martes, 26 de abril de 2011

Nombres, homenajes y paradigmas

Osvaldo Bayer dice en su artículo publicado en "SurySur" de hoy, 26 de abril: "Nunca hubiera imaginado que el destino me llevara a ser testigo de un hecho pleno de las fantasías que siempre contiene la realidad humana.En Bad Bramstedt, una pequeña ciudad del norte alemán, se llevó a cabo un acto de homenaje a Kurt Gustav Wilckens. Sí, nada menos.¿Quién fue Kurt Gustav Wilckens?El obrero alemán que, en enero de 1923, mató al teniente coronel Varela, en Palermo, frente a los regimientos 1 y 2 de Infantería.Varela había sido el ejecutor del fusilamiento de centenares de peones patagónicos en las huelgas rurales de 1921-22, durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen.
Wilckens, para cometer el hecho usó el principio de “Matar al tirano” que sostenían los anarquistas. “Cuando en un país no hay justicia, el pueblo tiene el deber de llevarla a cabo”, sostenían. En el caso de Varela, Wilckens señaló que los obreros debían ejecutarlo porque, si no, volvería a cometer crímenes similares."
Después de su acción, Wilckens fue detenido, llevado a la cárcel y, allí, asesinado por un pariente de Varela que se hizo pasar por guardia penitenciario –con aprobación de las autoridades–, que lo mató mientras dormía en su celda.
Bad Bramstedt está orgullosa de que Wilckens haya nacido allí. Los diarios locales y de la zona publicaron páginas enteras en recuerdo a él. Wilckens pertenecía a una antigua familia –ese apellido está entre los fundadores de la ciudad– que vivía justo en la plaza principal.
(...)En la Argentina siempre se ninguneó el hecho de Wilckens. Se silenció todo. En el célebre debate sobre los crímenes oficiales cometidos contra las peonadas patagónicas, la bancada mayoritaria –los radicales– negó la investigación, abandonando el recinto a la hora de votar. ¿Qué debían hacer los obreros? ¿Callarse la boca y “mirar hacia adelante? No, había llegado el momento de aplicar aquello de “cuando no hay justicia...”. Y la ejecutó Wilckens. Fue solo a enfrentar al todopoderoso militar. Cuando sus compañeros quisieron acompañarlo, él les respondió: “No, para una persona, una sola persona”.
(...)Al sepelio del militar fusilador fueron todos, desde el presidente Alvear y el ex presidente Yrigoyen, con todos sus ex ministros, hasta miembros de la Sociedad Rural, por supuesto.
(...)En el acto en su ciudad natal alemana se propuso que se pusiera una placa en la casa donde nació, relatando quién había sido Kurt Gustav Wilckens. Al militar fusilador nunca nadie se atrevió a hacerle después homenajes, ni siquiera a recordarlo. En su tumba en el panteón militar, hasta hace poco había sólo una placa que decía: “Los británicos en el territorio de Santa Cruz a la memoria del teniente coronel Varela, ejemplo de honor y disciplina en el cumplimiento del deber”. Está todo dicho."

Varela era militar. Fue un instrumento de la respuesta represiva, la única que desde el Estado se daba ante los conflictos sociales desatados por las pavorosas condiciones laborales de gran parte de la población. La Sociedad Rural, el Parlamento conservador, el Ejecutivo ambiguo desataron una feroz represión en los días de las huelgas de los Talleres Vasena, en los conflictos de La Forestal, en la Patagonia. En ese caso, los fusilamientos de huelguistas persistieron en la memoria gracias a la tenacidad investigadora de Bayer y un azar favorable a la hora de exhibir el film, en momentos en los que la censura ya podaba decires.

Cuando hace unas pocas semanas la Ministra de Seguridad decidió el cambio de nombres de las escuelas en las que se forman los policías, se ratificó el cambio de paradigma que modifica el concepto y el rol de la fuerza en la sociedad democrática que estamos construyendo. Por esto,las instituciones formadoras de l@s agentes no pueden llevar los nombres de quienes no simbolicen el respeto por los derechos humanos.

