio deliberativo, la actuación del poder jucicial tan complaciente con el gigante. Ha sufrido el revés más significativo. El mundo nos mira. Por los juicios de lesa humanidad, y también por esta ley democrática y de avanzada.


Tienen que pagar la deuda con todxs nosotrxs, por crímenes de lesa humanidad y no hay más excusas para ello.Hace quince días, la Secretaría de Derechos Humanos, querellante de la causa por la apropiación ilegítima de Papel Prensa S.A.solicitó nuevamente - por tercera vez- al juez federal Ercolini que se indague de forma inmediata a quienes se encuentran acusados en esa causa desde el año 2010 : Héctor Magnetto, Ernestina Herrera de Noble, Bartolomé Luis Mitre, Sergio José Peralta Ramos, Marcos Peralta Ramos, Hugo Fernando Peralta Ramos, Reinaldo Gregorio Bandini y Raimundo Podestá, y a todos los que de la investigación resulten ser autores, cómplices, o instigadores de los delitos denunciados.

No es un problema económco. Son delitos de lesa humanidad los cimientos del poder más dañino a nuestra democracia.Fue muy emocionante el encuentro con Carlos Pisoni, Subsecretario de Promoción de Derechos Humanos y nieto recuperado. En la plaza frente al Congreso donde se sancionó esta ley que siempre fue legítima, festejábamos el fallo tan demorado de la Corte Suprema: "A un día de cumplir treinta añso de democracia, la Corte Suprema pone fin a un decreto de la dictadura, un decreto de Videla. Esta ley debatida por muchísimos sectores, y está escuchando al pueblo. Lo que nos queda de ahora en más es ir por la causa de Papel Prensa, desde la Secretaría de DDHH que es querellante, queremos dilucidar lo que pasó, queremos la verdad sobre la apropiación de la empresa bajo tortura. La indagatoria de Magnetto, Noble, Mitre, entre otrxs... Ahora vamos por más, como dice la Presidenta."

