sábado, 25 de diciembre de 2010

Felicidades




Para creyentes y no creyentes.
Para quienes se reúnen con los seres queridos.
Para quienes sufren las reuniones con los seres queridos.
Para las solas y los solos.
Para quienes lloran una pérdida.
Para quienes a pesar de todas las heridas sonríen todavía.
Para quienes creemos en la fuerza del afecto de las personas luminosas que se nos han cruzado en la vida,
compartiendo sueños, locuras, fracasos y pequeños logros.
Para quienes reinventan cada día motivos para seguir luchando.
Para quienes sienten el entusiasmo de los quince aunque el cuerpo esté envejeciendo, y lo celebran.
Para las y los inconvenientes, bichos raros, trombas...
Para quienes amen y se entreguen sin reservas y sin cálculos.
Para quienes han aprendido que no hay felicidad concreta si no es colectiva.
Brindo y digo, de corazón, felicidades.

martes, 21 de diciembre de 2010

Apropiaciones, atropellos y extorsiones





...sobre Papel Prensa, complicidad civil y militar, negocios turbios y la batalla por la comunicación democrática...

Beatriz Paglieri es la Directora en Representación del Estado Nacional en Papel Prensa. Es funcionaria desde hace varios años, en el Ministerio de Economía, tomó parte en las negociaciones del Mercosur, estuvo trabajando en el Ministerio de la Producción de la Provincia de Bs.As promoviendo las exportaciones, y durante 10 meses se desempeñó en el INDEC.En ese período fue amenazada y tuvo que contar con custodia policial. En agosto de 2009 fue convocada por la Presidenta de la Nación para representar al Estado Argentino como Vocal en el Directorio de Papel Prensa,- en reemplazo de Alberto Fernández.De su tarea estuvo charlando en el último plenario realizado del Frente de Mujeres K, el pasado martes 14 de diciembre, en la Federación Gráfica Bonaerense.


El tema de Papel Prensa es complejo. Puede abordárselo en torno a tres ejes. Desde el inicio hay una complicación de tipo legal en el momento de su nombramiento por parte de la Presidenta, -que sale publciado en el Boletín Oficial el 7/8/09- porque el Directorio invoca la Ley de Sociedades y no la Ley 19550, por lo cual se dilató su nombramiento por la Asamblea de Papel Prensa hasta el mes de octubre del pasado año.

Paglieri recalcó que ha sido la única funcionaria del Estado que no fue designada por unanimidad y que además, en ese mismo momento se inició en su contra una querella penal por no haber denunciado las supuestas agresiones que habría cometido Guillermo Moreno en una reunión en la que ella junto a Eduardo Gallo y Pablo Cerioli habrían estado presentes.

En el Directorio de Papel Prensa había costumbres que por primera vez se alterarían a partir de la entrada de este equipo designado por Cristina Fernández de Kirchner: en la primera reunión, por ejemplo, se pretendió aprobar el balance del primer trimestre del año 2009, sin permitir el acceso a la información pertinente, lo que llevó a que el Estado se abstuviera de aprobarlo.

Era un hecho inédito que los representantes del Estado se negaran a aprobar a ciegas un balance de la empresa.

El nuevo director en representación del capital privado, - representante de Clarín- también se abstuvo, por estar recién nombrado; posteriormente, se produjo otra desprolijidad en la firma del balance que cuenta con "un error" que se pretendió hacer pasar presionando a Pagliari a firmar, dados la existencia de plazos para la presentación de esta documentación en la Comisión Nacional de Valores (Papel Prensa cotiza en la bolsa y debe presentar sus balances y actas en tiempo y forma). Finalmente, se tuvo que rebobinar lo realizado por el Directorio hasta ese momento debido a la negativa del Estado a rubricar actas incorrectas. Los restantes miembros del Directorio adujeron que se "perjudicaba el negocio" invocando la Ley de Sociedades. El Estado, por su parte, inició juicio a los directores actuantes.

Accidentado arribo a un escenario en el que manejos irregulares habían sido lo normal.Desde entonces, si nos preguntamos qué se ha podido lograr, afirma Paglieri que "lo importante es que se han efectuado denuncias penales y los antecedentes y expedientes empiezan a aparecer".

El 24 de agosto de 2010 se realiza la presentación del informe "Papel Prensa, La Verdad" a la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner. En el mismo se compila una inmensa cantidad de información sobre la empresa, su origen y su vinculación a la dictadura militar, los crímenes de lesa humanidad asociados a la apropiación del paquete accionario por parte de Clarín, La Nación y La Razón, y el control sobre el insumo estratégico del papel diario con el que se ha tenido cautivo a un mercado editorial.

Simplificando la información entonces, podemos abordar tres ejes principales:
1er. eje: Conspiración cívico- militar y delitos de lesa humanidad

"Papel Prensa, la Verdad": apropiación de acciones clase A por parte de Clarín, la Nación y La Razón gracias al terrorismo de Estado que se aplicó a la familia Graiver y a Rafael Ianover - testaferro de David Graiver- para la cesión de las acciones a precio vil.
Se recobraron expedientes desperdigados desde hace 30 años, material que se recopiló para la elaboración del informe presentado a la sociedad que cuenta con más de 27.000 fojas.