Por la resolución 167 del 14 de abril, la Ministra de Seguridad Nilda Garré instruyó el cambio de denominación de la “Escuela Superior de Policía”, que llevaba el nombre del Gral. Cesario Cardozo. El militar,quien el 6 de febrero de 1976 fue nombrado director de la Escuela Superior de Guerra y el 31 de marzo fue designado Jefe de la Policía Federal, fue uno de los ideólogos de la represión y autor de la “Orden de Batalla” del 24 de marzo de 1976. Murió en agosto del 76 en un atentado de Montoneros por ser el autor del secuestro, tortura y muerte de decenas de militantes, por el de “Comisario General Enrique Fentanes”.
Fentanes fue docente y académico, reconocido teórico y autor del tratado de ciencia de la policía, creador de la Biblioteca Policial y de la Revista de Policía y Criminalística de Buenos Aires. Su labor sentó las bases para la creación de la Policía Federal en el año 1943.
La “Escuela de Cadetes”, que llevaba el nombre de “Ramón L. Falcón” lleva ahora el nombre de "Comisario General Juan Ángel Pirker”.
El Coronel Ramón L. Falcón había sido nombrado jefe de la Policía Federal en 1906 y un año más tarde fue el encargado de ordenar el desalojo de las familias obreras, que se negaban a acatar el aumento unilateral de precios aplicado por su arrendadores:la "Huelga de Inquilinos". Obreros, mujeres y niños en estado lamentable en su mayoría, tomaron las calles con escobas bajo el lema de “barrer la injusticia” y fueron reprimidos con fuertes chorros de agua helada arrojadas por Bomberos.
El 1 de mayo de 1909 reprimió una protesta de anarquistas y el saldo fue de 11 muertos y más de un centenar de heridos. El 14 de noviembre de ese mismo año un joven anarquista ucraniano-argentino de 18 años, Simón Radowitzky, tiró una bomba contra el carruaje de Falcón, quien murió horas después por las heridas sufridas.
El anarquista, menor de edad,fue condenado a prisión perpetua en la Penitenciaría Nacional pero posteriormente fue enviado a Ushuaia. En 1918 participó en una fuga pero fue recapturado y confinado a una celda de aislamiento por dos años con media ración de alimento. Se le denegaron derechos concedidos a los demás presos e inclusive fue violado por el subdirector del penal, Gregorio Palacios y tres guardiacárceles, lo que motivó la publicación de un panfleto en Buenos Aires y la publicación en "La Protesta" de un artículo sobre las condiciones que se vivian en el penal. El gobierno de Yrigoyen ordenó abrir sumario sobre las condiciones en Ushuaia y los tres guardiacárceles fueron relevados de sus funciones.
Finalmente Radowistzky fue indultado en 1930.La presión en la opinión pública, encendidas defensas invocando que el delito había sido motivado por causas políticas en el diario Crítica y, sobre todo, la importancia simbólica del presidiario, provocó su destierro. Residió a duras penas en Uruguay, fue expulsado, combatió en el bando republicano en la Guerra Civil Española y murió en Méjico en 1956.
Pirker fue un destacado jefe policial de la democracia entre 1986 hasta su fallecimiento en 1989 y un firme batallador de la integración de la institución con la sociedad, con el respeto a los Derechos Humanos como estandarte de su gestión. “Supo elevar las capacidades del cuerpo policial para esclarecer delitos y avanzar en la construcción de una sociedad más segura promoviendo la honradez, experiencia, capacidad y respeto por la justicia y el derecho como los valores a partir de los cuales erigir la labor policial”, señala el texto de la resolución firmada por Garré.
La “Escuela de Suboficiales y Agentes que se llamaba “Comisario General Alberto Villar” pasó a denominarse “Don Enrique O’Gorman”.
El comisario Villar fue jefe de la policía durante el último Gobierno de Juan Domingo Perón en el año 1947, luego se destacó por investigar el asesinato del teniente general Aramburu, el del presidente de la FIAT Oberdan Sallustro, asesoró en represión política al dictador boliviano y luego presidente democrático Hugo Banzer. Se destacó como director de la Escuela de suboficiales y agentes desde 1967 a 1970.Un "duro" de la fuerza y promotor de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) había irrumpido en la sede central del Partido Justicialista para llevarse los ataúdes con los restos de tres guerrilleros asesinados en Trelew, que enterró clandestinamente. En el sepelio de Rodolfo Ortega Peña, asesinado por la Triple A, Villar estuvo a punto de provocar una masacre; luego quiso llevarse el ataúd por la fuerza (lo que impidieron varios diputados que lo rodearon con sus cuerpos), y finalmente se metió en La Chacarita con motos, deteniendo a 300 manifestantes.
El 1 de noviembre de 1974 un explosivo colocado por Montoneros le provocó la muerte en la embarcación en la que estaba dispuesto a dar un paseo en el Tigre junto con su esposa.
En el caso de Villar, una placa que lo recordaba había sido retirada en 2008 a pedido de Jorge Deisernia, el padre de dos hijos que asisten a la escuela "Inspector Alfredo Zunda" creada para l@s hij@s de policías fallecid@s y luego admitió chic@s de familias de policías.La escuela que conservó por muchos años la placa de bronce con la leyenda "Murió en defensa de la ley", por Villar, se ubica en la calle Remedios de Escalada de San Martín 2986, entre Argerich y Nazca, barrio de La Paternal. Allí es que cursan la primaria dos hijos de Deisernia, quien solicitó y consiguió el retiro de la placa.
La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había aprobado anteriormente,un proyecto de Declaración en la que sostienía que: "vería con agrado que el Poder Ejecutivo Nacional modifique el nombre de la Escuela de Suboficiales y Agentes de la Policía Federal 'Comisario General D. Alberto Villar', sita en Punta Arenas Nº 1201, en razón de que los antecedentes del Comisario Alberto Villar no representan el ideal nacional de una policía democrática, eficiente y protectora de los derechos y garantías de todos los habitantes".
Enrique O'Gorman, por otra parte, fue hermano de la célebre Camila O’Gorman cuya vida y tragedia fue consagrada en varios libros y en la película homónima de María Luisa Bemberg.Jefe de la PFA entre 1867 y 1874, contribuyó a la reorganización de la fuerza y dispuso de la remisión inmediata de la aplicación de barras y cepos a los detenidos en comisarías por considerarlos instrumentos de tortura.