sábado, 26 de octubre de 2013

Obscenidades

En estos días singulares ponemos a prueba cimientos de convivencia democrática. No hay manera de desentenderse. La elasticidad de esta democracia es increíble en unos casos. Y mínima para otras situacioens y personas. Desafía cualquier sentido común y la entereza de sobrevivientes, Madres, Abuelas, Hijos y la nuestra, asistir a la provocación que representa el juicio a Barcelona. Se ha "lesionado el honor" de Cecilia Pando. La sátira, la ironía, el humor que hace pensar, ofenden a la apologista de la dictadura. Circo y desafío - otro más- a las espaldas de la democracia y la libertad que tanto cuesta defender. La imagen de una contratapa es "dañina" en el contexto de sus costumbres y las de su entorno familiar. Una imagen “pornográfica” que va en contra de su estilo de vida. Otra vez: sus valores y estilo de vida, jalonado de la incitación a la violencia, amenazas y reivindicación en público de las más graves violaciones a los derechos humanos.Que defiende en televisión la tragedia sufrida por Juan y las 500 personas que aún las Abuelas y nosotrxs, miles de nosotrxs, seguimos buscando. Su demanda que invoca el honor vulnerado se esgrime en contra la libertad de expresión, que protege a la parodia y la sátira de Barcelona, como a la de Clarín, Noticias, las caricaturas de Sabat... Y resulta que, ofendidxs por la libertad están quienes no solamente arrasaron con todo derecho y garantía a la vida humana, sino que perpetraron un verdadero genocidio cultural.
Porque la dictadura implicó además, censura, libros prohibidos, intelectuales exiliadxs, facultades cerradas o intervenidas, se prohibió hasta el libro de física "La cuba electrolítica".
Para lxs agazapadxs defensores de la muerte, escandalizadxs por la democracia, los juicios de lesa humanidad, la movilización popular en la calle, la inclusión y participación de sectores populares, los roles de género en cuestión, esto es obsceno y escandaloso. Pando, muestra sin metáforas, literal, lo que otrxs esconden y deslizan, apenas sugieren, pero de manera inequívoca si sabemos interpretar gestos y señales.
Obscenidad es lo que Pando dice. Obscenidad es lo que Pando hace. Obscenidad es la banalización de luchas que libraron quienes no se rindieron, no se cansaron, jamás devolvieron odio ni revancha, y así nos abrieron camino. “Que no se ofendan en Marcos Paz, pornografía es defender a Etchecolatz”. “Hubo 30 mil violaciones a la libertad de expresión. Este juicio es un papelón” cantaban afuera de la audiencia. Clarito.
Porque si hoy disputamos con tanto fervor qué reglas de juego queremos, ¿no es acaso porque podemos hacerlo desde experiencias de libertad y de participación, precisamente, porque podemos?
Desde el camino doloroso y fecundo a la vez de la memoria. Desde las duras lecciones que para cimentar la democracia en construcción, tenemos en la mochila; desde las frustraciones y las batallas culturales tan difíciles; desde lo que no terminamos de componer… desde la certeza de que no se puede aflojar, me rebelo contra otras obscenidades.
La desigualdad naturalizada ante la ley es obscena. Apelo a que nos escandalicemos ante gente como Blaquier, un titiritero tan tardíamente procesado,que parece que puede todavía cambiar fiscales que gusta mientras balas convenientes atentan contra Milagro Sala. Obscenidad es la resistencia corporativa de un poder republicano antimayorías manejando a su antojo la vigencia de lo que el parlamento sanciona de manera legítima.
Merece nuestra indignación que a los protectores armados por el pueblo desarmado los tengan que vigilar lxs vulnerables. Demonizados por las pantallas de televisión. Desechables. A muchxs pretenden desalojarlos a pura bala “perdida”. Exterminarlos instalando la farsa del enfrentamiento entre ellxs, como en la dictadura, o como en Puente Pueyrrredón, cobrándose la vida de Darío y Maxi pretendiendo instalar que "la crisis" había causado dos muertes. Dando el ejemplo, quienes resisten en las villas, en el barrio Zavaleta, en las páginas de la revista villera, mandan a los apologistas de la dictadura al carajo, desmantelando el enésimo intento de manipulación. Y además recuerdan lo que escribía Fontevecchia en respuesta a la Carta Abierta a la Junta Militar de Rodolfo Walsh.
"Con un burdo manotazo desde el oportunismo, nos propone aliarnos a su cinismo y nos hace llamar, para comunicarnos que nos van a galardonar. Así nomás, por pura adoración, de golpe nos quiere entregar el premio a la "Libertad de expresión". Pero ni una, ni mil estatuillas van a lavarnos el bocho, ni van a hacernos olvidar al Fontevecchia de 1978". "Por aquel tiempo, este hombre que hoy se atribuye autoridad para condecorar a nombre de la libertad acompañaba en silencio los crímenes de lesa humanidad".La Garganta Poderosa da cátedra de construcción democrática. Los destituyentes mediáticos preparan denuncia rimbombante en Nueva York ante la Comisión Interamericana de DDHH por las lesiones a la libertad de expresión de esta "dictadura" que no solo permite el circo del juicio a Pando, las permanentes operaciones sucias, sino que no ha logrado la plena vigencia de la ley de medios. Esa que llaman "Ley K" resultó aprobada por mayoría aplastante de todo el arco partidario, y está frenada en su aplicación por medidas cautelares y la rosca judicial corporativa ¡hace más de cuatro años!. Si esto se compara con la dictadura cívico militar eclesiástica, bueno, evidentemente, al público se lo trata de idiota, o el público es cómplice, adormilado y desmemoriado, anestesiado de bombardeo monopólico.
La obscenidad es que no nos importe que se haya bajado un cuadro entonces y que ahora se baje otro. Hay gestos que anuncian gestas. Y otros gestos vergonzantes.
Mario Villani, sobreviviente de muchos campos de concentración, dice en su libro “Desaparecido: Memorias de un cautiverio”:“No sé qué ocurrirá a partir de ahora con quienes pasamos décadas dando a conocer nuestra historia: qué vacío espiritual o emocional puede abrirse en nosotros cuando se acaben los juicios. Todo lo que debí decir sobre el Turco Julián, Colores, Cobani y los demás represores, ya lo dije. Lo que importa ahora, es qué hace la sociedad con las historias y esas condenas. Qué deciden los jueces, pero, mucho más, qué hace la gente cuando toma un periódico y lee sobre alguien como el Turco Julián. ¿Entenderá la gente que lo que ocurrió en Argentina fue parte de una metodología y que a los torturadores se los crea cuando se los necesita?¿Sabrá comprender que la desaparición y la tortura no fueron una aberración inexplicable sino un fenómenos que, dadas ciertas condiciones, podría repetirse en cualquier lugar del mundo?.”
Lo que está en juego son los cimientos. La memoria, la verdad, la justicia. El legado, lo dice Mario, de responder a lo acontecido más allá de sentencias judiciales. Defender la experiencia de la libertad, y hacernos cargo de las diferencias, de que a la equidad la tenemos que pelear a cada momento, entre tropiezos y hazañas. Que si podemos transitar estos desafíos, es por la fuerza que logremos, nunca individual, sino colectiva. Como aquel sueño que nos propuso alguien en 2003.