Se reveló la operatoria de la CONAREPA (Comisión Nacional de Recuperación Patrimonial) para la apropiación de empresas por parte de la Junta Militar, entidad a la que fueron a parar todas las empresas de Gravier salvo Papel Prensa, para poder ser otorgadas a los diarios Clarín, La Nación y La Razón.

La documentación anexa y el informe coinciden de manera contundente con las declaraciones efectuadas por Lidia Papaleo de Graiver, Rafael Ianover y José Pirillo, ex director de La Razón y ex accionista de Papel Prensa.

En agosto de 1976 muere en circunstancias no claras David Graiver. Ya había sido amenazada su esposa, quien decide de todos modos regresar a la Argentina y concurre a una cita en las oficinas de La Nación en la calle Florida. Allí, y bajo la amenaza a la vida de su hija de apenas dos años efectuada por Héctor Magnetto, Lidia Papaleo firma el traspaso de las acciones a un precio irrisorio.

Paglieri menciona que la viuda de Graiver recién participaría de una reunión del Directorio de Papel Prensa en este año 2010.


Rafael Ianover traspasa a Peralta Ramos de La Razón las acciones para asegurarse que a sus hijos no les ocurriera nada, tras haber sufrido una intimidación por parte de una patota -grupo de tareas- en su domicilio. Ianover declaró que "sabían que no eran mías, que eran de Graiver".

Esto ocurría en octubre de 1976; los actos administrativos se sucedieron hasta terminar con la firma de toda la documentación. Inmediatamente, entre marzo y abril de 1977, Lidia Papaleo y Rafael Ianover desaparecen. Cinco días después de la firma del último documento —la solicitud de autorización judicial—, varios de los integrantes de la familia Graiver fueron ilegalmente detenidos por la Policía de la Provincia de Buenos Aires comandada por Ramón Camps y sometidos a un proceso militar acusándoselos de supuestas vinculaciones con agrupaciones subversivas, mientras que sus bienes fueron interdictos por la Conarepa.

De esta manera, el traspaso se produce en el marco de la amenaza, la tortura y la cárcel.

El Juez Federal Daniel Rafecas, con motivo de la intervención que le diera el oportunamente el Juez en lo Comercial Jorge Malde —quien dispuso la actual intervención de Papel Prensa S.A.-, vinculado a los temas que se plantean en el Informe, advirtió que: “existen distintos elementos que determinan la conclusión de una clara inescindibilidad entre los hechos de privación ilegal de la libertad que tuvieran por víctimas a una serie de personas vinculadas con la firma Papel Prensa S.A. y la eventual comisión de ilícitos referidos con la transferencia presuntamente compulsiva de las acciones de esa empresa que se encontraban en propiedad, ya sea por sí o por terceros, de la familia Graiver”.

Recordemos que este juez ha manifestado: "la vinculación existente entre ambas clases de hechos que lo convierten en una unidad fáctica pese a su pluralidad: el delito de privación ilegal de la libertad aparece claramente motivado en las finalidades de apropiación de las acciones de la empresa, constituyéndose la amenaza sobre la futura concreción del mismo en una coerción dirigida a conseguir la suscripción de los convenios y luego, ya concretado el delito contra la libertad, como un mecanismo destinado a asegurar sin obstáculos la concreción
de aquel cometido”.

Al ser evidente de que se trata de un delito de lesa humanidad, el caso pasa a integrar la Causa Camps, que se tramita en le Juzgado Federal Nro. 3 de La Plata a cargo del Juez Corazza, que investiga los crímenes cometidos en los Centros Clandestinos de Detención Pozo de Banfield y el Puesto Vasco.

Esta apropiación de las acciones clase A evidencian la asociación entre el poder económico y el terrorismo de Estado que necesitaba el silencio de los medios.

Paglieri destaca que un juez de menores, en el momento en que la hija de Lidia Papaleo y David Graiver contaba con apenas dos años de edad, no autorizó el traspaso de las acciones por considerar el precio absolutamente vil y perjudicial para los intereses de la niña. Era marzo de 1977. Fue un gesto que hay que valorar desde el presente, y si bien Lidia Papaleo firmó el traspaso finalmente, cediendo a las amenazas, el precio irrisorio quedó documentado y es una prueba de la veracidad de su testimonio y el de Ianover. Ese juez interviene porque el matrimonio de los Graiver no estaba legalizado en la Argentina, de manera que la niña era la única heredera legal junto con los padres de David Graiver.


También hay que recordar - nobleza obliga- que el gobierno de Raúl Alfonsín derogó el decreto de 1982 que iba a retirar al Estado de la empresa para 1988.

La Presidenta de la Nación tras recibir el informe, elaboró el Decreto 1210/2010 por el cual se instruye a la Secretaría de DDHH a elevar a la Justicia las denuncias pertinentes por los delitos de lesa humanidad cometidos, y al Procurador del Tesoro, remite la investigación de las prácticas económicas, susceptibles de penalizarse por la Ley Antimonopolio, fraude al Estado Nacional, ordenándole, además, presentarse como querellante en la causa.