jueves, 21 de abril de 2011

Apareció Víctor Martínez

Un cable de Télam en la madrugada informó que Víctor Martínez, testigo
en la causa por la muerte en 1977 del obispo Carlos Ponce de León y
de quien no se sabía nada desde la tarde del lunes, apareció hoy,
según declaraciones de la ministra de Seguridad, Nilda Garré.
"Confirmo, apareció Víctor Oscar Martínez", dijo pasada la 1
de hoy la ministra en su cuenta de Twitter y en su página de
Facebook. "Médico legista evaluará su estado. Más info, por la
madrugada", añadió la funcionaria.
Martínez, de 52 años, había sido visto por última vez el
lunes pasado a las 14, cuando salió de su casa del barrio porteño
de Palermo hacia una escribanía a la que nunca llegó, según
denunció la familia.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó que todas
las fuerzas de seguridad trabajaran para localizarlo, según informó
ayer el ministro de Justicia, Julio Alak, en una conferencia de
prensa en la que distribuyó una fotografía del testigo y pidió
colaboración de la población.
Garré, por su parte, había ordenado la creación de una
división especial integrada por la Superintendencia de Interior y
Delitos Federales Complejos para investigar la desaparición y
habilitó una línea telefónica especial para recibir información:
0800 555 5065.