domingo, 20 de octubre de 2013

Madres

Aunque sé que puede ser una excusa para la reunión familiar, para un llamado demorado, días como estos, tam puntuales, tan especiales, remueven heridas o se despachan en el trámite del consumo.
Podría ser una oportunidad para pensar en los otros días con los trabajos invisibles de las madres.¿Porqué no imaginar un mundo en el que las madres no fuesen inexorablemente sinónimo de abnegación, renuncia y sacrificio? ¿Qué le pasaría a nuestra sociedad si pensara y actuara pare que la maternidad fuera posible de múltiples maneras, sin imposiciones?

Me imagino un festejo cotidiano a esa entrega amorosa al cuidado compartido de un hijo, de una hija.
Me imagino la posibilidad de elegir la maternidad. Decidir como parte de un proyecto y no como el andaribel determinado por una crianza diferencial, insistente y efectiva desde que somos niñas...

Me gustaría que mañana pudiéramos pensar un poco en algunas madres en particular, además de la propia.
Mañana pensaré en la madre que parió en la ESMA, o en Campo de Mayo, o en otro centro clandestino, mantenida con vida para parir como mero vientre receptáculo de botín... después del tratamiento inhumano propinado para disciplinar la subversión de las militantes que rompieron el modelo aceptado por la civilización “occidental y cristiana”.
Pensaré en las madres que salieron a pedir por lxs desaparecidxs, golpeando puertas de funcionarios, obispos y vicarios. Y que encontranon la respuesta juntas, dando una vuelta en la plaza con el panal del hijx en la cabeza. Buscando lo propio, supieron que todxs lxs desaparecidxs eran sus hijxs.Y hoy somos millones.
Lograron lo inaudito y sin embargo muchas mueren sin recibir una palabra de arrepentiento de los responsables ni dato cierto, como si fuesen más poderosas que las tormentas, capaces de aguantarlo todo. Intentemos ponernos en la piel de aquellas que día a día continúan pidiendo justicia hasta el último aliento mientras los perpetradores del espanto y sus cómplices las calumnian.
Pensemos en las niñas que han sido madres a la fuerza desde una indefensión tan conmovedora como la de sus entrañas. Invisibles para los jueces e indolentes.
Mariela, acosada por los prejuicios y funcionarios judiciales por su disidencia de género. Aquella que luchaba por lxs hijxs que cuidaba, alimentaba y amaba como ninguna institución lo hará nunca. Eran tiempos en los que el matrimonio igualitario era nimaginable.


Pensaré en Susana, que con coraje sigue buscando a su hija encontrando otras hijas y arrasando la hipocresía, cuidando e insistiendo, trocando el tiempo de abuela por el de fuerza maternal para Mica.
En las que perdieron en la bruma de Malvinas al hijo sin poder velar ni sepultar ni entender porqué…y sepultaron a quienes volvieron de las islas y murieron de indiferencia y olvido.
En las que armaron las ollas populares y cortaron las rutas para pedir trabajo y pan para lxs hijxs, y dignidad y supieron bancarse las balas, el hambre y el machismo de ajenos y también de esposos y compañeros.
Y en cada una de las que dejaron sueños por velar el del que yace en la cama de enfermo, cada una de las que atraviesan el infierno diario de alquilarse por hora para que la hija no tenga que hacerlo.
Por todas las que abrieron camino reinventándose a sí mismas y demostrando vivir eso tan misterioso de hacerse madre, que no está atado a ningún instinto. Tal vez la madre, como la mujer, no nace, y se hace. Y tal vez se puedan multiplicar maternidades de distintas formas: creativas, libertarias, espontáneas, nuevas, diferentes, y gozosas. Quireeo decir, que huelan a justas.