2do. eje: apropiación ilegítima, concentración

Hay que señalar que Papel Prensa fue en su origen un proyecto desarrollista -en los años 60- de sustitución de importaciones de celulosa y papel, que no se producían aquí. Se requería de muchos inversores y mucho capital, en un momento en que la Argentina contaba con un fuerte sector productivo y que, con este fin de autoabastecimiento del insumo clave, era algo valorable. La empresa siempre se pensó mixta, de capital privado -las acciones clase A- y las del Estado -acciones clase B- que nació con créditos blandos y un fondo formado a partir de un derecho de importación que pagaban todos los diarios del país.

Lo que se cuestiona es lo que sucede a partir de 1976 cuando, precisamente el 2 de noviembre, se firmaron los boletos de compra-venta entre los integrantes del Grupo y Fapel SA, sociedad integrada por Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto, Bernardo Sofovich, Patricio, Sergio, Marcos y Hugo Peralta Ramos; los diarios La Nación y La Razón, y Arte Gráfico Editorial Argentino, editora del diario Clarín.

La empresa Fapel SA tenía como Presidente a Manuel José Benito Campos Carlés y a Héctor Magnetto como su Vicepresidente.Fapel S.A., tuvo solo ocho días en sus manos las acciones pertenecientes a la clase “A” de Papel Prensa S.A. pues adquiere el 2 de noviembre de 1976 lo destinado a cederse a sus integrantes con otro nombre el día 10 de noviembre, como si éstos fueran nuevos dueños inocentes, presuntamente ignorantes de lo que había ocurrido, para evitar responsabilidades.

En el Informe “Papel Prensa S.A. La Verdad”, se detalla lo acontecido con Papel Prensa y la alianza de los tres diarios con las tres armas; que las presiones para arrebatar Papel Prensa al Grupo Graiver eran permanentes; y que Clarín y La Nación dedicaban las primeras planas casi todos los días a la familia Graiver, presentándolos como delincuentes.Resultan altamente significativas las publicaciones aparecidas en el diario Clarín con fechas 15, 22 y 28 de octubre y 2 de noviembre de 1976 y de La Nación de los días 11, 15 y 24 de octubre del mismo año, que conocemos quienes han visto 6,7,8 y otros programas que han investigado seriamente el tema.

El día 18 de agosto de 1977 se suscribió un Convenio de Sindicación de Acciones entre Arte Gráfico Editorial Argentino S.A., la S.A. La Nación y la S.A. La Razón, Editorial, Emisora Financiera, Industrial, Comercial y Agropecuaria, del cual surge que las tres empresas periodísticas admiten la adquisición de acciones clase “A”, “C” y “D” a través de Fapel S.A. por partes iguales entre los tres adquirentes, es decir 33,33% para cada una.

El Convenio de Sindicación de Acciones de Papel Prensa S.A. y su complementario, nunca fue notificado ni a los otros accionistas de la empresa, ni al Estado Nacional - que como socio tiene aproximadamente el 28% del capital total de la empresa-, ni en forma a las autoridades de control, quienes deben legalmente supervisar la actuación de las empresas, sobre todo si éstas son cotizantes de acciones en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Cabe destacar que recién con fecha 22 de abril de 2010 se concreta la supuesta rescisión del mismo, dando lugar a la instrucción del pertinente sumario por parte de la autoridad de control correspondiente. Las actas habían comienzado a hacerse en el año 1978, permaneciendo oscura la fusión que significa el Convenio de Sindicación que no fue debidamente informado.

3er. eje Prácticas oscurantistas y falta de transparencia

El grupo Clarín termina controlando el 49% del paquete accionario, (Clarín, Simeco) propietarios de las acciones clase A, es dueño de los diarios "La Voz del Interior"de Córdoba, y del diario "Los Andes" de Mendoza. Y controla el 49% de La Nación. Hay un 0,7% residual de Telam y otros pocos medios, y el Estado cuenta con el 27,46% de las acciones.

Entre La Nación y Clarín llegan a poseer 64 diarios en todo el país en la actualidad, dado que controlando el acceso al papel, es decir, el precio al que se lo vende o si se lo vende, o el contar con papel por debajo del costo de producción para las empresas editoriales propias, como hizo Clarín, se determina quién prospera y quién no en el mercado editorial.

Julio Ramos, propietario de Ambito Financiero, nunca pudo obtener papel de Papel Prensa - y siempre lo denunció-, fue obligado a importarlo. Página 12 nunca obtuvo papel, tampoco Crónica, como tampoco los medios de todo el país no pertenecientes al grupo Clarín. Importar el papel encarece hasta en un 50% los costos de producción.

Con maniobras oscuras se concentró la propiedad el mercado gráfico.Si pensamos que 3000 organizaciones utilizan papel diario, es lógico que se produzca una extorsión del contenido si se controla la provisión de papel;y la cantidad de beneficios obtenidos por la empresa que concentra, que puede comprar diarios como "La Voz de Interior"quebrada, sin problemas, así como muchísimos otros medios que pasaron a ser propiedad del grupo.