miércoles, 20 de abril de 2011

Otro testigo desaparecido

Elministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, pidió a la población que aporte datos que permitan dar con el paradero de Víctor Oscar Martínez, testigo de una causa por delitos de lesa humanidad denunciado como desaparecido desde el lunes último.
"Convocamos a las personas que puedan aportar información útil a dirigirse a la dependencia policial más cercana, o bien llamar a la línea gratuita del Ministerio de Seguridad de la Nación, que es el 0800-555-5065", afirmó Alak en una conferencia de prensa que ofreció esta tarde.
Alak, aclaró que el Gobierno "no descarta ninguna hipótesis", sobre la desaparición de Martínez, testigo clave en la causa en que se investiga la muerte del obispo de San Nicolás, Carlos Ponce de León, ocurrida en 1977 durante la última dictadura.
"No hay ninguna hipótesis, pero tampoco descartamos ninguna", afirmó el ministro, y expresó que se trata "de un hecho altamente preocupante", por lo cual el Gobierno está "a disposición tanto de la Justicia como de la familia" de Martínez.
El testigo salió de su casa, en el barrio porteño de Palermo el lunes a las 14 para realizar trámites personales y desde entonces se desconoce su paradero. Sus familiares denunciaron ayer su desaparición, y hoy la Justicia ordenó que se inicie una investigación para encontrarlo.
Alak señaló, además, que "todas las áreas competentes del Estado Nacional se encuentran trabajando y a plena disposición de la justicia para resolver de la manera más inmediata la situación".
Agregó el ministro que "Martínez no estaba incorporado a medidas de asistencia o seguridad de este Ministerio dado que no hubo requerimiento judicial alguno al respecto".Aclaró además que esa cartera no podía actuar de oficio porque tampoco Martínez hizo el pedido correspondiente.
Alak también mostró su sorpresa por "lo largo que fue el período de instrucción de la causa", e indicó que el juez de la misma, Carlos Villafuerte Russo "ya había sido recusado".(Telam)

Martínez,testigo del crimen del Obispo Ponce de León


Almomento del fraguado accidente,se cree que iba a presentar en la Nunciatura de Buenos Aires documentación que tenía que ver con el asesinato de los curas palotinos y a realizar presentaciones por ciudadanos desaparecidos a manos de grupos de tareas de la dictadura, en su área de jurisdicción diocesana, en el norte bonaerense y sur de Santa Fe.
Según organismos de derechos humanos, Ponce De León era considerado un "obispo rojo" en el norte del territorio bonaerense, ya había tenido enfrentamientos con militares de San Nicolás e incluso lo apodaban "monseñor ambulancia" porque solía recoger a heridos en enfrentamientos y atendía a familiares de desaparecidos.Martínez acompañaba al obispo ese 11 de julio de 1977.
En la investigación por la muerte de Ponce de León, el principal imputado es el ex teniente coronel Manuel Fernando Saint Amant, jefe de la represión en la zona, quien está en libertad pese a estar procesado en varias causas de desaparición forzada de personas durante la dictadura.
De acuerdo a la página www.elortiba.org, en la investigación del crimen del obispo, la Subsecretaria de DDHH de la Provincia de Buenos Aires -querellante en la causa- declaró a la prensa que Martínez contó que cuando viajaba por la ruta el auto volcó repentinamente y pudo ver cómo "un grupo de militares golpeaba con las culatas de sus fusiles al obispo, antes de oír la voz del coronel Saint Amant dar la orden para que lo remataran".
Incluso, Martínez habría salpicado a sectores de la Iglesia con esta muerte y habría señalado al Nuncio Pío Laghi como "cómplice" del crimen. "Ponce de León recibía de manera habitual a los familiares de jóvenes desaparecidos y le remitía esa información al Nuncio Apostólico Pío Laghi, que se la entregaba a su vez a Eduardo Emilio Massera", aseguró Sara Dorotier de Cobacho,quien tuvo acceso a la declaración de Martínez, ya que es querellante en la causa en representación de los sacerdotes Marcelo Sbaffo y Marcelo Domenech, la agrupación HIJOS de Rosario, Madres de San Nicolás y Rosario y familiares de Ponce de León.