martes, 15 de octubre de 2013

Graciela Morgade, flamante decana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA : impulsora tenaz de la perspectiva de género en la producción del conocimiento

Doctora en Educación (Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires), Master en Ciencias Sociales y Educación (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede Argentina), Licenciada en Ciencias de la Educación (Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires) y Profesora para la enseñanza primaria (Escuela Normal 1 de Profesoras), actual Secretaria Académica de la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Buenos Aires, ha sido designada hoy como Decana por el período 2014- 2018 tras las elecciones que consagraron ganadora a la lista Simón Rodríguez, alianza de kirchneristas, centroizquierda e independientes en las elecciones del claustro de profesores de la FFYL de la Universidad de Buenos Aires.
Se comienza a resquebrajar la hegemonía masculina en los cargos jerárquicos de la Universidad de Buenos Aires. Morgade es la tercera mujer en ser elegida decana. Solo en la Facultad de Derecho (Dra.Mónica Pinto),y en la de Odontología (Beatriz Guglielmoti)se había logrado este acceso a conducción.
Profesora Adjunta Regular de "Investigación y estadística educacional II", Profesora Adjunta del "Seminario Educación, género y sexualidades" (Departamento de Ciencias de la Educación, Facultad de Filosofía y Letras). Recientemente Profesora del Seminario de Investigación, Maestría en Docencia Universitaria (UBA) y también del Seminario Posgrado Modalidad Virtual "Relaciones de género y políticas educativas" (CLACSO, es además autora de las compilaciones “Toda Educación es Sexual”, y “Cuerpos y Sexualidades en la Escuela”, entre otros trabajos.
En “Toda educación es sexual” sostiene, siguiendo a Butler, que la norma corporal es asumida, apropiada y “seguida” por el sujeto que se forma en virtud de haber atravesado ese proceso de asumir un sexo en la hegemonía de un imperativo que habilita ciertas identificaciones sexuadas y desalienta otras. "La escuela, en tanto aparato ideológico, pretende articular las identidades de género “normales” a un único modelo de identidad sexual: la identidad heterosexual. En ese proceso, necesita equilibrarse sobre un hilo muy tenue en un campo contradictorio: de un lado, incentivar la sexualidad “normal” y, de otro, simultáneamente, contenerla. Una tensión que se despliega en un sistema de sexo-género demarcatorio de sus límites y contenidos pensables e impensables. Desde esta perspectiva es posible postular que, aunque no se plantee de manera explícita, en la educación formal existe desde siempre una “educación sexual” y que su sentido principal es preservar una parte importante del orden social de género establecido".

En una entrevista Morgade se refirió a los documentos de base que delinearon los contenidos curriculares en la Educación Sexual Integral (ESI) en cuya elaboración que participó directamente, en 2008:
“Creo que lo que cuesta es pensar desde la perspectiva de género toda la construcción del conocimiento, y no solamente en el campo de las ciencias biológicas y en la educación para la salud. Esa es una deuda y es el tema que estamos trabajando. Las profesoras y los profesores de ciencias biológicas y de educación para la salud fueron formados con un paradigma que entendía que hay dos sexos y que lo sexual está determinado por las gametas sexuales. Con esto quiero decir que hay una formación de los y las profesores/as de estas áreas que tienen bastante poco que ver con la categoría de género que está introduciendo la construcción social del conocimiento. A modo de ejemplo, ante investigaciones de las neurociencias que intentan medir cuánto pesa el cerebro de las mujeres y el de los hombres para demostrar que el cerebro de las mujeres pesa menos y por lo tanto las mujeres son menos inteligentes, lo que ahí corresponde es una crítica epistemológica del paradigma y los supuestos subyacentes de la investigación misma. ¿Quién dice que hay una proporción directa entre lo que pesa el cerebro y la inteligencia, cuando también hay otros estudios que muestran que del cerebro se usa una parte y que después de un ACV se reemplaza? Entonces es más una cuestión de estímulo que de cantidad de neuronas o de peso. Este ejemplo específico da cuenta que el gran desafío es incorporar la perspectiva de género a los saberes académicos de base de la formación docente.”