De haberse informado el Pacto de Sindicación como lo establece la ley, informándolo al Estado y a la Bolsa de Valores, habría sido legal. Recién sale a la luz en el 2009: por esto se trata de un desfalco a los demás accionistas excluídos y perjudicados por la maniobra.

Se manejó una denominación diferente de las acciones para los proveedores y las que usarían según el proyecto original: las acciones tienen el mismo valor, pero las de clase A componen el 75% del paquete accionario.

Nunca apareció el anexo en el Pacto de Sindicación con las multas a aplicar en caso de incumplimiento por parte de las empresas del acuerdo, y tampoco el verdadero valor de la empresa.

No se sabe hasta el momento porqué La Nación se abrió de la sindicación.Hay dudas.José Pirillo, quien compró a Peralta Ramos "La Razón", asistió a la reunión en la que se trataba el Pacto de Sindicación y se enfrentó a Héctor Magnetto: declaró que terminó fundido...Fue perseguido, y terminó cumpliendo pena en la cárcel por la comisión de delitos económicos.

Paglieri aseguró que había en Papel Prensa una oficina de inteligencia que tenía información sobre las tarjetas de crédito de jueces y fiscales.
Las decisiones de Papel Prensa, por lo tanto, se tomaban en otro lugar: afuera de la empresa; en el Comité de Dirección de la empresa, se alternaban el Director de Clarín y el Síndico de PP.

Traigamos a la memoria algunas gestas legislativas y de algunas gestiones presidenciales: durante el menemismo, la modificación del artículo 45 de la Ley de Radiodifusión permitió la conglomeración de medios - vedada desde la Dictadura- y desde una licitación a medida del Grupo, es como Canal 13 y Radio Mitre comenzando el imperio mediático que hoy es.


Con la pesificación asimétrica de Duhalde - de 1.700 millones de dólares pasó a deber la tercera parte- Clarín minimizó su deuda. Hacia fines de 2001, el grupo Clarín era uno de los más endeudados con el exterior, lo que podía provocar la pérdida del diario, de sus canales de cable y sus radios, a manos de sus acreedores extranjeros, mediante recursos legales: pero la Ley sancionada en el Congreso que prohibió a capitales no nacionales el acceso a la propiedad de los medios de comunicación, catalogados de allí en más como "bienes culturales", salvó al Grupo una vez más. Cuando más tarde necesitó inversión foránea, una nueva modificación legal abrió las puertas al grupo PRISA, por ejemplo.

Con leyes a medida y gobiernos pendientes de sus tapas, el monopolio desarrolló nuevas prácticas expansivas. En lo referente a la publicidad, por ejemplo, vende más barata la pauta pero exige exclusividad. Esto arrecia desde la intervención del Estado y la decisión de Cristina Fernandez de Kirchner.La pauta de publicidad estatal es de apenas el 3%... llama la atención la queja del monopolio por la supuesta presión que los gobiernos ejercen a través de la publicidad oficial. Los días domingos, en la actualidad, un ejemplar de clarín pesa 1kg. y es la publicidad de empresas privadas.

Concluyendo, existen causas judiciales por delitos comerciales - tachaduras en balances- en el fuero penal económico -dependencia de los directores- así como las empresas privadas de PP han abierto causas en contra del Estado.

La ninguna inversión -destaca Paglieri hasta la existencia de telas de araña en las oficinas de la planta de San Pedro cuando asistió por primera vez a la reunión del Directorio- en Papel Prensa hace imposible en el presente aumentar el cupo para que haya más papel para otros medios, dada la capacidad instalada y por eso, la Presidenta de la Nación elaboró un anteproyecto de Ley que declara de interés público la producción de pasta de celulosa y papel diario.

En el Congreso de la Nación, el proyecto de marco regulatorio fue girado y trabajado en 5 comisiones legislativas,foros, consultas y mucha participación de los sectores interesados. Obtuvo dictamen de mayoría el de la Diputada Merchán, que agrega la producción de madera (puesto que al controlar también esta etapa productiva, el grupo Clarín determina el precio de la madera también), con un marco regulatorio. El tratamiento quedó pendiente para el año entrante.

Deslealtad comercial, extorsión para imponer contenidos y derribar gobiernos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

10 de diciembre

El viernes 10 de diciembre me ilusionaba poder festejar mi 43vo. cumpleaños de manera inusual, en la Plaza, entre una multitud de compañeros y compañeras militantes y de gente que se acercaría a disfrutar un festival de música, una celebración de la democracia, en esa costumbre de congregarnos y mezclarnos y sentirnos protagonistas.