No podremos tener democracia y justicia plenas con bolsones de impunidad judicial, clerical, ni en las fuerzas de seguridad.
Julio lópez, Silvia Suppo, ahora,¿Victor Martinez?
Nunca más!

domingo, 17 de abril de 2011

Repudio

En la mañana de ayer desconocidos atentaron contra el domicilio de Norberto Galasso, y destruyeron parte de la puerta de entrada de su casa. El ataque busca intimidar y callar a uno de nuestros intelectuales más valiosos, en un momento en el que en Argentina se está discutiendo nuestra historia, nuestro presente y qué modelos de país están en pugna.
Nos solidarizamos con nuestro compañero que, en sus charlas y cursos convoca a miles de militantes y personas interesadas en pensar nuestro pasado desde la perspectiva que fue negada y silenciada por los relatos hegemónicos, y que está mostrando cómo, desde siempre, la historia ha sido escrita por los que ganan.Por eso hay otra historia y otros modelos de país posibles.
Por eso quienes buscan con estas prácticas intimidatorias amordazarnos, paralizarnos, no van a lograrlo.
Repudiamos el atentado y la cobardía y reforzamos el compromiso por más pensamiento, más acción, más debate y participación con la fuerza y el orgullo de contar como compañero a intelectuales dignos como Norberto Galasso.

lunes, 11 de abril de 2011

Ir por más. Alrededor del apoyo al aborto legal.


Sabemos quienes hemos estado tabajando alguna vez promoviendo una candidatura, ese peligroso cuidado en los discursos o iniciativas - o gestos- que pudiesen resultar "pianta votos". Esa milimétrica manera de frenar los impulsos, contener las fuerzas que traemos desde el mismo trabajo de compartir nuestros puntos de vista y nuestras convicciones que pueden llegar a torcerlas, a hacerlas negociables.
Más de una vez este cuidado sobreactuado llevó a licuar aquello por lo cual precisamente se había dado algún crecimiento y expectativa en el/la candidato/a o propuesta. Pensando en quienes aún hay que convencer,aligerar lo que promovemos parece ser una receta eficaz. Así es como se cumple fatalmente el llamado "teorema
de Baglini", no es cierto? : "más cerca del poder, más hacia la derecha", o algo así. Ocurrió hace poco más de diez años con una pretendida nueva forma de hacer política.
El asunto debe pensarse de acuerdo a lo que se pretende construir. Una posta puede ser ganar una elección -imprescindible- pero el objetivo político más improtante es a largo plazo, la transformación de la conciencia colectiva, la promoción de más y mejores cuadros políticos que puedan llevar adelante aquellos proyectos que planteados a un pueblo que los vota, deben ser no sólo declamados sino efectivizados y más arduo aún,sostenidos en una gestión que es atacada por todos los flancos.
Puede haber cierta candidatura con buena imagen, claro, con prestigio y talento reconocidos...pero, ¿quiénes son las personas que conforman los equipos de trabajo? ¿tienen el necesario peso específico como para poder representar desde su lugar el objetivo por el cual fueron puestos allí?
Si esto no es así, y los espacios de poder en la gestión o en una lista, tienen una dirección descendente,desde cierta figura hacia abajo, si hay demasiadas diferencias entre referentes y militantes, se corre el peligro de pendular en momentos complicados, en los principios.
Construir una nueva militancia y un nuevo país tiene mucho que ver con las preguntas que nos surgen cuando, trabajando por una candidatura, pero también por ese objetivo a largo plazo más lento, más trabajoso, de generar otra clase política consecuente con ideas, plástica para lograr los objetivos y no para hacerlos menos "molestos".