En el marco de un proyecto UBACYT que dirige y en el que participamos desde diversas disciplinas, se está desarrollando un ciclo radial "Radio Toda Educación es Sexual" que difunde y apoya experiencias de implementación de ESI en todas las materias y niveles.
Una excelente noticia, para la comunidad académica de la Facultad, para todxs quienes deploramos el androcentrismo de la UBA, para quienes la conocemos y trabajamos en los espacios y proyectos que sabe abrir, hay que decirlo, de manera poco usual para las prácticas académicas. Poniendo a la universidad al servicio y en intercambio con el afuera para construir prácticas y saberes democráticos.

domingo, 13 de octubre de 2013

Diversidad cultural, encubrimientos y genocidios

“En la República Argentina, después de una “razzia” como la nuestra, se sigue una costumbre cruel. Los niños de poca edad cuyos padres desaparecen son donados a diestra y siniestra. Las familias distinguidas de Buenos Aires buscan diligentemente esos esclavos jóvenes, llamando las cosas por su nombre. Un oficial de frontera no deja en tales oportunidades de enviar a su novia una sirvientita india. Durante la guerra del Paraguay eran las paraguayitas quienes proveían a esas atenciones galantes. En ello se reconocen las tradiciones de la conquista. Desde que la servidumbre se abolió hubo que adoptar un recurso que continuara acumulando en la casa servidores que no sirven para nada (…) Justamente esas eran mis reflexiones a las cuales yo me entregaba mientras me dirigía a elegir un par de indiecitos que el Ministerio de Guerra me había concedido.”Extraído de Relatos de la frontera, Bs. As., Ediciones Solar, 1968, traducción de los artículos publicados en la Revue des deux Mondes entre 1876 y 1880 por Alfred Ebelot, ingeniero francés contratado por el Gobierno argentino para realizar relevamientos topográficos y planeamiento de las tierras incorporadas en la campaña al “desierto”. Acompañó la expedición al Río Negro y describió minuciosamente y en primera persona, la barbarie civilizadora de la campaña organizada por la Sociedad Rural y dirigida por Julio A. Roca.


Celebramos sin lugar a dudas que los cambios políticos sociales y culturales que estamos viviendo se expresen en la nueva conmemoración del 12 de octubre, día del respeto por la diversidad cultural como reconocimiento histórico para con los pueblos originarios. De acuerdo al INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, con este cambio en el nombre del feriado se intenta armonizar la legislación nacional con el derecho de los pueblos indígenas, consagrando y reconociendo que los derechos humanos tienen los caracteres de "universalidad, indivisibilidad e interdependencia", en función de lo que además establece nuestra Constitución Nacional. Por ejemplo, el artículo 75, inciso 17 reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos, garantizando el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural, entre otros artículos que consagran el derecho a la igualdad y a la no discriminación.

Esto es un punto de partida.


Necesitamos, como sociedad, pensar y asumir la cuestión de la territorialidad para intentar algo como la reparación, si es posible. Preguntarnos si nuestro país se conformó como tal a partir de un genocidio.
No solamente decir que el 11 de octubre de 1492 fue el último día de libertad en este continente o bien que la cruz y la espada encubrieron masacre tras masacre con el argumento de la evangelización. Un despojo material pero también de tradiciones, saberes, culturas riquísimas, y que nos resultan en particular en Argentina, algo extraño, porque creemos, bajo el influjo del relato de los vencedores, que las campañas contra los indios fueron necesarias, civilizatorias, imprescindibles en su rudeza para afianzar un dominio territorial y una unidad compartida. Estamos resquebrajando de a poco esa imaginería justificadora y cuando tenemos la constancia y el valor que hacen falta tenemos a mano documentos, relatos, historia disidente y las genealogías de quienes hoy pelean por su identidad y su territorio para contarnos el despojo, el genocidio, el olvido.