Y la tormenta de la muerte fogoneada desde las sombras trocó la ilusión en angustia. La cacería de personas, el odio desenfrenado y estúpido - que sirve para esquivar la responsabilidad propia en una realidad que no gusta, que es cómodo y funcional a quienes nos someten y nos explotan, o nos compran - armando una escena de terror, no podía sino interpelar hasta lo más hondo: ¿cómo puede sucedernos esto como sociedad? ¿cómo es posible que un monigote, inepto en todo sentido, pueda manejar el engranaje paralelo de dádivas, clientelismo y mafia en los barrios que abandona y desprecia, buscando asestar un golpe al gobierno nacional, demostrando que hace falta mano dura y "orden"? ¿Será que mucho progresismo de la boca para afuera falló, o no quiso dar vuelta como la taba el engranaje y así dejó latentes estructuras nocivas, allanó el camino a yuppies devenidos en políticos? ¿Cómo puede decir un Jefe de Gobierno impunemente, que Argentina debe filtrar el acceso a las personas migrantes, culpables del colapso de los servicios del Estado, esos que su gestión ha pauperizado como pocas?

Sé que hay varias respuestas y desde el fino análisis de los compañeros de los blogs, los de Aliverti, los de Sandra Russo y muchos otros, se traza el mapa de la infame supervivencia de prácticas perversas. El país menemista - aún más, debería decir golpista-, está latente y se alimenta de los sofismas con que los medios machacan una y otra vez las cabezas morosas para el pensamiento y los corazones duros.

Sabemos, todas y todos nos cruzamos a diario con los latiguillos contra los "negros villeros" - supuesto nido de la delincuencia-, contra los "paraguas"y "bolitas"- que supuestamente quitan el trabajo a la gente nativa, usan nuestros hospitales y subsidios -, como si aquí fuésemos rubios y de ojos celestes, como si ser rubio y de ojos celestes, y blanquito, significara de manera automática decencia, honradez, superioridad. Como si no tuvieramos el riesgo de estar alguna vez en su lugar, desposeídos/as de techo, respeto o cuidado y pudiéramos bastarnos desde una
patética autosuficiencia.

Vergüenza que europeos/as dan en su trato con extranjeros/as, nosotros/as incluídos/as. Da vergüenza ajena. Lo escuchamos de mil maneras, cada día; lo aguantamos a veces para no encarar una discusión interminable porque estamos apuradas/os por laburar, por llegar a tiempo a alguna parte en la que a lo mejor, derrochamos energía en conversaciones políticamente correctas entre "bienpensantes", necesarias, no digo que no, pero restringidas en su efecto.

Decía el inolvidable Albert Camus, que no era blanco del todo y había nacido en la colonia francesa de Argelia, que "el primer acto de libertad es decir no frente a lo inaceptable".

Vale recordárnoslo para cada oportunidad y cada momento en el que la xenofobia, la idiotez y la miseria de alma se nos aparezca brutal o camuflada.

Vale pensar cuánto nos queda por trabajar para reforzar los valores que defendemos. La manera de desactivar estos estallidos de fascismo manifiesto - porque hay otras múltiples formas más sutiles que nos atraviesan y son más difíciles de detectar- es diciendo, demostrando, haciendo todo lo posible y más todavía para eliminar esa vulnerabilidad que hace que los pobres maten a pobres, el/la gorila de clase media crea que se le quita algo que en un principio, no le pertenece sino que pertenece a un pueblo en su conjunto como es el disfrute y la garantía de su derecho social básico al trabajo digno, la vivienda, la educación, la salud así como al respeto y a la vida.
No puedo ser libre si a mi alrededor, esa libertad no fluye mis semejantes.

Los derechos humanos no pertenecen a individuos calificados en detrimento de otros, lo necesario para detentarlos no se acumula como la plata en una cuenta bancaria: los méritos para el goce de los derechos humanos fundamentales se tienen desde que se nace. Por eso son universales.

Por eso los Estados democráticos tienen el deber de trabajar para defenderlos y garantizar su ejercicio pleno. Y nuestro deber como ciudadanas y ciudadanos es la promoción de esos derechos. No cabe otra más que involucrarse en esto, sin peros y sin condiciones.

Y si hay miles que votan a un atropellador de derechos, a un esquilmador de lo público - eso que debe gestionarse para todas y todos- y lo bancan, y no les importa que espíe, desvíe dinero de la educación pública a la privada, que haga groseros negociados inmobiliarios, que no sea capaz de articular una declaración convincente sin que le soplen al oído; si su mérito es echar indigentes de las plazas y culpar a las lluvias de la provincia por inundar la ciudad de Buenos Aires en vez de trabajar con efectividad en obras de infraestructura...Si es bien recibido por Susana Giménez en su programa y se jacta de comprar picanas eléctricas para su lastimosa policía metropolitana
- acción que como tantas otras, mal encaradas, fueron impedidas por la Justicia-, y podríamos seguir enumerando papelones y canalladas hasta la semana que viene, entonces...entonces, ¿quiénes somos o qué hacemos para permitir un Macri, para no parar el clientelismo, para no mirar para otro lado la miseria y el dolor de tantas personas usadas como botines a repartir entre punteros?

El domingo pude festejar, en la plaza por las otras costumbres y otras prácticas que vamos conquistando.La celebración de la hermandad, de lo que aprendimos con tanto dolor y tanta herida abierta gracias al ejemplo de las locas aquellas de la Plaza que siguen caminando y sembrando sin odio y sin venganza. Entusiasma el cambio que reconoce a otras figuras como referentes: los aplausos cerrados de los miles a las imágenes de Evo Morales, por decir un ejemplo,dan muestra de una conciencia que se expande y crece: somos latinoamericanas/os, salidos de la mezcla de sangres,de historias terribles de opresión y rebeliones libertarias derrotadas quizás pero no muertas.