Mujeres y hombres que en la política han sido calificad@s de urticantes o difíciles lo han sido la más de las veces por su tozudez, por no venderse, por no ceder sus oídos a los asesores de marketing electoral. Por colgar una bandera de EEUU en la Cámara de Diputados -jamás olvidaremos a Alicia Castro por ese gesto tan digno en la época de la flexibilización laboral, la Banelco o más bien la defraudación de la Alianza - o por defender el derecho al aborto, por no aplicar en una provincia que se gobierna la norma neoliberal de "reducir el gasto ppúblico" que quiere decir, echar trabajador@s o desmantelar escuelas y hospitales...¿recuerdan a De la Rúa con Grondona, hablando de Kirchner como gobernador "rebelde"?.
Ahora por eso, no hay que ceder en nuestras pretensiones de avanzar en la justicia y la pronmoción de derechos para todas y todos. Claro que hay que tener en cuenta la relación de fuerzas para plantear leyes e iniciativas, porque hacen a la posibilidad de concretar lo que nos proponemos. Pero corremos el riesgo, precisamente, de perder de vista el porqué.De ir dejando en el camino hacia una posta central pero no la más
importante, los principios por los cuales se supone que somos buen@s pretendientes.
El modelo de inclusión y justicia que encarna el gobierno nacional no está quieto, ni dado, ni cerrado : lo estamos haciendo colectivamente y a partir de un aprendizaje que tiene en cuenta las mediaciones en conflicto, la tergiversación conceptual adrede, la pasividad de repetidor@s consuetudinarios de TN, que componen padrones electorales, que alegan "no entender nada de política" mientras son funcionales a l@s marketiner@s de la polítiquería instalada y exitosa en base a la falta de espíritu crítico.
Por eso frente a todo esto lo que hace la diferencia, la ruptura, es la coherencia en nuestras convicciones y acciones, estemos o no en período electoral.
No hay motivo para que desde la sociedad civil, y desde los espacios en los cuales se milita con nuevas maneras - que conviven con resabios de las viejas, los aparatos y los personalismos- no exijamos, no nos entrenemos en los argumentos y las discusiones que tenemos que dar día a día. Sobre todo si se trata de aquellos temas que concitan resistencias furibundas por parte de fundamentalistas de la inequidad y el patriarcado.
No hace falta que esperemos un OK "desde arriba". De ninguna manera. Cada una de nosotras, las mujeres que luchamos por otro pacto con los varones, y los varones que pretenden superar el machismo imperante, que participamos en la calle y en la verdulería de los debates políticos, que nos trenzamos con los límites institucionales duros de mover, con esfuerzo, con cansancio, con pasión...no tiene porqué dudar en función de esa lógica tramposa a la hora de manifestarse a favor de la legalización del aborto.
Se trata de coherencia y de principios de justicia e igualdad. Se trata de derechos humanos.
Por primera vez una Presidenta de la Nación menciona la palabra - y nombrar es visibilizar- frente a la Asamblea Legislativa, como causa de muerte materna.
Pienso en ese momento en el que, con la mejilla roja del cachetazo electoral adverso, Néstor Kirchner fue por más: ley de servicios de comunicación audiovisual, asignación universal por hijo, matrimonio igualitario...¿no muestran acaso la potencia transformadora de otra actitud política gracias a la cual cada día se profundizan los cambios a largo plazo en nuestra sociedad? y el porqué de la adhesión creciente a una personalidad distinta e inconveniente en la dirigencia del país?