Creemos que mayoritariamente "descendimos de los barcos" pero no sabemos y tal vez no podremos nunca saber cuánta sangre originaria puede correr por nuestras venas. Apropiadores de tierras y de niñxs, violadorxs y desaparecedorxs cuyos nombres se multiplican en calles y pueblos y avenidas, de manera impune manejaron vidas, manejaron registros, traslados, olvidos la construcción de la argentinidad, excluyendo - invisibilizando- todo rasgo indígena, mestizo de la construcción ideal.

Tendremos que asumir, para poder construir una identidad sin violencias, que intente ser no solamente respetuosa sino expresión de la diversidad, identidad nunca cerrada, ni fija, porque, ¿quién o cómo, bajo qué criterios la establecemos de una vez? insisto, necesitamos asumir que los de 1976 no fueron los primeros desaparecidxs, ni los primerxs campos de concentración, ni los primerxs niñxs robadxs. Y que tal vez somos más indios de lo que imaginamos. Que a esas canalladas Roca no las hizo solo.
Que los patrones no son tan identificables: sus nombres se encuentran, de todos modos, en las escrituras y catastros y en los diarios y en los libros que contaron la versión oficial de nuestro pasado, el de fines de siglo XIX y el pasado reciente.

Imagen del Cacique Pincén y su familia, tomada en 1878. Figura su entrada en Martín Garcia como prisionero, pero su rastro y destino final se desconocen. ¿Un "desaparecido"?

Entrevistada por Página/12 hace dos años, Diana Lenton empleó la terminología "campos de concentración" para describir lo que se implementó en Valcheta, Martín García, Chichinales, Rincón del Medio, Malargüe, y otros sitios. “Son todos lugares donde se encierran a las personas prisioneras sin destino fijo. La autoridad militar era la dueña de la vida y muerte de ellos. La idea era de depósito porque iban a ser distribuidos. Eran prisioneros y esclavos. Se recibían pedidos de Tucumán, ingenios, de Misiones, estancias. Llegaban como familias y se los separaba. Hay pruebas de la violencia, cartas entre curas y arzobispos. Había muerte por las condiciones a las que estaban sometidos, ahí está también el genocidio. Y también había suicidios por el trauma social al que estaban sometidos. Los padres sabían que les quitaban a sus hijos, lo veían y decidían matarse. O mujeres que se tiraban al agua con sus hijos. En Valcheta hay documentos donde se describe que no se les daba alimentos y morían de hambre”
La Red de Investigaciones en Genocidio trabaja con documentos de la iglesia, de los cuales surgen datos de cientos de chicos destinados a Jujuy y Tucumán, las edades de servicio doméstico, chicos desde los 2 hasta los 8 años, adultos que eran destinados al cañaveral y morían con sus familias. Lenton sostiene que “los pueblos originarios son víctimas de un genocidio que aún no terminó” (Página 12, “El estado se construyó sobre un genocidio” 10/10/2011)