El domingo sentí que más allá de la manera en que los/as responsables del gobierno comprometidos/as con atacar las raíces de esta podredumbre, sea un Ministerio nuevo que tome a su cargo el control de la polícía, deuda pendientepor cierto, o que el Ministerio de Desarrollo Social haga lo que el Gobierno de la Ciudad debería hacer por ser sucompetencia territorial y no hizo ni hará nunca, más allá de los gestores, todos y todas tenemos un rol imprescindible, inmenso que cumplir.

No tengo las respuestas, - cómo?!- tengo un año más de errores y aciertos, de amores y de entregas, de pérdidas yde ganancias de afectos.

Me siento feliz, aún con estos vaivenes, de protagonizar una lucha. Desde donde estoy,entre tanta gente diversa, entre tantos/as canallas, aún con el nudo en la garganta por estas muertes tremendas,que reproducen las infinitas preguntas y búsquedas.¿Cómo hacer? Qué podemos inventar? A quiénes no estamos mirando? ¿Qué permitimos o dejamos pasar?

Y estas preguntas que son haceres, porque asaltan en medio del trabajo, la escritura, el intercambio, la sonrisa, el abrazo conmovido de mi compañero adorado, la mirada de mi hija y mi hijo, a quienes sólo puedo heredarles mi conducta y mis errores, y tal vez, ojalá, algún ejemplo.
Estas preguntas son la vida, la vida que no es mía sino un haz de vidas que me componen y descomponen en permanentedevenir, una vida que sólo un poco, - pero un poco inmenso que mueve montañas-, podemos encauzar para algún camino imaginado.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Soldati: ataque siniestro a una experiencia colectiva



Es tan fácil destruir, como de una patada un castillo de arena, lo que cuesta tanto esfuerzo!

Es tan fácil provocar una pelea infame entre los/as desposeídos/as y desesperados/as, enfrentando víctimas entre sí!

Es tan fácil para el uniformado mirar a quienes ocupan como blancos y no como semejantes!

Es tan ardua la organización para, por ejemplo, construir las casas que se habitarán, desafiando la lógica de la dádiva, reforzando lazos de solidaridad, rescatando lo colectivo!

Hay muchos intereses económicos contra la unión y organización de los/as villeros/as. Hay muchas personas que explotan compatriotas e inmigrantes, a las que solamente reservan balas, hambre o desalojos, sin importarles en absoluto sus derechos más elementales a comer, a un techo, a trabajar, al respeto. Algunas de esas personas alcanzan una Jefatura de Gobierno votadas por otras personas que se regocijan con la expulsión de los desagradables indigentes a punta de pistolas Tauser al mejor estilo Cacciatore.

Hay muchos intereses inmobiliarios que se ciernen sobre los espacios públicos como buitres, pero lo ocurrido en Soldati también entraña un deliberado ataque a lo más importante: las experiencias de organización disruptivas y horizontales cuyos protagonistas no piden migajas ni planes; experiencias que enseñan que no siempre ni inexorablemente, se será botín del clientelismo partidario.

Por algo ocurre el desalojo violento de Soldati.


El gerente, el juzgado, el ministerio no se ensucia las manos, otros lo hacen por ellos, como lo dicta una costumbre maldita de balas, gases e indiferencia social.

El medio sensacionalista repica la imagen negativa de la villa y del asentamiento, de las personas culpables de no tener nada, y más culpables aún de intentar luchar por algo propio.

Basta de tolerar esta violencia y no olvidemos de preguntarnos: ¿a quiénes les sirve todo esto?

jueves, 2 de diciembre de 2010

Una larga cadena

Los sucesos de Formosa obligan a reflexionar, a evitar complacencias y a admitir dolorosamente que este crimen contra la comunidad La Primavera es otro eslabón de la larga y vieja cadena de atropellos,asesinatos y despojos invisibilizados y tolerados. Es nuestra historia. Algo que hace más de 500 años viene sucediendo. Si se la empieza a ver, a dimensionarla, cuesta acercarse. Cuesta obtener información, es difícil dar con el aporte de historiadores/as que narren cómo eran los pueblos vencidos. Cuesta saber cómo dieron la lucha o cómo los sacrificaron a la codicia de una Europa que trajo la cruz y la espada. De los conquistadores, sabemos mucho más que de quienes los precedieron y vivieron en esta tierra americana con diferentes y ricas culturas. Que tuvieron conflictos, que desarrollaron arte, ingeniería, astronomia, que convivian con la naturaleza de manera armónica.