jueves, 7 de abril de 2011

Candidatos indignantes




Hoy la agencia Telam nos informa:

ELECCIONES-SALTA-"TYSON"

OTORGAN LA LIBERTAD PROVISORIA A CANDIDATO A GOBERNADOR DEL MIJD

Salta, 7 de abril (Télam).- El candidato a gobernador de
Salta del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados
(MIJD), el dirigente Carlos "Tyson" Fernández, que estaba detenido
en la comisaría 42 de Tartagal por un hecho de violencia familiar,
recibió hoy la libertad provisoria.
Así lo precisaron a Télam fuentes del Poder Judicial salteño,
que detallaron que la decisión fue de la jueza de Correccional y de
Garantías 1 de Tartagal, Azucena Vázquez, tras una audiencia que se
realizó esta mañana, de la que participó la esposa del detenido, de
22 años.
De esta manera, el candidato a gobernador del MIJD, que
lidera Raúl Castells a nivel nacional, llegará a las elecciones
provinciales del próximo domingo en libertad, aunque con una medida
de exclusión del hogar en que permanecerá su esposa a partir de hoy
y con una prohibición de acercarse a la víctima.
La causa comenzó cuando la mujer lo denunció por golpes y
agresiones, y el dirigente quedó detenido en medio de la campaña
electoral.
Según los voceros, en la audiencia desarrollada hoy, la
esposa, que convive con Fernández desde sus 18 años, aseguró que no
era su intención perjudicar la carrera política del candidato, sino
alertarlo para que culminen las agresiones y amenazas que le
profería permanentemente.
La mujer acordó mudarse hoy a la casa de sus padres, y el
candidato habitará en el domicilio de la pareja, pero todos los
días deberá presentarse ante el juzgado que lleva la causa a firmar
un libro.
Además, Carlos "Tyson" Fernández, que acumula otras seis
causas judiciales en el mismo juzgado, se comprometió a brindarle
una ayuda económica a su pareja.
Al dictar la determinación, la magistrada entendió que
existía "una colisión de derechos", al estar detenido un candidato
a gobernador, por lo que, con las restricciones del caso, le acordó
la libertad a partir de esta tarde.
Fernández quedó procesado y con esta causa en elevación a
juicio, en cuyo marco se abrió la etapa de entrega de pruebas, con
lo que -según indicaron las fuentes-, en no más de un mes podría
estar iniciándose este proceso judicial.
Algunos voceros de su sector político aseguran que Castells
llegará entre hoy y mañana a Salta, para acompañar al candidato a
gobernador en los momentos previos a los comicios provinciales del
próximo domingo.


Es indignante que en la provincia de Salta estén haciendo campaña: un candidato acusado ante la justicia por someter a trabajo esclavo a 400 personas en su finca riojana como Olmedo - quien sortea camionetas 4x4 en sus actos de campaña con la bendición del Rabino Bergman- sino que además, uno de sus contrincantes por es nada más y nada menos que un golpeador,Carlos Fernández, apodado simpáticamente "Tyson".

¿Qué piso de idoneidad debe tener un candidato a concejal, a intendent@, a gobernador@? Es descabellado acaso pensar que el hecho por el cual su mujer lo ha denunciado es más que suficiente para sí dañar su candidatura, sí frenar su campaña electoral, en un país en el cual los índices de violencia familiar están siendo dimensionados, al fin, en toda su crudeza y su gravedad?

Insisto una y otra vez: no se trata de un problema privado, la violencia familiar es un crimen. No merece más tratamiento "especial" que el que proteja a las víctimas. No es para hacer chistes ni replicar apodos que desvíen la gravedad de la candidatura a un cargo desde el cual se ejecutan y diseñan políticas públicas de quienes explotan trabajador@s, compran indirectamente voluntades o ejercen violencia doméstica, laboral o institucional.

domingo, 3 de abril de 2011

Hacernos cargo de Malvinas

Durante mucho tiempo, y demasiadas veces a lo largo de la historia, se obligó, se invitó o se logró que demasiadas personas callaran, miraran para otro lado o se olvidaran. Shockeada aún la sociedad por el terrorismo de estado, la guerra de Malvinas significó una torsión más de la perversidad golpista, más allá del legítimo reclamo por la soberanía argentina sobre las islas Malvinas.
Acorralados por las protestas sociales que comenzaban a retornar con fuerza - y por las internas entre los sectores militares-, quienes se habían consagrado al trabajo sucio de aniquilar compatriotas se lanzaron a la recuperación de Malvinas provocando la lógica respuesta de Gran Bretaña y desatando una guerra convencional que los desbordaba en todo sentido.
De picanear civiles a vérselas con los ejércitos imperiales hay una distancia tremenda.
Las alianzas para aplicar el Plan Cóndor y los deberes realizados de acuerdo al entrenamiento del Comando Sur en contrainsurgencia no se aplicaban ahora...salvo para castigar a la propia tropa.
A pesar de mis 14 años, durante los meses del conflicto sabía por las cartas de parientes que vivían en el sur, que los alimentos no llegaban a las islas y se echaban a perder en el continente; que los altisonantes "estamos ganando" del noticiero 60 Minutos no eran creíbles; que Alexander Haig, presunto "mediador" jamás podía desempeñar ese rol si no era imparcial. Y sobre todo, que la llegada de Juan Pablo II era la extremaunción que sellaba la voz del país desgarrado, sufriente por la inminente derrota y la rendición en Malvinas, pero además - y esto no lo sabía entonces- sufriente ante la indiferencia por las violaciones a los derechos humanos de la jerarquía católica.