martes, 8 de octubre de 2013

Con las entrañas

Escribo y en el pulso, en el pelo, en las uñas que chocan con el teclado donde tantas veces peleo las batallas culturales, los prejuicios antipopulares, las distorsiones y las mentiras escandalosas, siento el amor y la adrenalina de este momento. Te pienso como ser humano, fuerte y vulnerable, mujer y líder, flor y acero, Cristina, que por estar a la altura de la historia te sobrepusiste al dolor más tremendo para continuar la lucha que Néstor emprendió, a tu lado, como siempre.
Somos millones quienes acompañan lo que acontece en estos momentos lo que ocurre en el quirófano, porque te necesitamos, porque sos irreemplazable como lo era él. Como lo saben en Venezuela. Como lo supimos aquí con la partida de otra mujer en 1952.El proyecto no es una persona, es verdad. El proyecto encarna en lo que se movilizó en esta Argentina tan golpeada y desmemoriada también, herida en la solidaridad, fragmentada por el colonialismo mental y no poca pereza de alma. Yo no predico valores, no me gusta. Prefiero afirmar lo que logra la solidaridad, mostrar la eficacia de la justicia para el conjunto : si nos sigue una generación para la cual el respeto por los derechos humanos es un punto de partida, habrá sido el fruto de una tarea colectiva emprendida partir de la decisión política de un par de locos que arribaron para dislocar una democracia débil y más proclamada que vivida.
Decía Hebe, sabia como lo es, que cuidarte ahora es trabajar más y mejor que nunca. Eso estamos haciendo cada unx en lo que sabe, en lo que puede, en lo que le toca. Muchxs indiferentes esperarán, calcularán, tomarán de la copa del odio, trastabillando por la frustración a repetición. Si algo pone sobre el tapete este momento, es la nada misma en el escenario político, sin una alternativa al kirchnerismo, nada más allá del marketing, el estudio de televisión o la vieja política feudal.
Hasta ese problema tenemos, la pérdida de todos los códigos. ¿Dónde están lxs interlocutorxs válidos y con respeto, opositorxs como esos que se plantean desde la teoría política? Esta frecuentemente falla para dar cuenta de lo que se da realmente cuando se alteran las relaciones de fuerza, y los calificativos prejuiciosos reemplazan una comprensión de lo que pasa con los pueblos movilizados.
Cristina, es por eso que te amamos y te necesitamos tanto y reivindicamos tu liderazgo honrándolo con la militancia. Porque la política ha cambiado nuestro presente y demostró ser el instrumento de liberación que, parecía truncarse espasmódicamente, inexorablemente. Como si no se pudiera contra el destino, como si no valiera la pena. Como si no fuéramos capaces.
Líderes de la Patria Grande que se parecen a sus pueblos, acosados por operaciones mediáticas destituyentes, distintos y herederos a la vez de otros que pagaron con la vida o el exilio el rebelarse ante la opresión de los países poderosos, expuestos al fervor popular y al escarnio de las élites y lxs tibixs, impulsan otro camino que ya está siendo abonado con prácticas nuevas y con un sentir de dignidad que no se podrá vencer.
Tenemos banderas, tenemos Patria, la de carne y hueso, la que vibra con tu voz, la que escribe esos cartelitos de “fuerza”, la que mezcla en una alquimia desconcertante para opinólogos, la ternura y la firmeza, la locura de imaginar las justicias cotidianas y las pequeñas alegrías y la faena de construir en el país real con sus luces y sombras, con las contradicciones, los errores y aciertos del hacer.
Con las entrañas luchamos y amamos. Solo así, con total compromiso, con toda esa fuerza que tenemos y te dedicamos ahora, morocha, esa fuerza que fue creciendo en estos años maravillosos, sembramos vida y futuro.
Nuestra sos, como nuestro este sueño y nuestros estos desvelos, y este amor que te vela mientras sigue militando.


jueves, 3 de octubre de 2013

Otra vez

El fallo de la Corte de La Haya por el conflicto suscitado entre los países hermanos, había dejado en claro que la planta podía producir un millón de toneladas anuales y además, que se realizarían monitoreos y controles respecto al impacto ambiental, cuyos resultados se informarían a la población. UPM Botnia no solamente no permite el debido acceso al gobierno uruguayo para el control, sino que extorsiona y obtiene la autorización para el aumento de su producción que viola la soberanía ambiental y daña la relación entre los dos países.
Mujica ha ignorado lo dispuesto por el tribunal internacional y ha decidio “dolorosamente” permitir que UMP Botnia lesione aún más el ambiente que compartimos argentinxs y uruguayxs, autorizando un aumento de la producción a 1.200.000 toneladas.
Nuestro gobierno denunciará la decisión en La Haya. Al conocerse la decisión del gobierno uruguayo el Canciller Héctor Timmerman y el Gobernador de Entre Ríos Sergio Urribarri salieron a responder con firmeza, y finalmente trascendieron los datos de los muestreos. Datos retaceados y gravísimos. En conferencia de prensa Argentina anunció la decisión de ir otra vez al tribunal internacional.
Quienes admiran en el Presidente Mujica el personaje sencillo y campechano y enarbolan el ejemplo para criticar a la Presidenta o a la dirigencia local, ¿se preguntan por el desempeño de las funciones en momentos claves, cuando hay que defender la soberanía económica, política, los intereses de sus pueblos? Pareciera que para el país hermano UPM Botnia es intocable y la dirigencia actúa dentro de las reglas impuestas por ella. La clase política uruguaya en su conjunto, salvo raras excepciones, avaló la impunidad de represores y apartó de su cargo a quienes se habían tomado en serio la legislación en lo referente a los derechos humanos, como la Jueza Mota, que de llevar más de 50 causas por delitos de lesa humanidad, fue trasladada a un juzgado civil inofensivo.
Para pensarlo¿no?
En el informe del canciller argentino, se difundieron por primera vez datos concretos sobre la contaminación generada por la pastera:
- Alta temperatura de los efluentes. UPM los vuelca a 32 grados cuando no deberían superar los 20.
- Fósforo en el agua. La pastera vuelca al río cantidades de fósforo 36 veces por encima que lo que establece la legislación uruguaya.
- Contaminación. En los efluentes y pluviales se encontró endosulfán, un pesticida de uso prohibido.
- Cromo. Se lo ha encontrado en cantidades que superan un 400 por ciento el máximo establecido.