La cultura vencedora arrasó con todo e impuso su versión y el olvido. Y hasta hoy. el desprecio hacia aquellos/as sobrevivientes a quienes redujeron a condiciones inhumanas de vida.
Las naciones que lucharon por su independencia en Latinoamérica contaron entre sus fuerzas a indígenas. Estaban luchando, como miles de negros y negras que combatieron por una libertad de los pueblos americanos que era la promesa de su libertad como seres libres e iguales.La promesa moderna, ilustrada de la igualdad y la libertad, sabemos o sospechamos, no se cumple nunca, en el momento en el que se declama, está excluyendo del universo que abarca toda particularidad y en ese acto, las particularidades se ordenan jerárquicamente: el libre y racional, es el varón blanco propietario. Ni las mujeres, ni los indígenas, ni los negros, ni los/as pobres.

Nuestras jovenes naciones americanas se fueron configurando con esta tensión que continúa.Divididas gracias a los oficios de las élites que consiguieron sus objetivos de acceder al poder político y así acrecentar su poder económico, - cuyos líderes eran esos más iguales que otros, por supuesto- se hirió de muerte a la Patria Grande Latinoamericana. Así pudieron ser mejor manejadas por otro colonialismo férreo en nombre del libre comercio...

Las aspiraciones de los sectores que ponían siempre la sangre y el esfuerzo fueron históricamente relegadas. Quienes los consideraron hermanos y hermanas, dueños/as legítimos/as del territorio -los hubo, por cierto!- fueron traicionados, obligados al destierro, murieron en la tristeza y la pobreza. Y una historia tramposa los convirtió en personajes tolerables apartando de sus biografías su entrega y compromiso con la justicia y la emancipación social. Obra monumental de Mitre, que resultó efectiva tanto como su otra creación, el diario "La Nación".

Belgrano, Artigas, San Martín, Monteagudo, Güemes, trabajaban por la libertad de su América entendida como libertad de los habitantes, dignos y verdaderos ciudadanos/as : indígenas, negros, criollos, mujeres...Juana Azurduy fue distinguida con grado militar. Los traidores la olvidarían y moriría en la pobreza, como el creador de la bandera.

San Martín desobedeció la orden de reprimir a los caudillos federales. No obtuvo el apoyo para continuar con el proyecto emancipador, no pudo estar junto a su esposa en el momento de su muerte porque se le prohibió la entrada a Buenos Aires de regreso de Cuyo. Tuvo que exiliarse hasta el fin de sus días.

A la historia hay que reconstruírla de a jirones, con fragmentos, con un esfuerzo militante.
De esto se trata pues: comprender las formas de la opresión de las mujeres sin nombre que realizaban espionaje, empunaban armas y atendían heridos, devueltas a su rol de amas de casa y siervas del varón tras la batalla, sin recompensa ni reconocimiento, ni justicia. Comprender los intereses detrás de esas divisiones entre unitarios y federales. Cómo fue que el federalismo se consagró en la Constitución pero todavía hoy no termina de plasmarse en un ejercicio concreto.Cómo se segregó de la libertad, la propiedad de su tierra, de sus derechos humanos más elementales a las comunidades originarias, por obstaculizar un modelo concebido para enriquecer a unas pocas familias dueñas del poder.Cómo se eliminó también al gauchaje, desplazándolo forzosamente al genocidio del pueblo paraguayo y de los pueblos de la Patagonia, en nombre de la ampliación de las fronteras y justificando su sacrificio por la "vagancia"que se les atribuyó, convenientemente. Los que mandaron a matar pensaron en la inmigración europea como el recambio necesario de mano de obra. Los textos de Alberdi y de Sarmiento son ilustrativos al respecto.

Hoy podemos trazar esa línea de continuidad, son otros actores pero no tan distintos, a la vez. Ahora hay barones sojeros grandes y pequeños buitres que se enriquecen a costa del agotamiento de la tierra y de -nuevamente- la miseria de las comunidades que resisten los desalojos y una miseria que nos duele y también nos avergüenza.

Feudos provinciales, que continúan en pie en pleno siglo XXI, avalan el accionar violento de los que avanzan después de matar.No hay marchas a lo Blumberg por "indios" o "indias" caídos, como tampoco por los pibes villeros que caen bajo el gatillo fácil o bajo otras sofisticadas formas de exterminio, como el paco.Algunos/as de nosotros/as, tenemos nombre. En otros casos hay que hacer un esfuerzo de memoria, no replican los medios sus datos, como si algo les faltara todavía para acreditar humanidad suficiente para el recuerdo.


En el libro "Los Quilmes contamos nuestra historia", editado por la Comunidad Quilme, Pueblo Diaguita, sus descendientes se refieren a la otra versión que han ido reconstruyendo contrariando aquella otra, la oficial, que estableció su desaparición de los valles calchaquíes tras el destierro al que fueron condenados tras ser vencidos por los españoles, después de una heroica resistencia.