Edgardo Esteban,héroe de Malvinas, escribe en su artículo de opinión en Página/12: "durante la guerra los soldados argentinos no sólo tuvimos que combatir al enemigo, sino el hambre, el frío y la inaudita incompetencia y crueldad de nuestros propios jefes militares. Lo que vino después, el regreso, la posguerra, estuvo determinado por la indiferencia de una sociedad traumada por su irreflexivo apoyo a la dictadura y el silencio y el olvido impuestos por los militares. Volver fue el comienzo de un doloroso camino para una gran cantidad de soldados sacudidos por el horror vivido y por el porvenir, que ya no sería el mismo."

Se usaba el concepto de "paz" para dejar la infección adentro - porque sin el esclarecimiento de responsabilidades, obligando al silencio y al olvido a los soldados que retornaban, sin cuestionar las inexplicables conductas de la oficialidad por lo ocurrido en el teatro de operaciones- el mal que seguiría dañando el tejido social.
No podía cantar esa marcha que seguían poniendo en los actos del colegio "tras su manto de neblinas/ no las hemos de olvidar", como si nada hubiese pasado. Seis años más tarde escucharía el relato de un docente en la universidad que sobrevivió al masacrado Regimiento 7 de La Plata, hablando de las estaqueadas en castigo a los colimbas por robar para comer. Pero entonces, actos y discursos grandilocuentes y vacíos de contenido que autoridades irresponsables o cómplices seguían repitiendo eran otra bofetada para los muertos, para las familias de los ex combatientes, pero también para nuestra inocencia de adolescentes que no podía entender cómo en tres meses, se cerraba semejante capítulo histórico de manera tan abrupta. Dejando tanto por explicar.
En democracia ya, los crímenes de la dictadura y los juicios a los ex comandantes fueron revelados para todos quienes aún no sabían, o intuían pero sin imaginar la dimensión del genocidio.

Lo ocurrido en Malvinas era parte de una historia de calamidades que -quizás- desde la conquista española, fueron perpetrándose contra los pueblos originarios primero,los rebeldes pobres después, contra el gauchaje y las mujeres de las montoneras;contra l@s militantes populares y cristian@s de esos del reino de Dios en la tierra. Combatientes... Much@s iban al frente por una bandera que representaba sus ideales y un proyecto de vida en libertad. Pero demasiadas veces, los pocos que los condujeron a morir se aseguraban para sí la riqueza, la gloria, la versión histórica a medida traicionando los ideales de quienes ponían la sangre.No se termina Malvinas hasta que no asumamos el comportamiento social hacia quienes retornaron y fueron rechazados e ignorados. Hasta que no contabilicemos también a quienes se quitaron la vida después del 14 de junio.
La paz no se logra sin verdad y sin justicia. La guerra es un negocio que desangra a las mayorías y que enriquece a quienes las explotan. En boca de los que mandan a morir, escuchamos "patria" y "soberanía", pero en ese caso, ¡significan otra cosa!
Si hay algo como la patria, me pregunté durante demasiado tiempo y lo siento ahora, a partir de las experiencias colectivas que tenemos, somos nosotr@s: manos que trabajan y se unen; mentes que crean, que recuerdan y recogen las historias, que comparten sus experiencias con l@s más jóvenes.
Sabemos que no podemos eludir nuestras equivocaciones, nuestras inercias. Por eso siento que Malvinas y lo que nos sucedió como sociedad está todavía como una herida abierta. Que hay mucho por ser contado, recordado, pensado. Que es necesario desempolvar el informe Rattenbach y renovar o abrir la escucha de los relatos de los soldados, y proyectar en una clase o en una charla debate la película "La Deuda Interna"...La decisión de honrar con el nombre de un combatiente caído a un aula en cada escuela del país hace la patria en ese sentido: porque permite el espacio necesario para esa construcción de la memoria y de una conciencia colectiva que asuma lo que hay de traumático y heroico en nuestras gestas.