Estos datos surgen de los muestreos tomados en el monitoreo de Botnia, cuya vigilancia está a cargo de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), integrada por uruguayos y argentinos.
Aunque el compromiso era hacer públicos los resultados apenas se fueran obteniendo, pero en dos años y nueve meses de monitoreo la CARU nunca llegó a hacerlo porque, según la explicación oficial, los técnicos argentinos y uruguayos nunca se ponían de acuerdo para redactar un informe conjunto, tal como prescribe el fallo de La Haya.
EL gobierno argentino, al considerar que el acuerdo había sido ignorado por Uruguay cuando decide unilateralmente autorizar a UPM- Botnia a aumentar su producción, dio a conocer los datos que constituirán parte de la demanda que se elevará a la Corte de La Haya.
“La empresa aumentó el ritmo de producción para concluir el máximo anual permitido en el mes de agosto en vez del mes de octubre, como lo venía realizando desde la inauguración de la planta, dejando a miles de obreros sin trabajo y forzando así una decisión no permitida por los acuerdos entre los países y el fallo del tribunal internacional, lo que constituiría un accionar extorsivo al que algunos parecen haberse sometido”, dijo Timerman.
La transnacional tiene un poder impensado sobre el Estado uruguayo, afirma Lara Vales hoy en Página/12. No puede entrar a controlar la planta sin su consentimiento. La decisión de Mugica, ha sido acompañada por la mayoría del arco político oriental salvo por el fiscal Enrique Viana, que advirtió que el Estado uruguayo “está condicionado a la voluntad de Botnia” y describió la situación como “un regreso al feudalismo”. Viana aseguró que la decisión de UPM-Botnia “se veía venir” y que el Estado uruguayo está “atado de pies y manos” por la firma del tratado de inversión con Finlandia. “Una vez que se firman tratados de inversión, las cesiones de soberanía, de la voluntad propia como Estado, son tan grandes que es imposible detener las pretensiones de esas corporaciones”, señaló el fiscal a Página/12, quien advirtió sobre la posibilidad de que además exista un convenio hasta ahora desconocido con la empresa. Cuando se le pregunta si es realmente significativo para Uruguay el aporte de una empresa como Botnia, Viana responde: “En realidad, ese argumento de que le debe casi 2 puntos del PBI a la instalación de Botnia se cae en la medida que la empresa está instalada en una zona franca. Entonces por la salida de la celulosa no es que puede medirse. En todo caso podrá medirse por el ingreso de la madera. En cuanto a las fuentes de trabajo, aumentaron en determinados rubros como transporte y actividades portuarias, pero en cuanto al número de trabajadores es un número muy reducido. Son 250 individuos donde sólo 55 son de la ciudad de Fray Bentos. Yo viví toda mi niñez en Fray Bentos, sigue siendo la misma ciudad pobre de hace 40 años en la que yo viví. Si no le dicen que Botnia está a tres kilómetros uno ni se da cuenta que está”.