Las "Guerras Calchaquíes", en las que intervinieron los Quilmes, Calianos, Hualfines, Tolombones, Cafayates, Amaichas y Tafíes, entre otros, duraron más de ciento treinta años; el último titaquín vencido fue Juan Chalimín, que lideró el levantamiento final en la zona que abarcaba desde La Poma en Salta, hasta el valle de Catamarca y la Rioja. Luego una traición y otra masiva invasión desde tres direcciones al valle se logró con el sometimiento de estos bravos pueblos. Desde las ruinas de su ciudadela reconstruída tras un período de usurpación y literal entierro, - y que impactan a quien hoy las visita - los Quilmes fueron obligados al destierro. Conducidos a pie en 1665, primero a Tucumán, luego, a Córdoba y finalmente, a Buenos Aires, donde los ubicaron en una estancia que recibió el nombre de "Reducción de la exaltación de la Santa Cruz de los Quilmes"". Después llegarían familias Acalianas.Allí los varones estaban obligados a mitas periódicas al servicio de la ciudad de Buenos Aires y sus vecinos. Además del trabajo forzado para otros, se le impedía a la cuarta parte de la población producir su propio sustento.

Para 1812, Quilmes fue declarado pueblo libre, lo que dió origen a la ciudad. Los mayores habían tratado de conservar su organización a pesar de las adversidades y el Protector de Naturales presentó al entonces Primer Triunvirato el pedido de aprobación de los cargos de Alcalde y Alguacil Mayor para quienes habían sido electos en la Reducción. Se pidieron informes al cura Rivas,encargado en la reducción, quien alegó que "sólo quedaban ünos escasos indios ociosos y miserables", por lo cual solicita se declare su extinción para así poder repartir las tierras a aquellos "que quisieran trabajarlas". El Triunvirato solicita otro informe al Protector de Naturales que desmiente a Rivas, pese a lo cual los "patriotas"en 1814 declaran libre a toda clase de personas del pueblo de Quilmes, anulando la jurisdicción indígena y decretando de propiedad del estado a sus tierras, sólo respetándoles los terrenos que ocupaban.
Se repetía la usurpación territorial, esta vez de manos del gobierno patrio independentista.

La otra historia, reconstruída por los Quilmes de los valles calchaquíes, da cuenta de la supervivencia de sus antepasados que lograron huir a los cerros; de una Cédula Real que reconoció la titularidad de las tierras de los Quilmes y Amaichas en 1716, y de su rol como mano de obra esclava en las encomiendas de los espanoles, forma de explotación que sobreviría hasta la Asamblea de 1813 e ilegalmente, por mucho tiempo después ya en el territorio independizado de España. No habían desaparecido.

Crónicas de la época colonial señalan que los Quilmes tenían 11 poblados bajo su control. Y también, que hacia 1800, terratenientes de Salta avanzaron sobre sus tierras y las de los Amaichas. Recurriendo a la justicia, los amaichenos lograron retener sólo una parte. Cuando se abrió el Registro de la Propiedad de la provincia de Tucumán en 1892, los Amaichas inscribieron la Cédula Real como título pero, con nuevos límites instaurados, las tierras quilmeñasde la banda oeste del Río Santa María fueron inscriptas a nombre de los usurpadores.

Consumada la trampa, nuevamente los habitantes tuvieron que trabajar para los terratenientes las que eran sus tierras, mal pagados o gratis, para poder permanecer en el lugar. Esto es lo que se llamaba "obligación"; además, tenían que entregar al patrón sumas anuales de dinero, parte de las cosechas o del ganado si querían cultivar o criar animales, a merced de los turnos de agua regulados exclusivamente por el usurpador. El destierro era el castigo para quienes se rehusaban a estas condiciones así como el de los rebeldes a votar por el partido del patrón. La policía y el juez de paz aparecían para despojarlos de sus pocas pertenencias y para castigarlos con azotes. Los terratenientes eran los contratistas de los ingenios y al mismo tiempo, ocupaban los cargos de administración de justicia. Las mujeres eran abusadas, y los/as niños/as también debían trabajar.

En 1973 se realiza el Primer Parlamento Indígena de los Valles Calchaquíes. Se sumaron también otros pueblos como Tobas, coyas y Mapuches. Se planteó un proyecto de expropiación de tierras que debían ser devueltas pero el Golpe del 76 truncó la lucha.

Avances y retrocesos constantes, aprendizajes y nuevos abusos, divisiones inútiles,reabren las heridas y repiten la tragedia de la conquista española. También recogen la enseñanza de la práctica, de la lucha que se recrea, y en el texto,los Quilmes declaran: "Nuestra identidad no está perdida: la vivimos cada día. Sólo tenemos que cuidarla y mantenerla,y valorar los conocimientos que, desde hace milenios, se transmiten de generación en generación y llegan hasta nosotros".

Entre el año 2003 y 2007 ejecutaron un Proyecto de Desarrollo de Comunidades Indígenas por medio del INAI, dependiente el Ministerio de Desarrollo Social de la NAción; realizaron un diagnóstico de la situación de las comunidades de base y surgieron proyectos vinculados a las necesidades generales de la comunidad, como el aspecto territorial y el productivo, logrando la provisión de agua de riego por la perforación de pozos y el mantenimiento y sistematización de vertientes, la asistencia jurídica a los comuneros, apoyo a la educación, instalación de radios comunitarias, asesoría técnica del INTA, UNT, entre otros organismos del Estado. Y dicen : "Somos conscientes de que 340 años de negación y estancamiento no pueden revertirse fácilmente, pero con el trabajo conjunto caminamos hacia otro futuro. Un futuro mejor".